CORONAVIRUS

Variante Delta en Uruguay: ¿cómo trabaja el equipo encargado de analizar los tests?

El Grupo de Trabajo Interinstitucional se encarga, entre otras cosas, de estudiar cómo se sabe qué variantes del virus circulan en el país, cómo y por qué se hace vigilancia genómica de variantes. 

Variante Delta. Foto: Twitter de Institut Pasteur Montevideo
Variante Delta. Foto: Twitter de Institut Pasteur Montevideo

La variante Delta ya circula en la mayoría de los países europeos, y en otros como Argentina, Estados Unidos y Brasil. Por esa razón, los científicos advirtieron que su llegada al país es “inminente y es necesario aislar los casos sospechosos de esa variante.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud Pública (MSP) anunció que, con el fin de prevenir el ingreso de esta cepa india, se realizarían secuenciaciones genómicas a las muestras positivas de ciudadanos que lleguen del exterior. Pero, ¿cómo trabaja el equipo encargado de analizar los test? ¿cómo es el procedimiento?

El Institut Pasteur Montevideo explicó la labor del Grupo de Trabajo Interinstitucional (GTI) que, entre otras cosas, se encarga de identificar qué variantes del virus circulan en Uruguay.

Para ello, sostienen, “en las muestras positivas se analiza el genoma del virus presente para saber qué variante infectó a esa persona”. Eso se hace mediante un tipo de PCR y posterior ‘secuenciación genómica’.

Pero, ¿qué es la secuenciación? Según escribieron en su red social Twitter, “es un método de laboratorio que nos permite 'leer' el genoma de un organismo. Se realiza mediante un dispositivo y el procesamiento puede insumir algunos días, tiempo que puede variar según la calidad y cantidad de muestra”.

Dispositivo para realizar la secuenciación genómica del COVID-19. Foto: Twitter de Institut Pasteur Montevideo
Dispositivo para realizar la secuenciación genómica del COVID-19. Foto: Twitter de Institut Pasteur Montevideo

El Pasteur explica que la secuenciación puede ser útil para muchas cosas, entre ellas, para entender las causas y origen de enfermedades, realizar diagnósticos o identificar nuevas variantes de virus. Este último punto se lleva a cabo comparando la información genómica obtenida con otras informaciones ya existentes, que son registradas en bases de datos mundiales. “Allí se almacenan secuencias genómicas de virus ya identificados. Hay +1,2 millones de secuencias de #SARSCoV2 de 172 países”, explican.

Esto quiere decir que si la secuenciación genómica del virus coincide con la registrada para la variante Delta, el virus que hizo enfermerar a esa persona va a ser el mismo de esa variante.

En Uruguay, el GTI hace la vigilancia del virus al recibir muestras positivas enviadas por prestadores de salud de todo el país. “Al momento, el Ministerio de Salud Pública instrumenta la logística para que las muestras de los viajeros con PCR+ lleguen al GTI”, dicen.

Muestra de posible caso de COVID-19. Foto: Twitter de Institut Pasteur Montevideo
Muestra de COVID-19. Foto: Twitter de Institut Pasteur Montevideo

Una vez llegadas al GTI, las muestras se preparan y se someten a un tipo de PCR desarrollado por investigadores de la Universidad de la República y del Institut Pasteur “para identificar aquellas cuyo agente viral pueda ser una variante de preocupación (Delta, entre ellas)”. Según cuentan, esto lleva aproximadamente un día.

“Solo sobre las muestras que el PCR sugiera que sea una variante de preocupación de #SARSCoV2 (Delta, P.1 u otras) se hace la secuenciación genómica”, dicen y agregan que esa etapa requiere de una nueva preparación de la muestra que, dependiendo de diversos factores técnicos, su resultado podría llevar varios días. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error