LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Proponen vacunar a brasileños aun sin la doble ciudadanía para frenar casos de COVID-19 en la frontera

Actualmente ya se está vacunando a brasileños, pero en todos los casos son también ciudadanos uruguayos, porque tienen la doble nacionalidad o “doble chapa”.

Algunos médicos del interior creen que es necesario inocular en Uruguay a ciudadanos brasileños para que no entren cepas nuevas. Foto: Mateo Vázquez
Algunos médicos del interior creen que es necesario inocular en Uruguay a ciudadanos brasileños para que no entren cepas nuevas. Foto: Mateo Vázquez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores

Diferentes médicos de la zona fronteriza en el noreste del país están organizando una “campaña” para que el gobierno vacune a ciudadanos brasileños que vivan en los estados que tienen frontera seca con Uruguay.

Actualmente ya se está vacunando a brasileños, pero en todos los casos son también ciudadanos uruguayos, porque tienen la doble nacionalidad o “doble chapa”. Estos, que son entre 10 y 15 mil personas, con tener la cédula de identidad vigente, ya pueden inocularse en territorio uruguayo.

El presidente de Comeri, uno de los prestadores de salud de Rivera, Ricardo Araujo, sostiene que vacunar a brasileños es la “única forma de frenar” los casos en la frontera, y que “todo lo demás es trabajo inútil porque se está vacunando a la mitad de la población”. Así lo advirtió en diálogo con El País, si bien aclaró que su posición es “personal” y no habla en nombre de la institución que dirige.

En el caso particular de Rivera, Araujo cree que se debe vacunar allí a todos los residentes de Santana do Livramento, tengan cédula uruguaya o no, porque si no, estima que “siempre van a estar entrando nuevas cepas por la frontera”. Calcula que eso podría suceder “durante 10 o 15 años” más.

Además, cree que esto se debería replicar en toda la zona fronteriza, desde Artigas hasta Rocha.

La presidenta de la Gremial Médica de Cerro Largo, Marta Cuadro, dice que “compartiría la propuesta” de los médicos de Rivera y se podría aplicar en Río Branco. Cuadro considera que habría que contar con una “determinada cantidad de insumos” para hacerlo.

En el plenario de la Federación de Médicos del Interior (FEMI), realizado el miércoles, el tema “se planteó, pero no se lo consideró en mucha profundidad”, según la médica.

En cambio, Javier Irigoin, coordinador del vacunatorio de Casmer en Rivera, dice que la propuesta “está muy alejada de la realidad” porque todavía “es todo muy incierto y todo muy reciente como para andar proponiendo esas cosas”.

En este sentido, el intendente Richard Sander advierte que es un tema que “todavía no se ha hablado” en el Centro Coordinador de Emergencia Departamental (Cecoed) ni tampoco hubo “ningún planteo formal por parte del gobierno”. Según el jefe de la comuna, “no se les puede” pedir a las autoridades que les “saquen dosis a los uruguayos para darles a brasileños”, aunque admite: “La verdad que sería ideal”.

Sander sostiene que “hay un tema de soberanía” y habría que “hablarlo con Cancillería y con el presidente de Brasil” porque el asunto “no depende de la frontera”.

La realidad brasileña.

En Brasil actualmente se está vacunando a personas mayores de 70 años y “a un ritmo muy lento”, dice Ricardo Gadret, exdirector del Hospital de Quaraí.

Ayer se llegó a vacunar al 10% de la población, es decir que hay más de 20 millones de personas inoculadas con la primera dosis en todo el país. El proceso de vacunación comenzó casi un mes después que en Uruguay y las vacunas fueron adquiridas mediante el mecanismo Covax.

En la ciudad de Santana do Livramento, frontera directa de Rivera, solamente 2.238 personas de los 76 mil habitantes tienen las dos dosis correspondientes.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: Marcelo Bonjour
Vacuna contra el coronavirus. Foto: Marcelo Bonjour

Brasil superó el martes la barrera de los 4 mil muertos por COVID-19 en un día y actualmente ya son más de 337.000 las personas fallecidas a causa de la enfermedad, una cifra superada solamente por Estados Unidos.

El presidente Jair Bolsonaro dijo este miércoles que “no habrá un confinamiento nacional”, a pesar de las recomendaciones de las autoridades de salud locales.

Según Araujo, la vacunación de brasileños en Uruguay sería algo similar a lo que pasó en 1975, “pero a la inversa” cuando “muchos uruguayos de todos los departamentos cruzaron a Brasil para vacunarse contra la meningitis” porque Uruguay no tenía vacunas para hacerlo en ese momento.

Fuentes del Ministerio de Salud Pública (MSP) explicaron que formalmente la posibilidad de vacunar a ciudadanos del país vecino aún no se ha discutido pero que, desde el punto de vista “logístico”, no habría “ningún problema”.

“Viveza criolla”: hisoparse en Brasil para no atrasar la segunda dosis
hisopado

Según supo El País, hay una práctica “frecuente” en la zona fronteriza entre quienes ya recibieron la primera dosis de la vacuna y sospechan tener COVID-19.

Esta consiste en cruzar a Brasil, realizarse un hisopado en una farmacia, y luego volver a Uruguay. De ese modo, el Ministerio de Salud Pública no atrasa la segunda dosis tres meses porque la persona no figura como positiva para las autoridades uruguayas.

Según Ricardo Gadret, médico de la ciudad de Quaraí (Brasil), es “normal” que uruguayos con doble nacionalidad se hisopen en Brasil porque “tienen derecho a hacerlo como cualquier brasileño”.

Al subdirector del hospital de Río Branco, Larry Jacotett, le “consta” que se ha recurrido a esa práctica , pero advierte que es “imposible cuantificarlo”.

El inmunólogo Álvaro García dice, en tanto, que “no hay problema” con no esperar los tres meses, pero que representa una “viveza criolla”.

Agradecido: se vacunó en Rivera y donó alcohol gel

Entre 10.000 y 15.000 personas que tienen la “doble ciudadanía”, uruguaya y brasileña, están habilitadas a agendarse para recibir la vacuna en nuestro país. Ayer un hombre que vive desde hace 24 años en Porto Alegre llegó a la ciudad de Rivera para recibir la primera dosis Sinovac, informó canal 4. El hombre viajó en moto durante seis horas y quedó “tan agradecido” con el sistema de vacunación que donó varias botellas de alcohol en gel para la mutualista Comeri. “Ojalá que se copien este tipo de donaciones porque siempre se necesitan las cosas”, dijo al respecto la enfermera Gabriela Cabrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados