SALUD

Niños de Venezuela con cáncer vienen a tratarse a Montevideo

Llegan tras la crisis sanitaria; la Pérez Scremini recibe decenas de consultas.

La Fundación Pérez Scremini atendió a dos niños venezolanos con cáncer. Foto: Fundación Pérez Scremini
La Fundación Pérez Scremini atendió a dos niños venezolanos con cáncer. Foto: Fundación Pérez Scremini

Decenas de llamadas de familias que consultan desde Venezuela por posibles tratamientos para sus hijos en Uruguay ha recibido la Fundación Pérez Scremini, que brinda atención y cuidado a los niños que padecen cáncer infantil. En Venezuela hay 1.500 casos de cáncer infantil reportados por año, de acuerdo a información de la Fundación de Ayuda del niño con Cáncer (Fundanica) de ese país caribeño.

"Las llamadas son consultando si nosotros los podemos recibir y si tenemos condiciones para hacer los tratamientos", explicó a El País Luis Ney Castillo, director médico del organismo.

A pesar de ofrecer "bastantes facilidades" para la atención en Uruguay, la mayoría de los consultantes "terminan recibiendo atención en otra región, por proximidad o porque las familias deciden aprovechar y emigrar definitivamente y entonces eligen otros países teniendo en cuenta factores como las posibilidades laborales".

"Sé que algunos emigraron a España, otros a Italia, otros a Argentina, Perú o Chile. Tenemos una red que estamos en contacto permanente con los especialistas de otros lugares", dijo el director médico.

Trabajo y salud.

Desde que se desató la crisis en Venezuela, la fundación ha atendido a dos menores provenientes de ese país: un niño de 4 años que padecía un tumor en un testículo y una adolescente que tenía tumor óseo. Ambos, actualmente, luego de cerca de 8 meses de tratamiento, lograron recuperarse aunque continúan en el país ya que requieren de seguimiento.

El niño vino hace casi dos años junto con su padre especialmente para recibir el tratamiento (fue uno de los que llamó antes de emigrar) y están alojados en la casa de una familia. "Por su trabajo seguramente se tenga que ir", dijo Castillo. Por el contrario, la madre de la adolescente que llegó a Uruguay hace 3 años tiene pensado quedarse, aunque está a la espera de que arribe su marido, quien aún está en Venezuela.

La fundación uruguaya se hizo cargo del costo del tratamiento de ambos menores, pero no del alojamiento.

Daniel Bruno, un venezolano que se vino a vivir a Uruguay y que tiene una hija que padeció cáncer y recibió tratamiento en Venezuela, agradeció la atención que brindan en la Fundación Pérez Scremini. "Son lo máximo. Venimos de Venezuela donde mi hija fue curada en el Hospital de niños José Manuel de los Ríos y actualmente nos chequeamos cada 6 meses en esta increíble institución. Todos los éxitos para ustedes en esta noble tarea. Un gran abrazo al excelente doctor Ney Castillo y a la increíble Paola Greco", publicó Bruno en la página de Facebook de la fundación.

Centro de referencia.

De acuerdo a Castillo, lo que llevó a las familias a venir a Uruguay fue "que leyeron sobre los resultados de la fundación".

En "Pérez Scremini" se atiende a unos 2.000 niños y adolescentes por año. De acuerdo a la OMS, la probabilidad de sobrevida de niños con enfermedades oncológicas en Uruguay alcanza el 80%, siendo el mejor índice en Latinoamérica, algo que pone al país a la par de líderes en la cura del cáncer infantil como EE.UU., Alemania, España y Francia. En Uruguay, todos los años, se presentan cerca de 150 nuevos casos de niños con cáncer. La atención en la fundación no tiene costo para las familias e incluye consultas médicas, estudios, tratamientos, medicamentos, internación, traslados y apoyo psicosocial.

En un año murieron 25.674 por cáncer

En estos años, la crisis de Venezuela se ha agravado hasta tal punto que muchas personas fallecieron por no recibir medicamentos ni tratamiento. En 2016, 25.674 pacientes con cáncer entre niños y adultos murieron por la falta de acceso a medicinas, según un estudio de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela. Ante esa situación muchas familias que tienen a sus hijos enfermos deciden emigrar para salvarles la vida.

Para los menores enfermos de cáncer, en los hospitales ya no hay medicinas, ni se los puede someter a la quimioterapia que requieren y tampoco hay insumos para hacer las biopsias. En Venezuela, cada año, se registran 1.500 casos nuevos de cáncer infantil: el 80% puede curarse si recibe terapia, pero la mayoría de los medicamentos no están disponibles, según reporta la Fundación de Ayuda del niño con Cáncer (Fundanica).

Muchas personas recurren al mercado negro hasta para conseguir analgésicos y vitaminas y terminan pagando por ellos 100% más de lo normal. Algunas personas que lograron salir del país intentaron mandar medicamentos a sus familias pero el gobierno venezolano ha bloqueado el envío de fármacos por encomiendas y tampoco acepta las donaciones humanitarias de ONG, ya que consideran "que no existe una crisis humanitaria en el país".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)