CRECE TEMOR A CONTAGIOS EN LAS FIESTAS

Los test contra el COVID-19 demoran por licencias, falta de hisopos y la alta demanda

Hospitales, mutualistas y laboratorios reciben cada vez más solicitudes para hacer hisopados, lo que genera demoras para los usuarios.

Hisopados: Se llegó ayer un récord de muestras procesadas; fueron 10.892 según el Sinae. Foto: Leonardo Mainé
Hisopados: Se llegó ayer un récord de muestras procesadas; fueron 10.892 según el Sinae. Foto: Leonardo Mainé

Los hospitales, las mutualistas y los laboratorios están desbordados. Lo están por el incremento exponencial de casos y los requerimientos de contactos directos con positivos de COVID-19 que necesitan sí o sí los testeen -según datos oficiales son 25 por cada caso confirmado. Pero lo están también por otros usuarios que, aunque no fueron contactos directos -o lo fueron pero no quisieron esperar a que su prestador se lo haga gratis- decidieron hisoparse de cara a las fiestas.

“El mayor miedo de la gente es contagiar a un ser querido, a sus padres o sus abuelos, por eso es que creció la cantidad de personas que pidieron testearse en esta última semana”, sostienen a El País desde el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Pero el problema de los test retrasados -algo que varios usuarios, fuentes del mutualismo y de la cartera reconocieron que estaba sucediendo- no tiene que ver solo con que personas que no tienen la obligación de hisoparse decidan hacerlo, sino con al menos otros dos inconvenientes que se vienen dando en las últimas semanas: la carencia de hisopos para hacer los exámenes -algo que pasa sobre todo en el sector público- y la escasez de recursos humanos, debido a que muchas personas ya se han ido de vacaciones.

Prueba de que la cantidad de personas a hisoparse ha crecido son los datos que dio ayer el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), que muestran que se llegó a un récord de test diarios realizados: fueron 10.892. De estos 712 resultaron positivos, lo que es la tasa más alta desde que comenzó la pandemia. También hubo una cifra récord de muertos: fueron ocho

"Cuello de botella".

“Los hisopos están siendo en este momento un cuello de botella importante. Están faltando y cada vez son más caros. En marzo cada uno valía entre $ 10 y $ 15, ahora cuestan alrededor de $ 200. Además están entregando pocos y priorizan al sector privado”, dice a El País el gerente general de ASSE, Eduardo Henderson.

Esta realidad, sostiene al jerarca, llevó a la administración que regula los hospitales públicos a comprar en el exterior 44.500 hisopos más. El pedido se hizo el martes a través del MSP, que autorizó velozmente la entrada de los hisopos al país, los que llegarán la semana que viene.

“El problema está -dice Henderson- en que no se puede usar cualquier tipo de hisopo porque se requiere de un material especial para no inhibir la captación del virus. Entonces, tiene que ser un hisopo específico y además tiene que tener la longitud suficiente. El más difícil de conseguir es el de niños”.

Recursos humanos.

Carlos Cardoso, presidente de la Coordinadora Nacional de Instituciones de Asistencia Médica Colectiva, dice a El País que en los centros privados no han tenido problemas con los hisopos, pero sí con los recursos humanos. “No tanto en las mutualistas, sino en los laboratorios a los que muchas les piden los test”, advirtió.

Camioneta móvil de Asse que realiza hisopados por COVID-19. Foto: Leonardo Mainé
Camioneta móvil de Asse que realiza hisopados por COVID-19. Foto: Leonardo Mainé

El vocero de las instituciones privadas señala que, aunque los laboratorios privados y los de las mutualistas estén trabajando 24 horas por día, “en estas fechas siempre el personal es menor al resto del año”. Y agrega: “Los laboratorios han comunicado que su capacidad de hacer testeos es menor, ya sea porque ya tienen muchos exámenes en agenda o porque cuentan con menos recursos humanos por las licencias”.

Alerta por demoras.

Las redes sociales están saturadas de mensajes de personas que alertan demoras de hasta cinco días para que los testeen -lo que es gratuito para los contactos-, salvo que paguen ellos mismos a un laboratorio privado. Henderson explica que “si no hay muchos focos, en 24 horas está listo; pero cuando aparecen 40 o 50 hisopados que no estaban previstos todo se demora”. El representante de las mutualistas, Cardoso, dice que “a veces pasa que la gente quiere hisoparse muy rápido, y hay que esperar unos días después del contacto” para que no dé un falso negativo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados