LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Mutualistas piden levantar restricciones para llegar a los 15.000 test diarios

El gobierno comunicó ayer su estrategia a las mutualistas, laboratorios y gremios médicos y no médicos que implica más test, más diagnósticos y más seguimiento de los casos.

El Poder Ejecutivo busca aumentar los test, los diagnósticos y el seguimiento de los casos del virus en la previa a las fiestas. Foto: Fernando Ponzetto
El Poder Ejecutivo busca aumentar los test, los diagnósticos y el seguimiento de los casos del virus en la previa a las fiestas. Foto: Fernando Ponzetto

Las fiestas de fin de año y la inminente temporada de verano es lo que más preocupa al gobierno, mientras que los focos en Montevideo y Canelones se hacen cada vez más evidentes, y hay 14.000 personas en cuarentena y 971 que están cursando el COVID-19.

Más test, más diagnósticos y más seguimiento de los infectados es la estrategia que tiene ahora la administración de Luis Lacalle Pou, que ayer recibió en la Torre Ejecutiva a los representantes de las mutualistas, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), los laboratorios y los gremios de los trabajadores médicos y no médicos.

Allí, las autoridades de las mutualistas recibieron de primera mano el planteo del Poder Ejecutivo de aumentar la capacidad de testeo de COVID-19, y también hubo lugar para algún que otro reclamo.

De acuerdo a fuentes del mutualismo, lo que pidieron al gobierno no solo fue el pago de los test de coronavirus que todavía no les abonaron, sino que incluso plantearon una serie de medidas que creen son necesarias para poder aumentar los análisis.

Entre ellas, las mutualistas reclamaron la necesidad de que las instituciones puedan “cruzar” los test entre ellas. Es decir, que un paciente de una determinada institución pueda hacerse el test gratis en cualquier prestador.

Para las autoridades de los prestadores esto no solo agilizaría la dinámica de los testeos, sino que permitiría elevar la capacidad diagnóstica, como busca el gobierno. Luego de la reunión, el secretario general de las Instituciones de Asistencia Médica Colectivas (IAMC) Ariel Bango, contó que “la idea es ver si se puede llegar a los 15.000 test diarios” de COVID-19. Hoy, lo cierto es que las mutualistas, que realizan el 50% de los análisis que se hacen a diario, sugieren que tienen capacidad para alcanzar los 9.000 exámenes por jornada.

Persona realizando un test de COVID-19. Foto: AFP
Persona realizando un test de COVID-19. Foto: AFP

Pero este no es el único pedido que dejaron las instituciones al gobierno. Las mutualistas también plantearon la necesidad de “liberar” recursos hoy apostados a otros servicios de la salud, para responder a la alta demanda que esperan pueda registrarse este verano por los casos de coronavirus.

También creen necesario, al igual que en el Sindicato Médico del Uruguay, modificar los protocolos que les permitan a los médicos aumentar las indicaciones de test. Las autoridades quedaron en contestar en los próximos días.

Partida y cifras.

Mientras tanto, el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, aseguró a los empresarios que a partir de esta semana se comenzarán a transferir las partidas financieras por los costos de los test que realizaron a cuenta desde marzo. “Mañana (por hoy) o pasado se van a estar liberando parte de los fondos para pagar los test que se hicieron y todavía no se cancelaron”, dijo el funcionario.

El gobierno también confirmó que realizará test serológicos al personal de la salud para constatar la presencia de la enfermedad.

Ayer murió el segundo trabajador de la salud por el virus. Se trata de un enfermero de más de 50 años de la mutualista Comeca, de Canelones.

Delgado, por otro lado, anunció ayer que “hay cerca de 14.000 cuarentenados” en el país, al tiempo que el Sistema Nacional de Emergencias notificó 108 casos nuevos. De ellos, 60 son de Montevideo, 28 de Canelones, ocho de Rivera, seis de Soriano, dos de Paysandú, uno de Cerro Largo, uno de Colonia, uno de Maldonado y uno de Tacuarembó.

Cohen: “Nos apedrean el rancho”
Henry Cohen. Foto: Leonardo Mainé.

“Casi que nos están apedreando el rancho y estamos aguantando estoicamente el arco”, dijo ayer el doctor Henry Cohen, coordinador del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que aconseja a la Presidencia de la República, consultado sobre el aumento de casos de COVID-19 en las últimas semanas.

Cohen, que junto al coordinador general del GACH, Rafael Radi, participó de una sesión especial del Consejo Directivo Central (CDC) de la Universidad de la República en el Paraninfo, advirtió que solo “se ha recorrido el 60% del camino” y que aunque “las vacunas van a llegar, no se sabe cuándo”. “No tenemos fecha. Somos optimistas de que van a ser varias y muy eficientes, pero mientras tanto no podemos aflojar, tenemos que luchar contra la fatiga”, insistió. Radi, por otro lado, destacó la independencia del GACH, aunque advirtió que en algunas oportunidades recibieron presiones. “Desde el primer día fue planteado que no podía haber interferencias políticas de ningún tipo. Y la verdad es que estas fueron marginales, del lado A y del lado B. Existieron, pero fueron rápidamente neutralizadas, y no influyeron”, señaló.

Hay un foco en Sala de Maroñas

Hubo un foco de coronavirus en la sala de Maroñas Entertaiment del Montevideo Shopping Center, con cinco personas infectadas, según supo El País y confirmaron desde la empresa. Todos los positivos que fueron detectados son funcionarios. La sala, que estuvo cerrada al público para su desinfección, abrirá a partir de este mediodía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados