Rafael Michelini

"Sería poco oportuna en este momento una reforma constitucional"

Para el senador del Nuevo Espacio en la gestión de los entes hay “claros” y “oscuros”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Si hay algún responsable por Ancap, debe asumirlo". Foto: A. Colmegna

En el caso de Ancap reconoce que se puede discutir si las inversiones se hicieron a la velocidad que deberían, pero afirma que hay que esperar a la conclusión de la comisión investigadora para saber si hubo “errores gruesos”.A futuro y para fortalecer a Ancap, es partidario de una capitalización. Para Michelini ese proceso debería también ir acompañado de una renovación de autoridades, total o parcial, del directorio encabezado por José Coya y de algunas gerencias. “La capitalización mejoraría el equilibrio patrimonial de Ancap y la empresa quedaría sana”, opinó.

El astorismo se opuso a una declaración de respaldo a la administración de Ancap ¿Qué piensa de la gestión que hizo el vicepresidente Raúl Sendic en ese organismo?

—Nosotros nos opusimos a la declaración porque no fuimos consultados y después eso quedó aclarado. La gestión de los entes autónomos tiene claros y oscuros, como toda gestión, pero notoriamente el nivel de inversión ha sido muy importante. Después se puede discutir si esas inversiones podían haber ido más rápido o más lento y cuánto contribuyeron al déficit fiscal que hoy tiene Uruguay.

¿Está de acuerdo con que se gastaran US$ 270 mil en una fiesta de inauguración de la planta desulfurizadora?

—Si medimos la gestión de un ente autónomo siempre vamos a encontrar hechos o que no estemos de acuerdo nosotros, o que no nos parezcan convenientes. Otra cosa es si hubo errores gruesos. Hay una investigadora, así que dejemos que la investigadora se exprese. Teníamos muy marcado a fuego que esto se tenía que investigar, ahora esperemos a que se termine, falta muy poquito y será lo mejor.

¿Hubo gastos desmedidos?

—No soy técnico en hacer auditorías. Lo que digo es que si había dudas se tenía que habilitar la investigadora, ahora hay que esperar. Hay que ver hacia el futuro, creo que la empresa tiene un gran potencial. Necesita una capitalización, pero si esa capitalización se da para que tenga un trampolín que le permita ir más alto deberían además renovarse las autoridades. Estoy hablando del directorio, total o parcialmente, y quizás de algunos de sus gerentes para generar un potencial todavía más fuerte en el impulso de la empresa.

¿Por qué sería necesaria la capitalización?

—Mejoraría el equilibrio patrimonial de Ancap y la empresa estaría sana.

¿Cómo puede golpear al Frente está investigación?

—El Frente tenía que dar una señal que iba a haber transparencia y eso fue un hecho muy importante. Esto es parte del capital y patrimonio del Frente. A pesar de los ataques permanentes de la oposición decidimos investigar. Yo lo veo muy sólido al Frente y al gobierno también. Después, si hay algún responsable que asuma la responsabilidad.

—¿Esto puede afectar una posible candidatura de Sendic a la presidencia en 2019?

—Hablar cuatro años antes de las posibles candidaturas para mí es una demencia, no sabemos si vamos a estar vivos o si el cambio climático nos achicharra a todos.

Hay gente en el Frente que está pensando en el tema de las candidaturas. El propio senador José Mujica dijo que no se presentará en 2019.

—Hay gente en el Frente que se apura.

—¿Qué piensa del retiro que anunció Mujica?

—Mujica es un bicho político, nunca va a dejar de hacer política y el día que deje la política lo vamos a extrañar.

—¿Por qué hay tantos desencuentros entre el Frente Amplio y el gobierno del presidente Tabaré Vázquez?

—No veo desencuentros.

—El Fondes, la esencialidad en la educación, la suspensión del Antel Arena, el Presupuesto. Hubo cortocircuitos desde el armado del gabinete

—No conozco ningún gabinete que se haya armado, en cualquier parte del mundo y de cualquier signo, que no tenga problema. Ahora está pasando en Argentina, porque quedó alguna gente afuera. Por lo tanto eso no deberíamos ponerlo arriba de la mesa. Hay un momento internacional económico que a la gente no le cae la ficha, si bien el Uruguay sigue creciendo, y el Presupuesto es una gran palanca para ese crecimiento, notoriamente a algunos sectores no los conformó. Y es legítimo que así lo expresen. Pero el presupuesto es un presupuesto de izquierda, porque le puso una enorme cantidad de plata a la educación, a la salud y al Mides. Hay sectores que querían más y está bien, pero más en esta etapa no se puede porque si no dejaríamos de tener un presupuesto consistente. Pero no creo que haya tantos problemas entre el gobierno y la fuerza política, sí creo que desde que Mónica Xavier no es presidenta del Frente, al Frente le ha costado encontrar mecanismos de agilidad política. Todo indica que ahora se ha mejorado un poco.

¿No se puede ir más hacia la izquierda en esta etapa?

—La respuesta no es más izquierda o menos izquierda. Me considero mucho más de izquierda en el proceso de acumulación, que otros que quieren todo ya, pero no salvaguardan la sostenibilidad de las reformas que se están haciendo. Entonces, ¿qué es izquierda y qué no? Es un buen debate, porque había compañeros que nos ponían de ejemplo a países que estaban haciendo un proceso supuestamente mucho más acelerado que el uruguayo y hoy están con tremendos problemas. A la vista está en América Latina.

Hay sectores como el MPP, el PCU y la lista 711 que están proponiendo una serie de medidas tributarias para ir más hacia la izquierda en el 2017. ¿Qué piensa de esos planteos?

—La reforma tributaria puede tener retoques, pero más a la izquierda no se puede ir, porque la reforma está construida en base a que aporten los ricos. Se podrá poner en el futuro una mayor presión fiscal. Pero el diseño es igual y como decía mi madre, el mayor enemigo de la izquierda es la impaciencia. Cuando algunos no sé por qué razón quieren demostrar que son más izquierda, lo que conspiran es contra el proceso de acumulación que el Frente Amplio ha tenido a lo largo de toda su historia y que ha sido exitosísimo.

¿Conspiran contra el Frente Amplio?

—No, contra el proceso de acumulación. Son tan frenteamplistas como todos, pero quieren que el Frente vaya más rápido y cuando uno en la bicicleta va más rápido se puede caer.

¿No tendrían estos sectores que respaldar más al gobierno en lugar de preparar este tipo de debates pidiendo cambios?

—Si me guío por el Presupuesto todos respaldamos al gobierno. Ojo, interpelar a la izquierda en lo que hace todos los años por la igualdad es un debate político bueno y nosotros aceptamos ese reto.

¿Por qué Vázquez tuvo tantas dificultades para alinear a la bancada en el Presupuesto?

—En el Senado no hubo problemas. Los diputados son más, es más complejo y notoriamente algunos sobre ciertos artículos no estaban de acuerdo, y cuando se mejoraron aceptaron la nueva redacción.

¿La bancada no era más obediente con Mujica?

—Rechazo que haya obediencia, hay convencimiento. Los proyectos se discutían igual que ahora, quizás no tomaba tanta notoriedad en la opinión pública porque el propio Mujica acaparaba todos los medios, creo que no dejaba centímetro de diario ni segundo de televisión, porque él es un fenómeno comunicacional por sí mismo y eso no lo puede negar nadie. Es un patrimonio de izquierda muy importante.

¿Los viajes de Mujica al exterior y su exposición mediática no le quitan cierto protagonismo a Vázquez?

—Creo que todo suma. Que la izquierda tenga tres figuras como Vázquez, Mujica y Danilo Astori es muy importante. En todo caso será un tema de los analistas pensar eso, yo creo que todo suma.

¿Está de acuerdo con la reforma constitucional?

—Estoy de acuerdo con el proceso que hizo el Frente de ver qué cosas hay que cambiar. Ahora vamos a discutir cuáles son los procedimientos, pero notoriamente la coyuntura da la sensación que es muy poco oportuna para reformar ya. Pienso que la Constitución tiene que ser reformada. En el qué hemos avanzado, en el cuándo me parece que en los próximos años es muy difícil. Los problemas que tiene por resolver el país no dan como para dar una discusión tranquila sobre esto.

¿Por qué hay tanto interés del Frente en reformar el Poder Judicial?

—¿Del Frente?

Algunos sectores lo han planteado.

—Habría que preguntarles a ellos. Yo creo mucho en la separación de poderes, en los equilibrios que dan un sentido republicano y son los garantes de la libertad. El poder tiene que estar repartido y las reformas tienen que ser pensadas desde esa perspectiva.

¿Es un disparate crear un tribunal constitucional?

—Muchos países lo tienen. La pregunta que debemos hacernos es qué agrega. La Justicia puede tener una sala, o dos salas separadas, pero siempre será la Justicia la que determina si es o no inconstitucional una ley. Lo que no puede pasar es que quien declare la inconstitucionalidad esté supeditado al Poder Ejecutivo.

—¿Eso está planteado?

—No, nadie lo plantea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)