Cambios normativos

SCJ propone modificar ley de faltas ante ineficiencias

Llegan centenas de expedientes a los juzgados por mes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de la Suprema Corte de Justicia cree que la ley de faltas debe modificarse. Foto: A. Colmegna.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Ricardo Pérez Manrique, sostuvo a El País que es necesario hacer cambios a la ley de faltas porque hoy ha saturado el sistema de expedientes y no ha llevado a cambios en los comportamientos.

"Hoy hay muchísimos asuntos, la mayoría vinculados con la ley de tránsito: conducir sin licencia o exceso de velocidad. El intendente de Canelones me comentó que las complicaciones que significan a nivel interno el tener que comunicar todas las infracciones de tránsito, han llevado a que sumen de a 500 expedientes para mandarlos todos juntos al juzgado. Eso genera un problema de trabajo tremendo y no es el único".

En este sentido, Pérez Manrique dijo que es necesario "pensar en un tipo de enmienda legislativa para hacer que el trabajo sea más eficaz, pero sobre todo que se persiga lo que se tiene que perseguir: un cambio de actitud".

El presidente dijo que hoy hay jueces que cuando, por ejemplo, se detiene a una persona por manejar sin licencia se le da un plazo para que vuelva al juzgado con la licencia de conducir "porque el objetivo es que no lo haga otra vez".

Este mecanismo, según Pérez Manrique es efectivo y podría implementarse también en los casos que llegan por exceso de velocidad pautando franjas.

"Creo que podemos crear una antesala para que comunicada la infracción se le dé 30 días para subsanar el error y clausurar el expediente. De lo contrario se cobra la multa", propuso el presidente de la Suprema Corte de Justicia.

El año pasado fue la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, quien se mostró afín a rever la ley de faltas. Arismendi había señalado que es necesario "estudiar el impacto que ha tenido la ley y su uso, porque no es tan simple" de implementar. Para graficarlo, la ministra dio cuenta ante la Comisión de Población, Desarrollo e Inclusión del Senado de una "broma de humor negro" que suele hacerse en el Mides y "que tiene que ver con un chico joven que terminó su ciclo y salió del INAU. Estuvo preso una cantidad de veces y, cuando se descompensa, la Policía ya no viene porque dice: "Sí, es Fulanito, ya lo conocemos". Cuando uno se cruza con él —a mí me ha sucedido— y le dice: Fulanito, ¿por qué no vas a bañarte al refugio?, y él contesta: No, yo me baño en ley de faltas". Dijo que "es tremendo lo que contesta" el joven. "Hoy está internado en el Hospital Vilardebó, con contención y medicación. El día que se escape volverá a estar en esa misma situación y se irá a bañar a la ley de faltas. La ley de faltas sirve para ir a bañarse", añadió.

Miles de causas en la justicia.

La ley 19.120, más conocida como Ley de Faltas, entró en vigencia en septiembre de 2013. El año pasado hubo 2.343 procesados por faltas mientras que en 2014 fueron 2.023, representando un aumento de 15,8%. Solo en 2014, según el Poder Judicial, se iniciaron 10.733 expedientes por faltas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados