RECLAMAN PEAJE IGUALITARIO

La "segunda patente" que se paga en el peaje de Pando

Residentes de la zona de influencia exigen la exoneración de la tasa

Cuando comenzó la manifestación, inspectores colocaron conos para prevenir que sucediera algún accidente. Foto: F. Ponzetto
Cuando comenzó la manifestación, inspectores colocaron conos para prevenir que sucediera algún accidente. Foto: F. Ponzetto

Con un megáfono en la mano, un hombre gritaba: "¡Atentos, vecinos! ¡Estamos luchando por un peaje libre!". El mensaje estaba destinado a las decenas de conductores que circulaban por el peaje de Pando. Quienes protestaban eran los habitantes de los alrededores que exigen la exoneración del pago de la tasa. Si bien reciben una bonificación del 80%, el costo anual representa un nuevo impuesto.

Los afectados son aquellos que viven en un radio menor a los 10 kilómetros de los puestos de cobro, ubicados en el arroyo de esa localidad de Canelones.

En general, afecta a los habitantes de los balnearios del lado este debido a que deben viajar a Montevideo, en donde están los hospitales y la mayor cantidad de servicios. Esta realidad involucra a gente de Neptunia, Pinamar, Salinas, Marindia y Fortín de Santa Rosa.

Willington González, padre de dos hijos, es uno de los que padece esta situación. Este habitante de Neptunia, desde hace siete años realiza junto a su pareja unos seis viajes diarios de lunes a viernes por este peaje. Y los fines de semana, al menos cuatro.

González traslada a sus hijos a un colegio y a actividades extracurriculares del lado oeste. Además, trabaja en Montevideo. "Acá no hay cine y no hay teatro. Entonces, nos tenemos que movilizar siempre y volver a pagar", comentó.

Los residentes permanentes de la zona se hicieron sentir con campanas y carteles. Foto: Fernando Ponzetto
Los residentes permanentes de la zona se hicieron sentir con campanas y carteles. Foto: Fernando Ponzetto

Si realizan el trámite, los residentes permanentes cuentan con una bonificación del 80% del costo total. Es decir, pagan $ 20 cada vez que traspasan las barreras. Esto implica para González un gasto aproximado de $ 3.000 por mes y $ 36.000 al año. La mayoría de los afectados dice que está pagando una "patente más". Por ejemplo, Willington paga $ 19.000 y $23.000 anuales por sus dos vehículos.

Eduardo, el hombre que lideró ayer la manifestación, también ha hecho esta cuenta: "Yo pago 9.500 de patente por año y casi 14.000 de peaje. Es otro impuesto más, nadie se da cuenta", comentó.

Además del requisito de vivir de manera permanente, los vecinos deben realizar un trámite notarial cada dos años para renovar la bonificación del 80%. Además tienen que presentar recibos de agua, luz y de sueldo, algo cuestionado por González. "No entiendo para qué", comentó.

Más casos.

El peaje parece ser asimismo "un impuesto al olvido". Eduardo contó que, a lo largo de estos años, muchísimos vecinos se han olvidado de algún objeto o hasta de alguna persona. Se percataban cuando habían pasado la barrera y, por supuesto, al volver debían pagarlo de nuevo.

Como si fuera un muro que divide en dos partes Canelones, hay decenas de personas que se enojan, que no conciben que por ir a visitar a un familiar del otro lado deben pagar una y otra vez. Es el caso de Ruben Salinas, que tiene a su padre y su hermana viviendo en Solymar. Esta falta de exoneración también afecta a los adultos mayores, que acuden con mayor asiduidad a los hospitales de Monevideo.

Otro impacto que tiene el peaje se ve a nivel cultural: hay una comisión que organiza actividades de un lado y otro del peaje y la gestión representa un costo adicional.

Pedido al gobierno.

El decreto 229 de 2013 firmado por el ex presidente José Mujica proporciona exoneraciones del pago en seis de los 16 peajes que Uruguay tiene en todo el territorio. Los beneficiados son quienes residen de modo permanente en zonas aledañas. En donde existe esta consideración es en Queguay, Mendoza, Soca, Garzón y dos de Santa Lucía. Para lograr esta misma exoneración, en agosto del año pasado los vecinos del peaje de Pando iniciaron una petición en la plataforma change.org pidiendo al presidente Tabaré Vázquez que revea la situación para los habitantes del entorno. Más de 8.400 personas la han firmado hasta el cierre de esta edición.

En octubre, cuando llevaban unas 5.000 firmas, las presentaron con una carta explicativa al ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi. A partir de allí, se abrió un expediente en esta cartera.

"Preguntamos cuál era el criterio de por qué algunos uruguayos tienen exoneración y nosotros no. No nos supieron explicar. Nosotros reclamamos igualdad de derechos", comentó Carlos Amorín, el líder del colectivo.

El pasado 19 de diciembre mantuvieron una reunión con el jerarca en su despacho, durante una hora y media. El pasado 22 de enero, la secretaria de Rossi le envió un correo a Amorín en el que asegura estar tomando cartas en el asunto sobre la problemática.

"Se está trabajando en los asuntos planteados, lo cual lleva tiempo de estudio tanto teórico como presencial, y se está haciendo en todo el país", dijo.

LAS VOCES DE LOS VECINOS

"Mismos derechos"

WILLINGTON GONZÁLEZ  - VECINO DE NEPTUNIA

Nosotros estamos reclamando un derecho que creemos que debe ser igual para todos los habitantes del territorio nacional. No solo para algunos. Los colegios están todos en la zona de lo que es Ciudad de la Costa, desde el Pinar hacia delante. Y las actividades extracurriculares están allá: los clubes de acá no te ofrecen las mismas cosas. A no ser que te vayas hacia Atlántida. Mi pareja trabaja en Montevideo y yo también y pagamos este peaje desde hace siete años. Es el caso de casi todos los vecinos que también deben pasar obligatoriamente hacia allá para ir a hospitales”.

"Impacto cultural"

SERGIO ARMAND UGÓN - VECINO DEL AUTÓDROMO DEL PINAR

“Yo soy actor. El peaje tranca todo lo que quieras hacer a nivel cultural. Creamos el lema: “La cultura nos une, que el peaje no nos divida”. Hay una comisión que organiza actividades culturales para toda la zona. Ahora estamos proyectando una actividad en El Pinar y nos hemos acercado a organizaciones de un lado y del otro del peaje y lleva un costo. Nos tranca a la hora de gestionar y de moverse. Además, también representa un nuevo gasto para movilizarse para ver a la familia. Eso te tranca también. Parece poco, pero a la larga es mucho”.

"Tributos dobles"

EDUARDO VECINO DE REMANSO DE NEPTUNIA

“Si yo voy para el otro lado y me olvidé de algo, tengo que pagar igual. Me ha pasado un montón de cosas. ¿No te olvidás de cosas alguna vez? Yo le digo a muchas personas que no viven en esta situación: imagínense que un día les ponen una barrera y tienen que pagar para un lado y para el otro. Es increíble, pero divide. Es una doble tributación. Y nosotros financiamos la ruta para los que vienen a veranear. Cada dos años, para validar, tenemos que hacer el trámite notarial de residencia y esto representa un nuevo costo. Además, cada año nos ponen nuevos obstáculos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º