LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Rivera cuadruplica el promedio país de gente con una dosis contra el COVID-19

Hay un dato llamativo que no se da en ningún otro lugar del país: el 13% de los riverenses se vacunó únicamente con la primera dosis y no completó su esquema inicial.

Detectan variantes del coronavirus en Rivera. Foto: Mateo Vázquez
Funcionario de la salud realiza un hisopado por COVID-19. Foto: Mateo Vázquez

A pesar de la apertura de fronteras y con el antecedente problemático que significó Rivera durante los meses más duros de la pandemia, hoy allí hay solamente 12 personas cursando el COVID-19 y el departamento pasó a ser uno de los mejores del país en materia sanitaria. En las últimas 24 horas se registraron tres nuevos casos y este buen registro, en buena medida, tiene que ver con la cantidad de personas vacunadas.

Los niveles de vacunación en Rivera son de los más altos del país y actualmente el 75% de su población cuenta con las dos dosis contra el COVID-19. Sin embargo, hay un dato llamativo que no se da en ningún otro lugar del país: el 13% de los riverenses se vacunó únicamente con la primera dosis y no completó su esquema inicial.

A nivel país, el porcentaje de personas que solamente cuentan con la primera dosis es el 3,8%, pero en Rivera esa cantidad se cuadruplica. Colonia es el departamento que sigue a Rivera en este indicador, con el 6%. Es cierto que siempre hay una diferencia entre los vacunados con una, dos o tres dosis, debido a que hay ciertos plazos que se deben cumplir entre estas. Además, quienes se contagian entre cualquiera de las vacunas deben esperar un plazo adicional para terminar con el esquema.

Según su población, son más de 8.000 las personas que hoy se han vacunado con una única dosis en Rivera y las autoridades departamentales se preguntan por qué no se han dado la segunda.

Ricardo Araujo, director técnico de Comeri (una de las mutualistas locales en donde funciona uno de los tres vacunatorios), dijo a El País que “es frecuente” que las personas se ausenten a su segunda dosis “y también a la tercera” de refuerzo. “Es probable que esto se vincule a la situación tranquila que hoy tiene el departamento y el tema es que la gente ve que ya no hay muchos casos y los que hay tampoco son graves, entonces se dan esas faltas”, sostuvo Araujo.

Una fuente de otro vacunatorio de Rivera dijo, en diálogo con El País, que “generalmente” los días en los que hay 700 personas agendadas, “se suele vacunar a 500 aproximadamente porque faltan más de 100”. “Siempre estamos en débito en ese sentido”, afirmó la fuente.

Por su parte, el coordinador del vacunatorio de Casmer en el departamento, Javier Irigoin, dijo al respecto que “siempre hay un porcentaje de los que están agendados que por distintas razones se ausentan”. Irigoin explicó: “En general se está vacunando muy poco en el departamento. Creo que es por tener pocos brazos, pero lo cierto es que ahora los vacunatorios abren una vez por semana únicamente y todos hemos ofrecido vacunar sin agenda en algún momento”.

En el mismo sentido, Araujo opinó que ya “no tiene sentido” que haya tres vacunatorios “porque funcionan muy poco”.

Sin embargo, Irigoin explicó que las ausencias a la segunda dosis “se compensan porque siempre hay alguno fuera de lista que viene un día que no le toca porque faltó”.

Dos y no una.

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Sinovac (que son las que se han administrado en mayor medida en Uruguay) requieren dos dosis en su esquema inicial. En entrevista con El País, el científico e investigador Alejandro Chabalgoity dijo que “en el caso de Pfizer ya está bastante claro que dos dosis es el esquema de vacunación”, pero sobre Coronavac explicó: “El problema con Sinovac es que no sabíamos si ese era el esquema básico; en lo personal creo que las dos dosis de Sinovac más una de Pfizer termina siendo el esquema básico de vacunación”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados