LA PANDEMIA EN URUGUAY

Primer retroceso de los contagios luego de dos meses: ¿cambió la tendencia?

Científicos alertan que, pese a cierta desaceleración, el número de infectados con el nuevo coronvirus es "alto y peligroso"

Test coronavirus. Foto: Pixabay.
Los contagios que se reportan hoy son una foto de las exposiciones al virus que ocurrieron hace unas dos semanas. Foto: Reuters

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El pasado viernes se reportó que 3.786 personas dieron positivo al test de coronavirus. Al día siguiente se informaron 3.470. Al otro, 3.274, luego 2.564, 2.287 y, ayer, 2.664. Esta “leve caída” de los contagios, salvo por lo sucedido en la pasada jornada, es vista por los científicos como una “luz de esperanza”. Pero son tantas las advertencias que, en el mejor de los casos, los entendidos apenas se animan a afirmar que hay una “desaceleración aparente”.

Imagine una enorme pecera en la que usted intenta conocer la cantidad de peces infectados con COVID-19 usando un pequeño calderín. Algunos peces son tan pequeños que se escapan entre los agujeros de la red (como esos asintomáticos que pasan desapercibidos). Otros ni siquiera son capturados porque el calderín no llegó hasta donde están. Algo así estaría sucediendo: los científicos observan que se reportan menos contagios, pero temen que sean varios lo infectados que se están escapando. Temen que haya un subreporte.

Más allá de esta cautela, los más optimistas se aferran a otro indicador: la curva epidémica. En vez de que los casos sean asignados en el día que reporta el Sistema Nacional de Emergencias, los sitúan en la fecha en que los pacientes presentaron los síntomas. Eso permite conocer más al detalle la evolución epidemiológica. En el último informe del MSP se observa que la semana pasada hubo cierta caída (o al menos meseta) en esa curva.

Ese leve freno (el primero luego de dos meses y que para confirmarse debería mantenerse por más tiempo) no significa que la epidemia deje de crecer. El número de reproducción (más conocido como R ) recién ayer bajó de uno. Valga otra analogía: imagine un camión que viene a gran velocidad en una bajada y con el cambio puesto en tercera. Por más que vaya apretando el freno de a poco (léase medidas restrictivas, cuidados de la población y vacunación), es improbable que el vehículo se frente al instante.

Incluso con el freno, los casos diarios son tantos que ayer, en una reunión que los coordinadores del GACH mantuvieron con representantes del Poder Ejecutivo, se habló de cifras “muy altas y peligrosas”.

Test de coronavirus. Foto: Reuters
Test de coronavirus. Foto: Reuters

Los contagios que se reportan hoy son una foto de las exposiciones al virus que ocurrieron hace unas dos semanas. En ese sentido, la matemática María Inés Fariello dijo a radio Sarandí que, tal vez, la desaceleración en el número de positivos responde a la baja de movilidad que hubo en semana de Turismo. “Hoy en día la tasa de contagios sigue siendo alta. Y después de Turismo volvió a aumentar la movilidad, por lo que no podríamos afirmar cuánto podría bajar”.

La última medición de la percepción de riesgo en la población, realizada por el Observatorio Socioeconómico y Comportamental del GACH, muestra que los uruguayos perciben más riesgo ahora que a fines de febrero. Eso, que coincide con la última encuesta de la consultora Factum en la que se revela que el 74% decía a fin de marzo que había que endurecer más las medidas restrictivas de la movilidad, podrían ser indicadores de que los ciudadanos parecerían estar dispuestos a cuidarse más.

Un tercio de la población uruguaya recibió al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 y en algunos grupos priorizados, como el personal de salud (que ya muchos recibieron las dos dosis), empieza a notarse una caída de las infecciones.

“En las últimas semanas móviles la cantidad de casos venía aumentando y recién esta semana se puede comprobar un enlentecimiento del crecimiento (...) eso es alentador”, dijo el martes en el Parlamento el ministro de Salud, Daniel Salinas. Pero aclaró: esto “no puede dar lugar a ninguna suposición apresurada”.

¿Y en el CTI?

El martes hubo una caída en la ocupación de camas por parte de pacientes con COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos. Pero eso fue producto de una mala noticia: ese día hubo récord de fallecidos en ese sector (33), por lo cual gran parte de las camas liberadas habían sido por ese triste motivo.

En tanto, la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva reportó ayer un nuevo récord de ingresos a CTI en un día: entraron 61 pacientes. Por lo que la baja pasajera del martes quedó en el olvido.

Los ingresos al CTI son una foto de los contagios reportados dos semanas atrás, los cuales, a su vez, responden a exposiciones al virus acontecidas dos semanas antes. Eso hace pensar que, si realmente se están frenando los contagios, recién se observaría en las unidades de cuidados intensivos dentro de unas semanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados