DURAZNO

Niños de un equipo de fútbol de Durazno intoxicados; varios permanecen internados

Los niños juegan al fútbol en un club de la localidad de Villa del Carmen y luego de un partido de ayer sábado comenzaron a sentirse mal. No está claro qué sucedió y varios de los pequeños siguen en observación.

Hospital Dr Emilio Penza. Foto: Víctor Rodríguez
Hospital Dr Emilio Penza. Foto: Víctor Rodríguez

Varios niños de corta edad de un club de fútbol de la localidad de Villa del Carmen, resultaron afectados luego de un partido en la tarde noche de ayer en el departamento de Durazno.

Siete permanecen en observación en el hospital y se espera que otros sean dados de alta en el correr del día.

“Los niños están bien, en observación, se les realizó análisis de sangre y otros estudios”, explicó Inés Colina, integrante de la Liga de Fútbol Infantil.

La situación comenzó cuando el plantel del club retornaba a la localidad Carmense, luego de haber disputado el juego categoría 2007 ante el club Santa Bernardina en el estadio José Pedro Varela.

“El ómnibus estaba volviendo a Villa del Carmen y comenzaron los síntomas, por lo que se decidió regresar y llevarlos de inmediato a centros de salud”, señaló Colina.

No está claro qué sucedió, pero se manejan dos hipótesis. Una es que los pequeños en el transcurso del partido y en el entretiempo bebieron agua de un bidón y eso podría haber causado el cuadro de afectación sanitaria. El otro es la probabilidad de que hayan sido afectados por monóxido de carbono (que podría haber desprendido algún vehículo). Estas son las sospechas, de acuerdo a un informe dado a los padres por los médicos tratantes en la mutualista.

La policía, que actuó en el lugar, incautó el recipiente para investigarlo y poder determinar si contenía vestigios de alguna sustancia nociva para la salud humana, aspecto que en principio se considera difícil debido a que el bidón de agua de referencia (que en los partidos de la Liga de Fútbol Infantil de Durazno es responsabilidad de cada club proveerlo a sus jugadores como condición reglamentada) era nuevo, sin abrir.

“El agua que se utilizó es de una línea comercial, el bidón estaba cerrado y fue llevado por el club”, informó la misma fuente, quien agregó que el equipo que disputó el partido ante Vecinal, el club Santa Bernardina, no registró episodios sanitarios adversos.

El estadio Varela tiene cobertura de salud, a través del servicio de emergencia medico móvil de la mutualista Camedur.

“El fútbol infantil de la Liga de Durazno mueve 1.500 niños cada fin de semana, con todo lo que ello significa para el desarrollo del niño y su entorno familiar”, dijo, Colina, que junto a dirigentes de la Liga y de varios clubes están al tanto de la situación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)