LUIS HIERRO

"Sería ideal poder tener un candidato batllista común"

La interna del Partido Colorado está en plena ebullición y a tres años de las elecciones los distintos bloques comienzan a alinearse de acuerdo con sus convicciones ideológicas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Aún no se puede saber que pasará con Novick, si se afianzará o no". Foto: archivo El País

Eso es lo que sucede con el ala batllista del partido cuyos dirigentes principales han comenzado a explorar la formación de un ámbito común que pueda llegar a tener un candidato que conforme a todos. El exvicepresidente Luis Hierro define a los adherentes al sector como de perfil “progresista, liberal” que piensa en el porvenir del país.

Un grupo de ciudadanos colorados publicó un remitido en el que anuncia que recorrerá el país para buscar la construcción de una alternativa "para ganar la elección o para contribuir a formar un gobierno de renovación" que busque reimpulsar la reforma educativa para favorecer a los sectores más pobres, reorientar los programas sociales, rescatar la autoridad del Estado en materia de seguridad pública y "reubicar" a los corporativismos. En la declaración se enfatiza "que el Estado es una herramienta esencial de desarrollo" por lo que resulta fundamental transformarlo, bajar su costo y lograr que sirva a la población. "Los batllistas queremos un Estado más eficiente, no un Estado ausente", señala el documento. "El Uruguay está dominado por la fragmentación y el enfrentamiento. La violencia se manifiesta más allá de la delincuencia", advierte.

Esta es una síntesis de la entrevista con el exvicepresidente Luis Hierro, uno de los firmantes del manifiesto de intenciones:

—¿Esta proclama es el primer paso para formar un ámbito batllista ampliado, puede terminar en un nuevo sector en el Partido Colorado?

—No es un sector en la medida en que no hay una orgánica, una estructura. Pero la idea es la de juntarnos todos inclusive en las instancias electorales. El ideal sería que pudiéramos contar con un candidato presidencial único representando al ala batllista del partido. Pero eso se va a ir viendo en el tiempo. No es algo que pudiéramos confirmar ahora, pero esa es la idea.

Del mismo modo como empezó el Foro Batllista con Julio María Sanguinetti.

—Bueno, por ahí vamos. Hay una gran sintonía entre todos nosotros, un espíritu fraterno. Avanzaremos hasta donde sea posible. Julio (Sanguinetti) y Jorge (Batlle) formaron hace unos años el Ateneo Libre, un ámbito más académico, de ideas. Bueno, esto es más político, es un ámbito político. No nos vamos a quedar en la declaración, sino que vamos a hacer más.

Según los nombres que figuran respaldando la proclama está la gente de Sanguinetti, los Franzini Batlle, gente formada en la lista 85 con Enrique Tarigo, los Batlle, Mercedes Menafra, el Espacio Abierto, Manuel Flores Silva, etc.

—Claro, hay una serie de agrupaciones y de movimientos. Cada uno va a mantener su independencia, seguirán existiendo como tales. Pero vamos a procurar formar una corriente batllista común.

¿Es una corriente para darle una mayoría más de centro izquierda al partido, como siempre fue la mayoría, y no dejarlo como está ahora en manos de Pedro Bordaberry?

—No opino sobre Bordaberry, pero digo que sí, que nosotros tenemos más un perfil progresista, liberal, más de avanzar en los temas del porvenir. Tratamos que el país renueve y refresque su discurso, que es bastante viejo el discurso. Si se analiza el discurso político y también el sindical se ve que es un discurso viejo, antiguo. Hay que refrescarlo y eso es lo que procuramos.

En este marco de revulsión en el partido, el surgimiento de Edgardo Novick fundando un nuevo partido, ¿puede cruzarse en el camino de la recuperación del Partido Colorado? ¿Pueden ir ambos a buscar los mismos votantes?

—No sabemos todavía. Hay que ver con el correr del tiempo si Novick se afianza y a qué caudal electoral llega. Si le saca al Partido Colorado o le saca al Partido Nacional. Es una cosa nueva y distinta por lo cual no lo tenemos claro. No vamos a descalificar a Novick, pero me parece que es muy temprano para apreciar su fuerza. Los partidos políticos uruguayos son muy viejos. Y cuando nació el Frente Amplio en 1971 le costó décadas de consolidación y construcción desde la izquierda. Por eso digo que aún no hay una forma de evaluar como impactará la presencia de Novick en el escenario político que se avecina.

Político y escritor.

Con origen en la vieja lista 85 Libertad y Cambio del exvicepresidente Enrique Tarigo, junto con otros jóvenes políticos formados en ese ámbito, como Ope Pasquet entre otros, el exvicepresidente Luis Hierro López integra el espacio que se está conformando entre todos los batllistas del Partido Colorado. Ocupó la Cámara de Representantes en varios períodos y luego pasó al Senado, desde donde fue electo en 1998 para integrar la fórmula presidencial por el Foro Batllista para las elecciones de 1999 acompañando a Jorge Batlle, quien lo había derrotado en la interna de abril de ese mismo año. Fue vicepresidente de 2000 a 2005. Hoy integra la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), que tiene, entre otros cometidos, el monitoreo de la planta de celulosa de UPM en Fray Bentos. Hierro López ha escrito tres libros: "Batlle, Democracia y Reforma del Estado", en 1976; "Umbrales y candados, un ensayo sobre el Uruguay", en 1993; y "El Pueblo dijo NO, una crónica sobre el plebiscito de 1980", en 2005.

Perfil.

Nombre: Luis Hierro López. Nació: Montevideo, 1947. Edad: 69 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados