NATALIDAD EN URUGUAY

Tras seis años de caída, se frena baja de nacimientos en el Pereira Rossell

En 2020 el Pereira contabilizó 5.875 nacidos vivos, apenas 14 menos que el año anterior. “Esa diferencia, en términos demográficos, significa un freno”, explicó la demógrafa Wanda Cabella.

Fachada del Hospital Pereira Rossell, por Bulevar Artigas. Foto: Marcelo Bonjour
Fachada del Hospital Pereira Rossell, por Bulevar Artigas. Foto: Marcelo Bonjour

Uruguay venía registrando una de las caídas de la natalidad más pronunciadas de la historia reciente. Una baja que, en el Hospital de la Mujer (Pereira Rossell), significó una disminución del 24% en seis años (1.855 bebés vivos menos). Pero en 2020 la tendencia parece frenarse, al menos en ese centro de salud de referencia.

¿La pandemia traerá un baby boom? ¿Aumentarán los abortos por dificultades de acceso a los anticonceptivos? ¿El confinamiento llevará a la caída de las relaciones sexuales? ¿La crisis económica afectará la planificación familiar? COVID-19 supuso una serie de preguntan para las cuales los demógrafos, a priori, solo tenían hipótesis. Pero los datos del Sistema Informático Perinatal del Pereira Rossell parecen echar algo de luz con evidencias: los nacimientos dejaron de caer y parece haber habido un “efecto compensatorio”.

En 2020 el Pereira contabilizó 5.875 nacidos vivos, apenas 14 menos que el año anterior. “Esa diferencia, en términos demográficos, significa un freno”, explicó la demógrafa Wanda Cabella.

El freno en los nacimientos también se notó en los embarazos en adolescentes. Hubo solo tres bebés nacidos menos en 2020 respecto al año anterior de madres de entre 15 y 19 años. Sí hubo una caída más notoria en las menores de 15 años (pasó de 33 a 16), que aunque no mueve la aguja desde lo estadístico, sí tiene significancia porque a esa edad la mayoría de los embarazos son fruto de una violación.

Las interrupciones voluntarias del embarazo no explican el freno en la caída, como tampoco antes explicaban la baja de la natalidad. En el Pereira se practicaron 1.516 abortos en el último año, solo 15 más que en 2019.

Fuera de la “novedad” demográfica, esa del freno de la caída de nacimientos, la atención en el Pereira fue casi idéntica a los años anteriores.

“Estamos felices de que, pese a la pandemia, los niveles de consultas, los porcentajes de cesáreas y la respuesta de emergencias se mantuvieron en cifras similares a 2019”, dijo Victoria Lafluf, directora general del Pereira Rossell.

Entre los indicadores, se destacan las casi 50.000 consultas en policlínica realizadas, cifra muy similar a la del año 2019, y que, siendo una maternidad de referencia nacional para el seguimiento de embarazos de alto riesgo, el porcentaje de cesáreas fue del 33,7% (por debajo del promedio nacional), y disminuyó a la vez el porcentaje de muertes fetales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados