SE RECUPERA NIÑO HERIDO POR BALA PERDIDA

"Santiago es un luchador que volvió a nacer"

El niño de 4 años que recibió un tiro en la cabeza el pasado 17 de octubre ya se encuentra de alta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Héctor Valentín Olveira tiene 12 años y toca violonchelo. Foto: M. Bonjour

"Tirale, dale tirale que no nos corre!", le decía un joven de no más de 18 años a otro, mientras arengaba a un grupo que se encontraba junto a él para que atacaran a pedradas a un Policía que se encontraba caminando por el barrio Casavalle.

Allí vive Santiago Lanza, el niño de 4 años que recibió un disparo en la cabeza a raíz de una bala perdida que entró por el techo de chapa de su casa cuando se encontraba mirando televisión.

"Parece mentira cuando me pongo a pensar lo que pasó, pero de estar mirado tele en el sillón de casa a estar en un hospital con mi hijo a punto de morirse, pasaron unos minutos", relató María, la mamá del pequeño que volvió a nacer de nuevo.

Los tiros por las noches en el barrio, a unas pocas cuadras de San Martín y Aparicio Saravia son frecuentes. Disputas por drogas, robos, o algún motivo más encontrarán los delincuentes que desbordan a Casavalle, donde "no se puede salir cuando se hace la noche", concluyen los vecinos que conversaron con El País.

Santiago está hiperactivo, habla, camina, se mueve normalmente como si nada le hubiese pasado. La bala que impactó en su cabeza quedó alojada en el cerebelo, "y dentro de un mes lo tendrán que operar de nuevo de la cabeza para ponerle el hueso que le sacaron; eso se lo hicieron para que el cerebro se desinflamara", comentó María.

La semana que viene, Santiago también empezará con la fisioterapia.

Ayuda.

María trabaja en una pesquera junto al papá de Santiago, y si bien están separados, ambos estuvieron "las 24 horas del día cuidándolo", contó la abuela del niño a El País.

La ayuda que ha recibido la familia es casi nula. Desde el gobierno "no hubo ni siquiera una atención de preguntarnos si necesitábamos algo", contó la señora, mamá de María.

El jardín de infantes al que concurría Santiago se organizó para llevar a cabo una colecta que pretende ayudar a la familia del pequeño. "La idea que tienen es que nos podamos ir de acá, pero sinceramente no sé si se podrá; nosotros con el dinero que ganamos no nos da para nada", informó María.

Tanto María como su madre aseguran que ya no quieren vivir allí. Todas las noches se escuchan las detonaciones de armas de fuego, y creen que en cualquier momento otra bala perdida entrará de nuevo en la casa.

"Yo dormía en el living, en el mismo lugar donde entró la bala, pero ahora con todo esto tengo terror y me fui para otra parte de la casa", contó la abuela de Santiago.

Intento de robo.

La familia de Santiago no podía esperar algo peor al retornar a su casa, luego de que el sábado pasado dieran de alta a Santiago.

Las ventanas y la puerta estaban forzadas. "Son oportunistas, mediocres, se aprovecharon de esta situación dolorosa para venir a robarnos las pocas cosas que tenemos en casa", comentó María.

Los ladrones que intentaron entrar, solo llegaron a cortar una parte de las rejas que se encuentran en las ventanas que dan al frente de la vivienda. Con la puerta sucedió lo mismo, pero afortunadamente nadie pudo ingresar.

La mamá de Santiago concluyó: "Más allá de todo, lo que me importa es que mi hijo está acá conmigo, es un luchador".

Pedirán una vivienda para la familia

Miguel Di Ruocco, ex edil nacionalista y actual asesor del senador Luis Lacalle Pou en materia de vivienda, informó a El País que tramitará ante la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) una solución habitacional "de emergencia" para la madre y su pequeño hijo, porque entiende que no pueden seguir viviendo en ese lugar. María, mamá de Santiago, expresó a El País su urgencia por irse del barrio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)