IMPACTO DE LA PANDEMIA

Un tercio de equipos de CTI de ASSE pidió apoyo psicológico

El “dolor emocional” es lo que más se expresa desde los equipos y tiene lugar debido a que por el aislamiento de los pacientes COVID el personal queda como “intermediario” de la familia.

Marcelo Sosa, vicepresidente de ASSE. Foto: Francisco Flores
Marcelo Sosa, vicepresidente de ASSE. Foto: Francisco Flores

Uno de cada tres equipos de CTI de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) pidió apoyo psicológico para enfrentar la pandemia, ante el aumento de casos de pacientes internados graves.

Desde el 16 de abril, fecha en la que se lanzó el plan de apoyo psicológico para los equipos de trabajo de CTI y hasta el viernes 4 de junio, se recibieron pedidos de intervención en cinco centros (de un total de 15) dijo a El País Marcelo Sosa, vicepresidente de ASSE.

El Centro Covid2 (que funciona en el Instituto de Ortopedia y Traumatología), el Pasteur y los hospitales de Rivera, Colonia y Maldonado son los que solicitaron contención y apoyo emocional a ASSE.

El plan diseñado por la Facultad de Psicología supone que con cada grupo de CTI trabajen dos terapeutas. La directora del servicio de Atención Psicológica, Julia Tabó, explicó a El País que las reuniones de apoyo se llevan a cabo a través de la plataforma Zoom con una duración de entre una y dos horas semanales.

Tabó señaló que si bien los equipos están acostumbrados a trabajar “al límite” porque la labor en CTI es de esa naturaleza, el número de fallecimientos mucho más alto al habitual “conlleva una situación de estrés laboral intensa”.

Fundamentalmente los que más concurren son los licenciados en enfermería y nurses. El “dolor emocional” es lo que más se expresa desde los equipos y tiene lugar debido a que por el aislamiento de los pacientes COVID el personal queda como “intermediario” de la familia. “Están en el medio, eso es lo diferente con respecto a antes de la pandemia. Esto lleva a lo que se denomina fatiga por compasión”, dijo Tabó. La sensación que tienen es de algo que irrumpe, más allá del trabajo, y pasa por “acompañar a morir desde lo afectivo”, contó.

Desde ASSE, destacaron la importancia del plan diseñado, ya que la tercera parte de los hospitales requirió de contención. “Esto denota lo efectiva que es la herramienta o, al menos, cuánto la necesitaba cada hospital", evaluó Sosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados