LA POLÉMICA NO CESA

Sanguinetti y Sturla se cruzan por la laicidad

Expresidente cuestiona a Manini Ríos y el cardenal lo apoya.

Las repercusiones del mensaje del jefe del Ejército siguen avivando las reacciones de actores políticos y eclesiásticos. Foto: F. Ponzetto
Las repercusiones del mensaje del jefe del Ejército siguen avivando las reacciones de actores políticos y eclesiásticos. Foto: F. Ponzetto

Las expresiones del comandante en jefe del Ejército Guido Manini Ríos sobre la celebración de la Navidad en un mensaje dirigido a los integrantes de las Fuerzas Armadas, siguen dando que hablar y abonando la polémica, más aún teniendo en cuenta el carácter laico del Estado.

Ahora se sumó a la controversia el expresidente Julio María Sanguinetti, quien salió al cruce del jerarca militar al sostener que Manini Ríos "se ha extralimitado" y que debe atenerse a la ley. Mientras, el arzobispo de Montevideo Daniel Sturla abonó la postura del general al defender la libertad religiosa ante la "mentalidad anacrónica" de algunos, que la consideran enemiga de la laicidad.

En un mensaje a los integrantes del Ejército hecho por You Tube y que fuera enviado por el general horas antes de la Navidad, Manini Ríos llamó a "creyentes y no creyentes" a tener presente el "verdadero significado de la realidad, el recuerdo de aquel que vino al mundo con un mensaje de paz y cuya muerte en la cruz marcó un antes y un después en la historia de la humanidad".

Eso provocó distintas reacciones, unas de rechazo y otras de apoyo, a las que se han sumado en las últimas horas el expresidente colorado y el cardenal líder de la Iglesia Católica en el Uruguay.

La ley

En una nota editorial llamada "El Comandante y el dedo en el ventilador", publicada en la edición digital del semanario Correo de los Viernes, Sanguinetti afirmó que "no hay duda de que" Manini Ríos "se ha extralimitado nuevamente. Oficialmente, el 25 de diciembre, para el Estado uruguayo es el Día de la Familia, o sea que no está referido a la significación religiosa que le atribuye el cristianismo", sostuvo.

"Podremos estar de acuerdo o no con esa definición, que popularmente incluso nunca se instaló, como en cambio sí ocurrió con la Semana de Turismo. Pero esa es la ley y, en consecuencia, todo funcionario debe atenerse a ella: el 25 de diciembre no es una fecha religiosa y no corresponde invocar a Jesucristo y su sacrificio", escribió Sanguinetti.

Sanguinetti recordó que esa ley, sancionada el 23 de octubre de 1919 por el entonces presidente Feliciano Viera, "fue una consecuencia de la Constitución de 1917, que separó la Iglesia del Estado justamente hace un siglo. Obedeció a una transacción en el Parlamento, entre las más diversas corrientes en que se dividía la opinión, por entonces más apasionada que en estos días en que la laicidad republicana es asumida sin violencia por la inmensa mayoría del país".

"La reiteración de esta actitud es lo que molesta. Es más, se supone que el saludo a sus subordinados debiera ser en el fin del año y no el 25 de diciembre. Tiene que entender el señor comandante que hay mucha gente tan demócrata como él, primero, tan respetuosa de las Fuerzas Armadas como él mismo y a la cual le molesta, le hiere, esas invocaciones", escribió el exmandatario.

Urticaria

Por su parte, el cardenal Sturla dijo que "el culto no es lo que yo hago en mi casa, encerrado en un cuarto del fondo prendiendo una velita, sino que es la manifestación pública de la fe religiosa de un pueblo", en una entrevista en el programa "Tendiendo Puentes" de Radio Oriental.

En ese sentido, sostuvo que "pareciera que se levantaran los muertos, es como una urticaria que a algunos uruguayos les da cuando la Iglesia se hace presente en el ámbito público, cuando esto es esencial a toda manifestación religiosa".

Agregó que "si nosotros dijéramos que lo político tiene que quedar en el ámbito de la conciencia individual, esta afirmación sería una pavada, una ridiculez".

Según el cardenal Sturla "esa pretensión del laicismo jacobino que hace 100 años tuvo su que ver, la Iglesia era oficial, había que combatirla, etc..., hoy por hoy es totalmente anacrónica", recalcó.

Vázquez colgó una balconera en su casa

Una de las balconeras de la "Navidad con Jesús" de la Iglesia Católica estuvo colgada en la puerta de la residencia del presidente Tabaré Vázquez durante las pasadas fiestas, y al igual que ocurrió en 2016, surgieron críticas de parte de quienes defienden la laicidad del Estado. En 2016 hubo un cuestionamiento hacia el presidente ya que una de estas balconeras fue colgada en la puerta de la residencia de la avenida Buschental, en el Prado, donde viven el mandatario y su esposa, María Auxiliadora Delgado. Algunos expertos y ciudadanos en general, consideraron que es legítimo que Vázquez exprese su fe en su residencia privada, que no es la residencia oficial, pero muchos otros lo cuestionaron. A pesar de la polémica que entonces se desató, en diciembre pasado el mandatario volvió a colgar en su domicilio una de las balconeras de "Navidad con Jesús". En 2016 se vendieron más de 25.000 balconeras. Por su parte, hasta el 15 de diciembre pasado, según informó en su momento la página oficial de la Iglesia Católica, se llevaban vendidas 20.000 balconeras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)