Salud Pública y Unicef

En 2017 mutualistas atendieron 386 niños víctimas de violencia sexual; más de 1 por día

Fueron 386 los casos de violencia sexual en menores de 15 años que se atendieron en las emergencia del sector mutual el año pasado, sin contar los centros de la ASSE. Ayer se presentó un protocolo de abordaje para estos casos que tienen como víctima a niños y adolescentes.

La mayoría (52%) de las víctimas de abuso sexual, atendidas por las ONG, tenía entre 6 y 12 años de edad.
Foto: Shutterstock

El Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informaron que en 2017 se atendieron 386 casos de violencia sexual en menores de 15 años en las puertas de emergencia del sector mutual, sin contar los centros de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

También se detalló que un 27,7 % de las mujeres mayores de 15 años que consultaron en 2017 en los servicios de salud, dijeron sufrir alguna situación de violencia en los 12 meses previos.

Junto con estas cifra, se presentó ayer un protocolo para el abordaje de situaciones de violencia sexual contra niños y adolescentes, en el marco del Sistema Nacional Integrado de Salud.

Irene Petit, directora del Área programática de violencia de género del Ministerio de Salud Pública, señaló que "la idea es que todas las personas que atienden niños, niñas y adolescentes en el primer nivel de atención, en emergencias y en los sectores de internación puedan dar una primera respuesta y evaluar un caso en el que hay sospecha de abuso sexual”.

Este documento fue elaborado en consulta con el Sistema Integral de Protección a la Infancia y la Adolescencia contra la Violencia (Sipiav), la academia y organizaciones no gubernamentales.

Jorge Basso encabezó Presentación de Protocolo para abordar situaciones de violencia sexual contra niños y adolescentes. Foto: Presidencia
Jorge Basso encabezó la presentación del protocolo. Foto: Presidencia

A este protocolo deben sumarse las acciones de prevención que se pueden desarrollar desde la salud, señalaron las autoridades. Pero el objetivo es que además de la atención sanitaria, se brinde contención emocional, escucha, y validación del relato. Además, en relación al registro que queda en la historia clínica, el profesional que atiende debe poner en forma textual, entrecomillando, las palabras de la posible víctima, a efectos de que luego puede ocurrir que la situación que se judicialice y la persona se retracte.

Entre las pautas establecidas para los profesionales de la salud están algunas referidas con lo conductual y lo emocional, niños retraídos o, al contrario, muy sexualizados, señales físicas, infecciones de transmisión sexual, situaciones de embarazo.

Estos elementos están planteados en el protocolo y se prevé que el personal de la salud investigue el caso trabajando en equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)