NUEVA NORMALIDAD

Desde el punto de vista científico-médico es pronto para la reapertura de actividades, dijo Batthyány

Uruguay está "por fuera de la zona verde, la zona de seguridad", dijo el director del Institut Pasteur de Montevideo, aunque reconoció que no le corresponde a los científicos tomar la decisión.

Carlos Batthyány, director del Institut Pasteur de Montevideo. Foto Leonardo Mainé.
Carlos Batthyány, director del Institut Pasteur de Montevideo. Foto Leonardo Mainé - Archivo El País

Carlos Batthyány, director del Institut Pasteur de Montevideo, consideró este martes que desde un punto de vista "estrictamente científico-médico claramente que sí" es pronto para la reapertura en varios sectores a partir del 5 de julio, fijada por el Poder Ejecutivo.

En diálogo con "Más temprano que tarde" (Radio El Espectador), Batthyány aseguró que,  por un lado, Uruguay está "por fuera de la zona verde, la zona de seguridad, tanto en la positividad (porcentaje de pacientes positivos diarios), como en el número de casos que tenemos por día".

"Desde un punto de vista estrictamente científico-médico, claramente yo creo que lo que se dijo en diciembre por parte de los coordinadores generales del GACH de que había que tratar de volver a la zona de confort, con una positividad menor al 4% y con menos de 200 casos por día sería la situación ideal para empezar a reabrir gradualmente las actividades", expresó el científico.

De todos modos, reconoció que no es una decisión que depende estrictamente del área científica. "Entiendo que tomar las decisiones de abrir actividades no nos corresponde ni mucho menos, ni nunca tratamos de hacerlo los que nos dedicamos a la parte médica o científica. Le corresponde al gobierno, y en todo caso asesorado por otros científicos de otras áreas que son quizás hasta más relevantes que la propia parte médica, como los especialistas en sociología, psicología, etcétera. Hay muchos factores en juego", dijo el director del Institut Pasteur de Montevideo.

El gobierno decidió mover las perillas y habilitar los espectáculos públicos, las fiestas y eventos sociales. La decisión generó preocupación en el Frente Amplio, que considera que aumentar la movilidad es una jugada “arriesgada”.

Este martes, consultado sobre esta postura del partido de oposición, el ministro de Salud, Daniel Salinas, dijo que "la presencialidad era absolutamente necesaria" y que el retorno será "en forma estricta y protocolizada".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados