ES EL TERCER DEPARTAMENTO CON MÁS INFECTADOS

Las tres fiestas detrás de la suba de casos de coronavirus en Salto

Autoridades investigan si el brote se generó a partir de un pequeño grupo de jóvenes que días antes de la primera celebración viajaron a República Dominicana para festejar su título de bachiller.

Personas en una fiesta.
Personas en una fiesta.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Faltaban menos de dos semanas para que terminara el año y tres fiestas, con cientos de jóvenes y adolescentes de dos de los colegios privados más importantes de Salto, dieron curso a uno de los rebrotes más fuertes de coronavirus. Los casos se expandieron rápidamente, entre familiares y amigos de los asistentes, y otra vez el sistema de salud se puso en alerta.

La primera celebración fue de egresados del colegio Crandon, aunque no fue organizada por la institución educativa, y se realizó en una cervecería. Eran unas 500 personas -entre alumnos, exalumnos y amigos- sin medidas sanitarias porque “los protocolos obligatorios ya fueron retirados y los locales no ponen ni alcohol en gel”, contó a El País uno de los asistentes. En resumen, señaló: “Se terminó esa costumbre de usar tapabocas en todos lados”.

Y a los pocos días hubo otra fiesta en la que participaron alrededor de 600 personas entre los alumnos y familiares. Esta vez en un club de polo privado, también de egresados, pero del colegio Salesianos.

Pero en el medio de estas dos actividades, también se registró un cumpleaños de 15, de una adolescente vinculada a uno de los colegios, lo que motivó un nuevo encuentro entre varios de los grupos de adolescentes que participaron de las dos fiestas anteriores.

Se investiga si el brote se generó a partir de un pequeño grupo de jóvenes que días antes de la primera celebración viajaron a República Dominicana para festejar su título de bachiller, según supo El País, por fuentes sanitarias.

Incluso se analiza la posibilidad de que ese grupo haya introducido la variante ómicron al departamento, tras haberla adquirido en las playas caribeñas. Y aunque ese dato cobró fuerza no está comprobado aún, señalaron las fuentes médicas consultadas por El País.

Tras las fiestas en Salto, el departamento pareció haber retrocedido en el tiempo al punto más alto de la pandemia: cuando se veían largas filas de vehículos para hacerse los hisopados para detectar la presencia del virus.

El problema causado fue de tal magnitud que las autoridades departamentales obligaron a los propietarios de los establecimientos -que dieron cobijo a esas celebraciones- a cerrar sus puertas durante las fiestas tradicionales. Solo uno de los locales había vendido 2.000 entradas para otra fiesta, por lo que la medida generó cuantiosas pérdidas para un sector que ya había sido golpeado antes por el COVID-19.

Además de lo económico, el exceso de confianza por la vacunación entre los jóvenes llevó al descuido de las medidas sanitarias y como saldo decenas de familias no pudieron pasar juntas las fiestas. En tanto, otras tuvieron que cancelar sus planes de viaje para los primeros días del año.

Ómicron.

El director del laboratorio de Virología de la Universidad de la República en Salto Rodney Colina dijo a El País que “las vacunas son muy importantes para protegerse del coronavirus”.

En el caso de ómicron, una persona con tercera dosis tiene pocas chances de contagiarse, pero puede llegar a dar positivo y “su sintomatología será leve”, explicó.

El exintegrante del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) afirmó que la nueva variante de COVID-19 tiene como contrapartida una alta contagiosidad, lo que explica cómo se dispararon los números de infectados en Salto tras las tres fiestas registradas antes de finalizado el 2021.

“Estamos observando un crecimiento exponencial de casos, aunque no podemos asegurar que todos los positivos sean por esta nueva variante”, advirtió el especialista acerca del brote registrado tras las tres fiestas de jóvenes.

Asimismo, el experto en virología confirmó que con el correr de los días “los números van a ir en ascenso”. Colina dijo que junto a un importante equipo conformado por integrantes de la Universidad de la República, el Instituto Pasteur y el Ministerio de Salud Pública están monitoreando la situación sanitaria.

De acuerdo al último reporte del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) del día de ayer, Salto es el tercer departamento con más casos activos después de Montevideo y Canelones. Actualmente hay 661 infectados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados