SOFTWARE DEL MINISTERIO DE SALUD

Mutualistas resisten sistema que registra adhesión sindical

Polémica por el software del MSP que solicita datos del personal de salud

Consultorio médico. Foto: Fernando Ponzetto.
Las mutualistas de Montevideo cuestionan los plazos y los requisitos de un sistema del MSP.. Foto: Fernando Ponzetto.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) tuvo que aplazar la fecha de inicio de un nuevo sistema informático con el que pretende recoger datos de los trabajadores en las mutualistas, luego de que las instituciones de Montevideo cuestionaran la implementación del software, entre otras cosas, porque solicita que se informe sobre la cantidad de horas en las que los trabajadores se adhieren a paros.

Según informaron fuentes del MSP a El País, el pasado lunes las mutualistas que integran la Cámara de Instituciones y Empresas de Salud (CIES), el Plenario de Instituciones de Asistencia Médica Colectiva y la Médica Uruguaya, comunicaron a la Junta Nacional de Salud (Junasa) la “imposibilidad material” para cumplir con la puesta en marcha del nuevo Sistema de Información del Personal de Salud (SIPS).

Las instituciones advirtieron este lunes a la Junasa que tienen “dudas” y “discrepancias con el alcance, conceptos y detalles de la información solicitada”, así como sobre la “pertinencia jurídica de brindar dicha información”, en una carta firmada por representantes de las mutualistas a la que accedió El País.

El 3 de septiembre el MSP les comunicó a las mutualistas que su intención era que el sistema quedara operativo antes del próximo 15 de octubre, y que de lo contrario, no se otorgaría el certificado Sinadi como forma de sanción, un documento que certifica que el prestador integral de salud ha dado cumplimiento con la información solicitada por la secretaría de Estado.

Justamente, los plazos requeridos para la puesta en marcha del sistema también molestó a las mutualistas. Una fuente de las instituciones médicas que prefirió no ser identificada, dijo a El País que “hay malestar por el tiempo para hacer los cambios” dado que por ejemplo, el nuevo sistema requiere de varios ajustes y también de recursos económicos para instrumentarlos de manera adecuada. Mientras tanto, en el MSP informaron a El País que “se acordó ir trabajando en su implementación y mantener alguna reunión para coordinar”. El País trasladó las consultas a dirigentes del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), pero no se obtuvo respuesta.

Quien sí salió al cruce de la medida del gobierno fue el senador del Partido Nacional Javier García, quien dijo a El País que “es muy llamativo que un organismo como el MSP que es político y rector de la salud, haga un listado identificando a los funcionarios que sean médicos o no sean médicos cuando hacen un paro”.

El legislador se preguntó por la finalidad de la implementación de un sistema como este en las mutualistas. El MSP “es un organismo que contrata con la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y que vive permanentemente en conflicto con algunos sectores de la salud”, señaló. “¿Cuál es el fin de que un organismo rector tenga identificadas a personas que llevan adelante medidas gremiales?”.

García también rechazó el reciente decreto del gobierno que regula el origen de los fondos con el que las instituciones médicas pueden pautar publicidad, de forma que no se utilicen recursos del Fondo Nacional de Salud. En este sentido, el senador señaló que “se está conformando una especie de entidad policíaca donde se ejerce la censura previa a la publicidad que hacen las instituciones mutuales y ahora hace un registro identificatorio, entonces, no se pueden alegar razones estadísticas”.

El software. 

Se trata de un sistema de información que recoge datos sobre los trabajadores del sistema de salud que deben cargar las instituciones de salud públicas y privadas integrales y parciales. De acuerdo a un documento del propio MSP en el que describe sus objetivos, las autoridades explican que la finalidad es “contar con información de la actividad laboral de todas las personas que integran el sistema, dando cuenta de la realidad de los servicios de salud en cuanto a sus recursos humanos”.

Según constató El País, el sistema presenta varios campos para completar por el equipo de salud de cada mutualista, el más polémico es justamente el que solicita especificar la adhesión a los paros. De acuerdo a la especificación del sistema, “se registrará la cantidad de horas que la persona faltó a la institución para adherirse a paros. Si falta un día entero se ingresa la cantidad de horas que le correspondía trabajar en esa filial y área en ese mes”.

El sistema también solicita datos sobre las licencias de los trabajadores y el ausentismo de los mismos. Se trata de una versión actualizada del Sistema de Control y Análisis de Recursos Humanos (Scarch) creado en el año 2006 y a partir del cual se ha obtenido información sistemática del sector privado.

Para el caso de las emergencias móviles (EEMM) y los prestadores públicos, la información se ha recibido por otra vía, mientras que de los Institutos de Medicina Altamente Especializada (IMAE) no se cuenta con información, señala un documento explicativo del sistema al que accedió El País.

El objetivo es “unificar las distintas fuentes de información, las fechas de entregas y los criterios adoptados para contar con información sólida y comparable de todos los prestadores”. Explican que “una de las modificaciones centrales con respecto al Scarch, es la discriminación de la actividad laboral para cada establecimiento de la institución, permitiendo la georreferenciación de los y las trabajadoras en el territorio”. El MSP encontró que el actual presenta “limitaciones del sistema y las nuevas demandas de información ante cambios en el sistema de salud y del mercado de trabajo”, por eso va por uno más actualizado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)