GOBIERNO PREPARA ARRIBO DE 50.000 DOSIS

Vacuna de Pfizer para el personal de los CTI y las emergencias móviles

El gobierno comenzará a vacunar con las dosis de Pfizer el próximo viernes al personal de salud que trabaja en los CTI y emergencias móviles, entre otros sectores.

Dosis de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19. Foto: AFP
El próximo miércoles llegará al país el primer lote de la vacuna de Pfizer/Biontech, que será distribuido en todo el país. Foto: AFP

A mediados de la próxima semana el gobierno habilitará la agenda para que el personal de la salud de las consideradas “áreas priorizadas” reciba la vacuna de Pfizer/Biontech que arribará al país el miércoles 10.

Las autoridades estiman comenzar a inmunizar al personal que se desempeña en los CTI, así como a quienes trabajan en emergencias móviles, entre otros grupos. Esto será a partir del viernes 12, informó a El País la asesora de la campaña de vacunación contra el COVID-19 del Ministerio de Salud Pública (MSP), Graciela Pérez Sartori.

El plan del gobierno, que también contempla en etapas posteriores la vacunación de residentes y estudiantes avanzados de Medicina, “está dirigido a los (trabajadores) más expuestos y más necesarios”, comentó Pérez a El País. La funcionaria indicó que se busca alcanzar al personal de los CTI y anexos, al de las emergencias móviles y a todos los trabajadores de la salud que cumplan funciones en la calle, por la exposición a la que se encuentran a diario.

Cuando en la tercera semana de marzo llegue al país el segundo lote de Pfizer, la operativa también apuntará a los residentes dado que son considerados trabajadores. “Ellos están trabajando. Hay que ver dónde. Si están trabajando en el área hospitalaria, ahí va a ser junto con los recibidos; si están trabajando en policlínica, van a ir un poquito más abajo”, indicó la especialista.

En el caso de los estudiantes “más avanzados” o los que ya tienen prácticas en hospitales, está previsto que reciban la vacuna junto al personal de la salud pero en etapas ulteriores.

Si bien la estrategia prevista por el gobierno para inmunizar al sector de la salud parece encaminada, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, prefiere, al menos por ahora, no confirmar qué grupo de la salud será el que reciba primero las dosis (50.000) que llegarán al Aeropuerto de Carrasco el próximo miércoles. El secretario de Estado dijo a El País que si bien es posible que se inicie con el personal de los CTI y de las emergencias, es necesario “evaluar la respuesta”, así como ocurrió esta semana con los trabajadores esenciales.

Vacunación avanza a todo ritmo.

El gobierno habilitó ayer por primera vez la agenda para que personas de entre 55 y 59 años reciban la vacuna de Sinovac y ya hay centros vacunatorios sin lugar para este lunes. La decisión ocurrió luego de que las autoridades detectaran que el ritmo de inscripción de los trabajadores esenciales (docentes, militares, policías, bomberos y trabajadores del INAU, entre otros) no fue el esperado.

De acuerdo a datos del MSP a los que accedió El País, ayer se anotaron 37.569 personas de entre 55 y 59 años. En total, ya se vacunaron 72.517 trabajadores. Y de la suma de trabajadores esenciales y adultos agendados, resulta que más de 121.000 personas esperan su turno para ser inmunizados.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: Ricardo Figueredo.
Vacuna contra el coronavirus. Foto: Ricardo Figueredo.

En el monitor “Uruguay se vacuna”, del MSP, se indicaba que ayer fue la segunda jornada -después de la del jueves- con menor cantidad de inoculados. Los datos actualizados a las 21:14 mostraban que se habían inmunizado 9.080 personas.

El presidente Luis Lacalle Pou fue consultado ayer sobre el ritmo de la campaña de vacunación, en el marco de la inauguración del puente Lares-Perseverano en de Soriano. En declaraciones a Telemundo, el mandatario se mostró disconforme: “Deberíamos de haber llenado la capacidad ociosa que tuvimos. Por suerte, ante un planteo que hicimos el miércoles ante el MSP, se accedió a abrir ya no solo a los grupos que estaban predeterminados sino también a la gente entre 55 y 59 años”

Más cambios.

Pero el gobierno no solo adelantó una semana la vacunación para las personas de entre 55 y 59 años. También lo hizo para los pacientes con diálisis crónica (unos 1.080) y aquellos que esperan un trasplante (alrededor de 400).

Pérez Sartori dijo a El País que se trata de grupos “muy interesantes e importantes con comorbilidades” a quienes el propio MSP llamó uno a uno par agendar día y hora para la vacunación. “En este caso fue rapidísimo. Apenas se habilitó ya había 400 y pico de agendandos. Yo creo que la percepción del riesgo es algo muy importante y motiva a las personas”, contó a El País. La asesora señaló que estos grupos “comparten factores de riesgo, tienen comorbilidades que son importantes porque son diabéticos, hipertensos, cardiópatas y van tres veces por semana a diálisis crónica, lo cual favorece una transmisión” del virus.

En paralelo, el MSP y el Ministerio del Interior resolvieron ayer vacunar a la población carcelaria (13.370 personas) a partir del 18 de marzo, una vez que llegue el segundo lote de Sinovac. Al comienzo de esta semana, ante la escasa respuesta de los grupos prioritarios, se evaluó adelantar la vacunación de los reclusos. Finalmente, se resolvió dejarlo en el momento inicialmente previsto.

Otra encuesta.

Mientras tanto, los médicos del interior intentan sensibilizarse entre sí para que no haya resistencia a darse la vacuna. En este sentido, la Federación Médica del Interior (FEMI) organizó ayer una charla para promover la inmunización entre los profesionales de todo el país tras una encuesta aplicada en enero a más de 2.000 médicos, que reveló que un 15% no quería vacunarse contra el COVID-19.

El director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de Udelar, Julio Medina, convocado por la FEMI, dijo ayer en la reunión por Zoom de la que participó El País, que “habría que hacer otra encuesta en marzo” dado que ahora, con el inicio de la campaña, la percepción del personal de salud con respecto a la vacunación puede haber cambiado. “Creo que es normal que haya reticencia a las vacunas, hay que seguir trabajando para eso”, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados