SALUD PÚBLICA

Tacuarembó y Maldonado se disputan nuevo IMAE

El MSP anunció que estudia instalar un centro en el este del país y ya hay varios sectores preocupados

El Ministerio de Salud Pública analiza instala un IMAE en Maldonado pero en Tacuarembó esperan por uno hace siete años. Foto: Marcelo Bonjour
El Ministerio de Salud Pública analiza instala un IMAE en Maldonado pero en Tacuarembó esperan por uno hace siete años. Foto: Marcelo Bonjour

Cada vez es mayor la incertidumbre de quienes esperan con ansias la concreción de un nuevo centro cardiológico público que atienda las necesidades en el norte del país. Ahora, este proyecto deberá esperar un nuevo turno dado que el Ministerio de Salud Pública (MSP) acaba de anunciar que pretende instalar un Instituto de Medicina Altamente Especializado (IMAE) de un operador privado en Maldonado, una propuesta que para algunos postergaría cada vez más la concreción del proyecto en Tacuarembó.

Según supo El País, el ministro de Salud Pública Jorge Basso comunicó en la última sesión de abril de la Comisión Honoraria Administradora del Fondo Nacional de Recursos (FNR) que se analiza una nueva extensión de un IMAE en Maldonado. Las posibilidades son dos. Por un lado, que el centro se constituya como una extensión del IMAE del Sanatorio Americano y que se instale en el Cantegril o que el proyecto sea una extensión de la Asociación Española y que se instale en el Sanatorio Mautone.

Todo este nuevo capítulo sorprendió en diferentes sectores del sistema de salud. Para algunos integrantes de la comisión del FNR, la iniciativa incluso, “postergaría” el ya anunciado proyecto en el Hospital de Tacuarembó, que dependería del Hospital de Clínicas.

Uno de los integrantes de la comisión que prefirió no ser identificado, dijo a El País que si bien no cree que la nueva iniciativa “eche por tierra la posibilidad de que el IMAE se instale en Tacuarembó”, sí “lo postergaría porque es poco probable que se habilite al mismo tiempo en ambos lugares”.

Pero esta no es la primera vez que Tacuarembó se ilusiona con el emprendimiento. En 2012, cuando el ministro de Salud Pública era Jorge Venegas, había anunciado que el IMAE cardiológico sería instalado en el hospital departamental. El jerarca señaló entonces que el nuevo centro ayudaría a “romper los desequilibrios entre Montevideo y el interior” ya que asistiría sobre todo a pacientes del norte del país.

Pero hay más. El anuncio se repitió una y otra vez sin ningún éxito. Por ejemplo, el expresidente José Mujica firmó en 2014, un decreto que establecía la creación de un instituto bajo la órbita de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

Ya en esta nueva administración, el propio ministro Basso señaló en 2017 que “estamos pensando que en 2018 se pueda concretar”, ligando la iniciativa a un proyecto de ley sobre los denominados centros de referencia.

Esta semana asesores del MSP, informaron a El País que “se está trabajando en el tema” y que un proyecto “no descarta al otro”. El País intentó comunicarse sin éxito con las autoridades del Sanatorio Americano y de la Asociación Española.

Por su parte, el director del Hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, indicó a El País que “esto está en manos del ministro y del directorio de ASSE. No me corresponde opinar al respecto”, añadió.

El centro de salud “cumplió en tiempo y forma con lo solicitado de adecuar las salas e infraestructura”, indicó el jerarca que agregó que ya se cuenta con un angiógrafo de última generación que “estará operativo en poco tiempo”, y que gracias a la incorporación de otra tecnología, el hospital está en condiciones de realizar “hemodinamia, cirugías cardíacas y procedimientos neurovasculares”.

Desigualdad.

En Uruguay funcionan seis centros cardiológicos de alta complejidad, todos ubicados en Montevideo. El único en el interior es el que opera en Salto como una extensión del Sanatorio Americano.

El único público es el que funciona en el Hospital de Clínicas, los demás son privados. Las mutualistas que cuentan con un IMAE son la Asociación Española, Instituto Nacional de Cirugía Cardíaca, Casa de Galicia, Instituto de Cardiología Integral y el Americano. Esta situación hace que decenas de pacientes del norte del país, tengan que trasladarse a la capital para atenderse, en los mejores casos; en los otros, se quedan en el camino.

Es que solo en Montevideo se realizan angioplastias primarias, el procedimiento recomendado para desobstruir las arterias tras un infarto cardíaco. Este tratamiento debe hacerse durante las primeras dos horas porque, de lo contrario, el músculo será irrecuperable.

La distancia generaba grandes inequidades, que lograron achicarse cuando se inauguró un instituto cardiológico en Salto en octubre de 2017. Antes, los pacientes ubicados al norte del río Negro recibían en sus localidades fármacos para disolver los coágulos y, si sobrevivían, eran trasladados a la capital para acceder a una angioplastia.

Según informó Qué Pasa el año pasado, en el Hospital de Clínicas funciona un IMAE gestionado por la cátedra de Cardiología, pero en ese hospital se hace solo el 7% de las intervenciones. Las angioplastias primarias -las más baratas- son su fuerte, si bien también hay block para cirugía cardíaca. En 2017 se hicieron 91 intervenciones a corazón abierto allí, de un total de 2.117.

La inversión en el Hospital de Tacuarembó correrá por cuenta de ASSE. También se tendrá que crear una red de telemedicina que permita conectar los centros de salud que dependerán del instituto. Por otro lado, un aspecto aún no definido, todos los recursos humanos saldrán de la Universidad de la República.

¿Qué es un IMAE?

Los actos médicos quirúrgicos financiados por el FNR se realizan en los IMAE. Se trata de “prestadores de naturaleza pública o privada que se encuentran en las instituciones de asistencia médica privada (mutualistas), hospitales públicos o pueden ser emprendimientos médicos independientes”, informa el sitio web del Fondo. Todos estos emprendimientos requieren para su funcionamiento de una habilitación del Ministerio de Salud Pública. De acuerdo a la información del FNR, el paciente que reciba cobertura financiera, tiene la libertad de elegir el IMAE donde será intervenido. Es más, cada IMAE se destaca por utilizar determinada técnica de intervención, así que será el paciente quien defina su lugar de atención.

Sindicatos piden no “privilegiar” a privados

En la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) y desde la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) rechazaron la disposición del gobierno de, al menos, estudiar alternativas privadas para la concreción de un IMAE en el este del país. ¿Las razones? La alta demanda que se genera en temporada de verano. Pero el argumento no es compartido por los sindicatos. El presidente de COFE y secretario general de la FFSP, Martín Pereira, dijo a El País que “hay que terminar con seguir privilegiando al privado y potenciar el sector público, el hospital de Tacuarembó es referencia nacional y regional. Es hora de potenciarlo”, señaló. Por otro lado, pidió a Salud Pública “ponerse los pantalones de una vez y animarse a tocar a las corporaciones”. Pereira indicó a El País que ya solicitó una audiencia con el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, para conocer de primera mano cuál es la intención del Poder Ejecutivo.

Paralelamente, el Sindicato Médico de Tacuarembó resolvió el pasado 25 de marzo reclamar una urgente respuesta al gobierno sobre si finalmente el proyecto se realizará en el departamento. En un comunicado al que accedió El País, el sindicato señala que “ante la necesidad de cubrir este servicio tan esencial para la salud de la población, no solo de nuestro departamento sino de la importante zona de influencia que tiene el hospital, pone en manifiesto su profunda preocupación por el estancamiento de la solución de este tema tan sensible”.

Vecinos de Tacuarembó evalúan una serie de movilizaciones en reclamo del centro cardiológico, incluso proyectan recolectar firmas. Según indicó uno de los manifestantes a Montevideo Portal, el detonante para las movilizaciones fue el anuncio de que no hay recursos humanos para poner en funcionamiento el angiógrafo. Los vecinos aspiran a juntar 200.000 firmas en el norte del país y 300.000 en todo el territorio nacional en dos meses. Luego estiman pedirle una entrevista al presidente Tabaré Vázquez.

Aclaración: Una versión previa de esta nota indicaba, por error, que el Casmu era una de las mutualistas que contaba con un IMAE. A los involucrados las disculpas del caso. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)