CAMPAÑA SANITARIA

El MSP evalúa reducir plazos de espera para que los recuperados de COVID-19 se vacunen

Actualmente un paciente que se recuperó de la enfermedad tiene que esperar seis meses para recibir la primera dosis contra el coronavirus.

Vacunación contra el coronavirus. Foto: Mateo Vázquez
Vacunación contra el coronavirus. Foto: Mateo Vázquez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) evalúa reducir el tiempo que un paciente recuperado de coronavirus debe esperar para recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

La medida es estudiada por estas horas por la comisión ad hoc de vacunas en la órbita de esta secretaría de Estado, informó este lunes a los gremios médicos el ministro del ramo, Daniel Salinas.

Actualmente, son seis meses el plazo que un paciente que se recuperó de la enfermedad tiene que esperar para recibir la primera dosis de la vacuna. Sin embargo, diversa bibliografía internacional que ya es consultada por los especialistas uruguayos revela que este plazo podría reducirse a tres meses e incluso a menos.

Al respecto, Salinas confirmó ayer a El País que el caso “está a revisión”. Álvaro Dendi, dirigente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que participó del encuentro con las autoridades del MSP este lunes, dijo a El País que “la evidencia indica que en realidad este período de seis meses es muy prolongado y que uno más corto, entre uno y tres meses, es recomendable”.

A nivel general hay consenso en la salud en que aquellas personas que tienen más probabilidad de volver a infectarse, como los trabajadores esenciales (docentes, militares, policías, bomberos y médicos), “no pueden esperar seis meses” para inmunizarse.

Es el caso por ejemplo de varios médicos que hace más de un año combaten a la pandemia en el frente de batalla. Es el caso de Matilde Miralles, una pediatra que trabaja en emergencia, urgencia y en sala de internación, y que contrajo la enfermedad en enero a través de su marido, un ginecólogo que se contagió en una consulta.

La médica contó a El País que estaba muy “esperanzada” en acceder a la primera dosis de Pfizer, sin embargo, “resulta que el MSP en forma arbitraria y sin evidencia científica” definió que debería esperar medio año para recibir la vacuna.

La especialista, que relató que estudió toda la evidencia científica al respecto, dijo que “la inmunidad no dura más de 90 días”. Y agregó: “Mis anticuerpos son casi imperceptibles, yo no tengo anticuerpos que me protejan”.

Pero su caso no es el único, hay docentes y otros trabajadores esenciales que no pueden vacunarse porque tuvieron la enfermedad. Una profesora de Secundaria, que prefirió no ser identificada, señaló a El País que “es increíble que se tenga que esperar seis meses cuando en el mundo esto no ocurre”.

Fuentes de la salud indicaron que esta medida sí se aplica en otros países del mundo y que la norma fue adoptada en base a recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, para Miralles, la sugerencia del organismo internacional aplica solo para “aquellos países en los cuales el acceso a las vacunas es limitado porque no hay dosis, entonces es lógico la preferencia de vacunar a quienes no tuvieron la enfermedad”.

Dendi entiende la “ansiedad” de los médicos, sobre todo de quienes tienen que combatir la enfermedad en los sectores hospitalarios de mayor riesgo. “Los que están con más paciencia son los que están en el segundo grupo y que están esperando para inscribirse”, dijo el dirigente, quien admitió que esperaba que las 50.000 dosis iniciales para el personal de salud priorizado se agotaran.

Tanto el SMU como la Federación Médica del Interior (FEMI), consideran que el remanente de 14.000 dosis de Pfizer se debe a que los médicos no pudieron anotarse debido a problemas técnicos presentados (ver en recuadro), así como a la imposibilidad de sacar hora por haber tenido la enfermedad hace menos de seis meses. Pero también coinciden en que la baja se debe a que “muchos médicos se vacunaron con Sinovac” al quedar comprendidos en la franja etaria de 55 a 59 años, que ya fue habilitada.

Llegada de vacunas Sinovac a Uruguay. Foto: Francisco Flores.
Llegada de vacunas Sinovac a Uruguay. Foto: Francisco Flores.

Menos movilidad.

Ayer por la noche el SMU y las sociedades científicas resolvieron sugerir una serie de medidas para “evitar más muertes en el corto plazo, disminuir los casos con consecuentes secuelas y evitar la saturación y el colapso del sistema de salud”.

En una declaración a la que accedió El País, los médicos agremiados resolvieron que es necesario “profundizar las medidas que determinen una rápida disminución de la interacción física de las personas”, así como “profundizar en medidas para la protección social”.

También reclamaron “el mayor de los esfuerzos para el cuidado de los trabajadores de la salud, facilitando trabas que dificulten la vacunación y mejorando el acceso al testeo”, y se acordó impulsar una campaña de vacunación masiva. Esto último ya había sido reclamado por el sindicato de intensivistas, SUMI.

Por otro lado, desde el SMU recomiendan que la vacunación “sea condición para desempeñar tareas en las áreas de educación y salud” y que se brinde “testeo accesible y rápido a toda la población para recuperar el hilo epidemiológico como estrategia hasta el efecto masivo de la vacunación”.

Los médicos ya alertaron la necesidad de tomar medidas este lunes a las autoridades sanitarias, luego de una reunión el pasado fin de semana en la que se revisó el aumento de los casos de coronavirus.

Piden datos por error en sistema

El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) comenzó ayer una campaña en la que solicita los datos de todos los médicos que tuvieron algún tipo de problema al momento de agendarse. En el SMU explicaron a El País que se reportaron varios casos de profesionales cuyas cédulas de identidad no fueron ingresadas al sistema. Dendi dijo que “se registraron equivocaciones administrativas” en los prestadores de salud de los médicos.

En su cuenta de Twitter, el SMU publicó ayer a la tarde que recibirá los reportes de los galenos y que realizará “gestiones” ante el MSP para “solucionar la situación”. Lo mismo estaba haciendo ayer la Federación Médica del Interior (FEMI), que representa a los médicos del interior del país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados