LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Se "tranca" venta de test rápidos contra el COVID-19 en farmacias

El presidente de la Cámara de Farmacias dijo que el sector sigue “en la dulce espera hace tiempo” y que aún no ha sido posible implementar los test debido a diferentes demoras en los procedimientos.

Test de antígenos para detectar la presencia de COVID-19. Foto: EFE
Test de antígenos para detectar la presencia de COVID-19. Foto: EFE

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Hace más de un mes que el Ministerio de Salud Pública (MSP) comunicó, a través de un decreto, que las farmacias, laboratorios y emergencias móviles que quisieran hacerlo, estarían habilitados a vender y realizar test de antígenos para detectar la presencia de COVID-19. Sin embargo, el presidente de la Cámara de Farmacias del Uruguay (CFU), Luis Clemata, dijo a El País que el sector sigue “en la dulce espera hace tiempo” y que aún no ha sido posible implementar los test debido a diferentes demoras en los procedimientos.

“Aunque queramos, no está la habilitación para que los laboratorios nos vendan a nosotros”, explicó Clemata.

Esto, por lo tanto, hace que los centros no puedan comprar los test, algo que deben hacer por cuenta propia, según lo acordado a comienzos de agosto. La autorización que falta incluye un “rotulado” que indique la posibilidad de venta en farmacias. Es la cartera de Salud Pública la responsable de autorizar a los laboratorios a vender los test antigénicos a otro comprador más que las mutualistas y centros de salud.

El presidente de la CFU dijo que desde el MSP se les comunicó que el asunto “está en trámite”. Desde la cartera, en tanto, prefirieron no dar declaraciones a El País.

La semana pasada se supo que en total hubo 18 farmacias, emergencia móviles y laboratorios que tuvieron la iniciativa de poder comercializar los test e inscribieron a sus funcionarios para realizar una capacitación, según datos del MSP a los que accedió El País. De estos, dos farmacias y un laboratorio obtuvieron ya de la cartera la autorización para comenzar con la venta de los test para el COVID-19 una vez que los laboratorios se los provean.

Además, en ese momento fuentes de la cartera explicaron que los test estaban próximos a comenzar a venderse en estos lugares, debido a que lo único que faltaba era la habilitación de un usuario virtual a través del cual se reportarían a la secretaría de Salud Pública y al Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) la cantidad de resultados positivos o negativos procesados en cada jornada.

Sin embargo, los representantes de las farmacias ahora ven “trancada” la implementación de los test por otro motivo: no poder comprarlos.

El precio.

Según Clemata “todavía no se sabe” el precio que cada farmacia determinará para los test, debido a que la cartera dejó a criterio de cada centro el precio. Se estima que el costo sea de entre 5 y 9 US$ y que no haya grandes diferencias en cuanto a la cifra de venta al público. “Cuanto más económico mejor, porque el objetivo aquí no es monetario”, explicó Clemata.

Cuando la venta de los test antigénicos quede habilitada, las personas podrán comprarlos y estos serán realizados en cada local por personal habilitado por el MSP.

Los sitios deberán contar con un espacio exclusivo para hacer los exámenes, de los que cada resultado estará listo en 15 minutos aproximadamente.

Una persona pasa caminando frente a la entrada del MSP. Foto: Estefanía Leal
Una persona pasa caminando frente a la entrada del MSP. Foto: Estefanía Leal

Si la prueba es positiva o negativa es algo que deberá ser reportado al MSP a través de un software.

En principio, la realización de estos test no será necesaria para ingresar a espectáculos públicos ni eventos, tal como se establecía en la “herramienta” del pase responsable que elaboraron empresarios vinculados al gobierno.

El software que tendrán las farmacias, laboratorios y emergencias móviles no incluirá el envío de los datos a una plataforma que active permisos para asistir a eventos, sino que solamente se pasará el reporte al Sinae. Esto se debe a que para la reapertura de actividades las autoridades prefirieron trabajar a partir de un criterio único (eventos para vacunados y eventos para todos), y no con un pase.

El jueves de la semana pasada el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian, informó que se detectaron 25 casos de COVID-19 en seis brotes de eventos sociales relacionados con la Noche de la Nostalgia, para la cual se decidió que, justamente, los eventos se separaran en para inoculados exclusivamente y para todos. Los contagios, de todos modos, fueron en tres fiestas clandestinas, y en cumpleaños y reuniones familiares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados