CERRO LARGO

Preocupación de padres y docentes por intoxicación de maestra en jardín de infantes

La mujer tuvo que ser hospitalizada. Creen que fue por un producto tóxico que desparramó el dueño de un terreno contiguo al centro educativo.

Solo un tejido separa a la chatarra del predio donde juegan los niños. Foto: Néstor Araújo
Solo un tejido separa a la chatarra del predio donde juegan los niños. Foto: Néstor Araújo

Una maestra del Jardín 141 de Fraile Muerto (Cerro Largo) fue internada el pasado martes por una intoxicación que contrajo en el propio instituto de educación inicial y primaria. Los padres y el cuerpo docente creen que la intoxicación fue al tener contacto con un producto tóxico que un vecino desparramó en un terreno contiguo.

La maestra se habría enfermado al manipular el tejido del alambrado que divide el patio con un terreno baldío. Poco después de hacerlo, la mujer se desvaneció y tuvo que ser trasladada a una policlínica. Desde allí, la derivaron a Melo donde quedó internada. Fotografías que madres de alumnos mostraron a El País revelan que a la maestra le salieron manchas en varias partes del cuerpo.

Fuentes policiales confirmaron a El País que el pasado martes la directora del centro escolar presentó una denuncia contra el vecino en la seccional, hecho que luego fue derivado a la Fiscalía. También se informó a Primaria de lo ocurrido. Ahora se pretende determinar si la intoxicación se debe, o no, a la presencia de un agrotóxico.

Jennifer Bustamente y Casandra Morales, madres de niños que van al jardín, aseguraron que el dueño del predio ya tiene varias notificaciones en la Policía y en Salubridad e Higiene del municipio de Fraile Muerto. Según estas mujeres, el propietario fumigó el predio horas antes que se contagiara la maestra, sin tener en cuenta que en ese lugar juegan niños durante el recreo.

A la maestra le aparecieron manchas en la piel. Foto: Gentileza de lector
A la maestra le aparecieron manchas en la piel. Foto: Gentileza de lector

“Es una barbaridad. No soportamos más. Incluso la directora ya no puede más. Informó a Primaria de que en el lugar no existen muros para separar el predio y que el vecino coloca chatarras y maquinaria vieja”, dijo Bustamante.

Morales, por su parte, afirmó que hoy concurrieron muy pocos alumnos a esa escuela. El motivo es que los padres tienen miedo que sus hijos sufran la misma intoxicación que afectó a la maestra.

“Hay víboras, ratas. Además una auxiliar vio cuando estaban aplicando el producto. La primera medida que tomamos fue no enviar a nuestros hijos al jardín y después la directora lo que hizo fue clausurar el patio y cambiar la entrada, que habitualmente era el patio. Ahora estamos entrando por la puerta principal”, explicó.

El dueño del predio afirmó que en ningún momento fumigó ese lugar, pero sí admitió que se trata de un depósito de maquinarias agrícolas y vehículos en desuso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)