PANDEMIA

Ofrecen test PCR negativo trucho a viajeros contagiados en el exterior por $ 600

Quienes cursan COVID-19 afuera del país deben esperar 20 días para volver; MSP defiende la diferencia con el tiempo para el alta en Uruguay: “Preferimos que nos tilden de exagerados”

Test PCR. Foto: Estefanía Leal.
Test PCR. Foto: Estefanía Leal.

A partir de mayo las agencias de viajes comenzaron a notar que muchas personas decidían comprar pasajes al exterior para los meses siguientes. Tanto durante las vacaciones de invierno como en las semanas posteriores, cientos de uruguayos se “animaron” a salir del país después de un año y medio de pandemia. El motivo principal fue la mejora en la situación sanitaria local y la flexibilización de parte de algunos países en lo que refiere al turismo.

Uno de los que se animó a viajar en julio fue Martín (27), que concretó una ida a España con amigos que la pandemia había postergado. Un viaje que inicialmente sería de dos semanas terminó siendo de un mes. La sorpresa se dio a la semana del arribo, exactamente en la mitad del viaje, cuando comenzó a sentirse mal con tos, fiebre y mucho cansancio. Todos sabemos (incluido él), lo que eso podría llegar a ser. Martín se hisopó con un test rápido de antígenos y su resultado fue positivo. Allí comenzó la travesía para volver a Uruguay.

“Me encerré durante 10 días porque en España el confinamiento de los positivos es así. Ahí estuve averiguando con el Ministerio de Salud Pública (MSP) cómo tenía que hacer para volver a Uruguay sabiendo que era necesario un PCR negativo”, explicó Martín a El País. Su mayor preocupación proviene de una realidad clínica: una vez que una persona se contagia, a pesar de que cumpla con los días necesarios de aislamiento y ya no contagie, puede seguir “siendo” positivo durante semanas o incluso meses. Por lo tanto, ese PCR negativo necesario para ingresar al país era difícil de lograr y la estadía de Martín en España se hacía cada vez más extensa.

El otro camino para entrar al país, además del PCR negativo, es la constatación a través de una nota del MSP de que la persona cursó la infección por COVID-19 hace 20 días como mínimo o 90 como máximo. “La verdad es que me pareció exagerado lo de los 20 días como mínimo porque acá en Uruguay son 14, entonces no entiendo por qué, si ya está el alta médica, igual hay que esperar una semana más”, opinó Martín al respecto.

El director general de Salud del MSP, Miguel Asqueta, dijo a El País que el reglamento de 20 días como mínimo para las personas que cursan COVID en el exterior “fue toda una discusión en el grupo de trabajo con expertos” de la cartera, aunque finalmente “se laudó con unanimidad”.

El motivo principal es porque se trata de personas que transitaron la enfermedad en el extranjero y no estuvieron bajo la órbita de las autoridades locales, sin un seguimiento de síntomas necesario. “Aquí la cuarentena es de 14 días en el caso de ser sintomático y luego se modificó para 10 días en el caso de las personas sin síntomas. Sin embargo, hay muchos casos en los que las personas tienen los síntomas más fuertes en los días finales, quizá en el 12 o 13, y eso significa que la carga viral continúa siendo alta y una semana más de aislamiento es lo preferible. Si poníamos 14 días podíamos tener a una persona con fiebre y malestar en el día previo y ya podía entrar a Uruguay siendo peligrosa”, explicó Asqueta.

El criterio del MSP, según el encargado de la Digesa, es “absolutamente prudente” y agregó: “Preferimos que nos tilden de exagerados y no de blandos con respecto a fronteras”.

La tentación.

Ya sin síntomas y con los días de aislamiento cumplidos, Martín estaba “libre” en España, aunque lo que más quería era poder volver a Uruguay. “A pesar de que ya tenía la carta del MSP para volverme al día 21 del primer positivo, me seguí hisopando para ver si daba negativo antes”, dijo. Durante esos días, a través de amigos y conocidos, Martín se enteró de que desde Uruguay existe un mecanismo para falsificar un resultado de PCR para que sea negativo que tiene un costo de $ 600.

Según él, debido a la situación en la que se encontraba, sintió una “tentación” de solicitar la falsificación del PCR y así no tener que permanecer en España durante una semana más. “A mí me ganó la moral y no lo hice, pero estuvo presente la posibilidad”, contó.

El método de quienes falsifican los test consiste en modificar la constatación del resultado de positivo a negativo en el mismo formato original.

Consultado al respecto, Asqueta mencionó que la normativa de la cartera de Salud establece que los estudios deben ser realizados en laboratorios habilitados por el país de origen. “Los PCR que se entregan tienen que haber sido hechos en esos laboratorios para ser válidos, y si eventualmente detectamos una irregularidad se entra en un mecanismo de chequear si el laboratorio está habilitado o no”, explicó.

Según el jerarca, “ha ocurrido” que personas presentan papeles firmados, recetas o documentos que no equivalen al documento. La falsificación de los test, por lo tanto, no se chequea directamente con el laboratorio, sino a través del documento que lleva la persona, algo que, según Martín, “facilita” que se pueda seguir haciendo la falsificación si se incluye el nombre de un laboratorio habilitado. Para Asqueta, el control es “seguro”.

Lo necesario para poder ingresar a Uruguay hoy

Los ciudadanos uruguayos que viajen al exterior deberán cumplir con ciertos requisitos en el momento del ingreso al país. En primer lugar, Uruguay pide un PCR negativo realizado hasta 72 horas antes del vuelo o una carta del MSP notificando que la persona cursó COVID-19 en un plazo de entre 20 y 90 días anteriores al ingreso. El pasajero también tendrá que completar la “Declaración del Viajero”, donde se incluyen datos personales. Esta tendrá carácter de declaración jurada.

En lo referido a la cuarentena, las medidas reglamentadas por el Ministerio de Salud Pública (MSP) dependen fundamentalmente de si la persona está vacunada contra el COVID-19 o no. Los vacunados tienen la posibilidad de no hacer la cuarentena, aunque sí deben reducir los contactos, y es necesario un test PCR al séptimo día del realizado en el exterior. Para quienes no se hayan vacunado la última medida es la misma, aunque la cuarentena es obligatoria. En ambos casos está la posibilidad de aislarse por 14 días y no realizarse un test posterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados