SER GAMER EN URUGUAY

Secretos del uruguayo que se hizo "profesor" de videojuegos

Es entrenador de World of Warcraft y llegó a ganar hasta US$ 2.000 al mes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gamer. Ulyses García en su "búnker", donde juega, enseña a jugar y con ello gana dinero y viajes. Foto: Fernando Ponzetto.

Una tranca en la puerta. Dos monitores de más de 20 pulgadas. Una decena de libros y peluches de World of Warcraft, un popular videojuego de estrategia que tiene más de 10 millones de suscriptores. La "oficina" de Ulyses García, un joven uruguayo de 25 años, está especialmente diseñada para enseñar a jugar a decenas de personas. Se define como profesor del videojuego.

Ulyses teclea con insistencia los botones "1" y "2". Está intentando derrotar a algunos de los monstruos. Se concentra. Lo logra y va por el siguiente. "Empecé a practicar, practicar, practicar y practicar en una de las categorías", comentó García a El País. Fue en la llamada Terrenos de Prueba (Proving Grounds), la cual, en una analogía con el fútbol, el "gamer" trata de ilustrarla: "Es como una competencia de resistencia física en un entrentamiento".

Sus conocimientos sobre habilidades y estrategias que requiere WoW, sigla del título, lo transformaron en un gran exponente latinoamericano y mundial. Y eso lo condujo a que numerosas personas lo requirieran para adquirir los secretos y, a la larga, ganar dinero en torneos.

Desde hace dos años ha entrenado a medio centenar de jugadores. En un mes llegó a ganar unos 2.000 dólares. "Acá en Uruguay no se puede vivir de esto, pero en Estados Unidos y Asia, sí", comentó. Y un amigo venezolano suyo empezó a ganar tanto que le daba hasta para mantener a su familia.

Hoy, Ulyses no se está dedicando tanto a esta actividad debido a que decidió concentrarse en sus estudios: cursa la carrera de Relaciones Laborales en la Facultad de Derecho. Pero hubo una etapa en que le destinaba hasta 10 horas por día.

Tiene un discurso pedagógico ya preparado para transmitirle a sus jugadores. "Una persona puede ser sumamente habilidosa para un juego (destreza mente-manos). Pero si no se tiene una estrategia planteada no llegará muy lejos".

Ulyses aseguró que los "trucos del oficio" tienen un precio. "Conlleva fórmulas que yo descubrí practicando", contó.

Estigmatización.

Ulyses fue invitado este año con todo pago por Blizzard, la empresa que creó el videojuego, a un viaje a California para ver la película "Warcraft: el primer encuentro de dos mundos".

También asistió a Summit, una conferencia en la que participaron los mejores "gamers" del título y sus desarrolladores.

Ulyses confesó que su familia se alegró por estos viajes y las oportunidades que aprovechó, pero al principio no le gustaba que estuviera "tantas horas" sentado frente a la computadora. "Cuando empezaron a ver viajes y dinero, fue distinto".

Este gamer devenido en profesor habla de la estigmatización social que a veces padecen quienes juegan videojuegos de un modo profesional. "Muchos creen que no es una disciplina o que no requiere esfuerzo ni sacrificio. Si bien hay gente que puede jugar mucho por hobby, hay otros pocos que lo hacemos por disciplina o porque aspiramos a algo", señaló Ulyses.

Los deportes electrónicos —más conocidos como e-sports— son un negocio cada vez más lucrativo en el mundo. Además de WoW, otro de los juegos más populares es League of Legends, un entretenimiento de estrategia por el que se realizan finales mundiales en estadios de fútbol a las que acuden más de 40.000 personas.

Este tipo de torneos reparten más de 2 millones de dólares. Según SuperDataResearch, el negocio de los e-sports generó 900 millones de la moneda estadounidense en 2016.

Ulyses García piensa realizar su tesis de grado sobre cómo hacer que los jugadores de videojuegos puedan obtener el acceso a la seguridad social y aporten para la jubilación. Según el sitio Esportsearnings.com, Warcraft es el décimo juego que más ingresos genera (US$ 4.400.000). Además, detectaron que hay 390 jugadores profesionales de este entretenimiento.

EL OTRO NEGOCIO DE LOS E-SPORTS.

La odisea empresarial de Ulyses.

De forma paralela a su labor como profesor dentro de World of Warcraft, Ulyses García asesora a empresas en la organización de eventos para la comunidad de jugadores de este videojuego. Al mismo tiempo, García es "streamer" de WoW. Esto significa que mientras juega transmite en vivo sus jugadas y narra cómo las va haciendo a sus seguidores. Para estas transmisiones cuenta con un micrófono, una cámara y un croma detrás, que le sirve diseñar una escenografía especial para su alocución. Twitch, el sitio web en donde se hacen estas transmisiones, ayuda económicamente a los mejores streamers. En ese sitio web, hay un botón para donar dinero a quienes consideran los mejores. "Te donan, sí. Hace poco fueron 65 dólares", señaló. A esta actividad, Ulyses le dedica un promedio de dos horas diarias. Por día lo miran entre 30 a 40 personas. Aunque ha llegado a tener 80 viewers. "Para World of Warcraft es un número elevado, pero para League of Legends es un número muy bajo", concluyó Ulyses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados