ENTREVISTA

Leonardo Cipriani: “El que metió la mano, terminará donde deba estar”

"No vamos a hacer una cacería de brujas, ni hechos políticos. Sí se van a hacer auditorías”, dijo el presidente de ASSE Leonardo Cipriani en entrevista con El País.

Leonardo Cipriani, presidente de ASSE. Foto: Fernando Ponzetto.
Leonardo Cipriani, presidente de ASSE. Foto: Fernando Ponzetto.

Era el médico personal del secretario de Presidencia, Álvaro Delgado hasta que el jerarca blanco le ofreció ir de número uno en el directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). Leonardo Cipriani llegó a la institución de salud más grande del país en plena pandemia del coronavirus y es hoy el encargado de llevar las riendas de la nueva gestión que buscará no solo ordenar la casa en lo económico sino también en lo político.

-¿En qué situación encontró al organismo cuando asumió?

-Cuando ingresamos nos encontramos con un organismo que tiene una estructura muy compleja, un organigrama complejo. Después, nos encontramos específicamente con un compromiso de muchos funcionarios, gente muy comprometida.

-¿Y otra que no?

-Otra que, como pasa en todas partes, funcionarios que de repente no están tan comprometidos como suele pasar. El término monstruo hay que eliminarlo, hay que sacarlo. Cuando vos venís te dicen: “No, esto es un monstruo”, y de ninguna manera, es una institución.

-¿Así le decían antes de usted asumir, que ASSE era un monstruo?

-Siempre te lo vendían así. Al ser tan grande, tenemos más de 33.000 funcionarios, 900 puntos de atención. De repente, la parte de control, capaz que al tener un sistema un poco débil de control, a vos te puede pasar que en cualquier unidad ejecutora, en cualquier lugar, vos podés tener a alguien que no te actúe de una manera bien y te pueda hacer caer. Antes de tomar este cargo, lo pensé mucho, además uno sabe dónde se mete. Ningún directorio de ASSE lo termina.

-¿Ninguno terminó su mandato?

-Ningún director de ASSE, digo, Marcos Carámbula fue un director que vino en la mitad, sobre el final, estuvo dos años, pero siempre, todos los directores.

-¿Y eso por qué cree que ocurre?

-Yo creo que es tan grande la organización, es tanta la plata que mueve, somos uno de los organismos junto con la ANEP que movemos más parte del presupuesto nacional.

-¿Cómo será el relacionamiento de su directorio con los sindicatos, sobre todo en un año en el que se discutirá el presupuesto?

-Franco y sincero. Y con la realidad, sin ocultar nada como tiene que ser y con mucha presencia. Hasta ahora, en lo que vamos de la gestión, hemos tenido un muy buen trato, muy profesional, con la propia federación (FFSP) y también con comisiones internas de cada centro. Me he encontrado con que es un sindicato que es ordenado, respetuoso y que plantea cosas que son coherentes. Vi mucho funcionario comprometido, vi mucho gremialista comprometido.

Leonardo Cipriani, presidente de ASSE. Foto: Fernando Ponzetto.
"La renuncia masiva de directores fue movida política pura, se gestó en el Frente Amplio”, expresó Leonardo Cipriani, presidente de ASSE. Foto: Fernando Ponzetto.

-¿Que ocurrirá con aquel funcionario que se desvíe o aparte de la norma?

-Y el que se desvíe de la norma hay que aplicar lo que el reglamento te dice que hay que aplicar e ir con todo el proceso administrativo que se tiene, que en el Estado es largo y complicado.

-Durante la administración del Frente Amplio se detectaron varias irregularidades, entre ellas -quizás la más conocida- funcionarios y jerarcas del Hospital de Bella Unión montaron una empresa de ambulancias y contrataban con ASSE. ¿Qué hará si encuentra este tipo de casos?

-Todo eso lo vamos a evitar con los convenios. Todo en ASSE tenemos que lograrlo conveniar. Si uno hace un convenio es la manera, es tratar de evitar la compra directa, eso es lo que tenemos que hacer, evitar la compra directa que lleva a eso. Y todo convenio pasa por el MSP para que lo apruebe el ministro y pasa por el Tribunal de Cuentas después. Una vez que tenga todo ese proceso procedemos a hacerlo. Lo que no tiene que ser es tan lento y tan largo porque si uno está un año en eso, en el medio se va dando una compra directa y eso siempre va a ser más caro para ASSE.

-¿No permitirá entonces que se reiteren hechos como los del exdirector del Hospital de Rivera, Andrés Toriani, que redireccionó partidas de un rubro a otro para pagar sueldos de médicos?

-Obviamente que no. Tiene que ser con el proceso administrativo y con lo que la ley nos permite. ASSE es el prestador más grande, o sea que somos el cliente más grande que cualquiera, por eso van a tener que ser los mejores precios. Si nosotros logramos buenos convenios con las instituciones, se cumple y vas a ver que la economía en la institución es buena.

-Cuando el Partido Nacional era oposición, reclamaba al gobierno la designación de directores de hospitales por concurso. Sin embargo, en lo que va de su gestión, todas sus designaciones han sido de confianza política.

-Que quede bien claro y de primera, estamos de acuerdo con los concursos y vamos a concursar, vamos a hacerlo. Nosotros entramos en una pandemia, cuando entramos, lo primero fue el cambio de la Gerencia General, la Gerencia Administrativa y a nivel de las regiones. Después, acordate que a nosotros nos presentaron renuncia. Nosotros hay muchos directores que no los cambiamos, hay mucha gente que sigue porque son médicos que les gusta la gestión, que no son políticamente activos. Nosotros tuvimos una renuncia masiva de 23 directores y después me pasó que, por ejemplo, iba a recorrer hospitales y el propio director me decía “mirá Leonardo me quiero ir”, es más, alguno era compañero mío de generación. “Porque sabés, soy políticamente activo, no me representa el gobierno, me quiero ir”. ¿Y qué pasa? Yo ahora al empezar a armar, no comparto los concursos por ejemplo como se armaron.

-¿Los implementados por Carámbula?

-Marcos Carámbula empezó excelente en su gestión, en el sentido que él empezó con los concursos, cambió la cabeza, la modalidad y dio los primeros pasos.

-Pero no pudo aplicarlos todos.

-De los 396 cargos que se eligen por directorio, concursaron 11, pero lo importante de esto, no es que hayan sido pocos, lo importante es que empezó. Es la señal que la quiero continuar. Estoy estudiando las bases con las que se concursa. Por ejemplo, en el período anterior, sé que un punto importante era la antigüedad, yo no comparto mucho eso, si no vos podés perder un valor muy joven por no tener antigüedad y de repente es el mejor proyecto.

-¿Que ocurrirá con las denuncias de irregularidades en hospitales públicos realizadas por la entonces oposición al gobierno del FA? Incluso las mismas fueron elevadas a la Justicia tras conformarse una comisión parlamentaria sobre el tema.

-En primer lugar, no vamos a hacer cacería de brujas, ni hechos políticos. Sí se van a hacer auditorías y lo que estamos trabajando es en una unidad de auditoría en la cual vamos a apoyarnos mucho en la comisión investigadora y empezar a auditar. A mí lo que más me interesa es la gestión. Yo no quiero perder tiempo para atrás, quiero de acá empezar a gestionar para adelante porque los cinco años se me van a ir.

Leonardo Cipriani, presidente de ASSE. Foto: Fernando Ponzetto.
"Estamos preocupados y ocupados" por la situación en la frontera, comentó Cipriani. Foto: Fernando Ponzetto.

-¿No va a ir a buscar responsables?

-No es eso tampoco. El que estuvo mal y metió la mano, tiene que hacer el proceso administrativo que le corresponde.

-Pagar.

-Terminar donde tiene que terminar. Eso que no se malentienda. Queremos dejar esta institución eficiente, que brinde una atención en salud de calidad, segura, oportuna y en el momento.

-¿Y con qué espera encontrarse en las auditorías?

-Y si salta, va a pasar todo a los medios que tiene que pasar. No sé con qué me puedo encontrar, qué es lo que va a empezar a saltar, pero lo que aparezca, la población lo va a saber. Y va a correr el proceso que tenga que correr, si son faltas administrativas, si son faltas para la Justicia; eso, total transparencia.

-Comparte las declaraciones del cabildante Fernando Silva que fue designado en la regional oeste e inmediatamente presentó renuncia tras sus polémicas declaraciones. Dijo que la "mugre", la "desidia" y la "falta de control" son un común denominador en los hospitales.

-No, no coincido. Uno ve gente que tiene compromiso. Hay infraestructuras deficitarias, eso sí; ni hablar que puede haber funcionarios con desidia pero no lo llevamos a la globalidad.

-Inmediatamente después de esa situación, más de 20 directores de la región oeste presentaron su renuncia y luego, en el este también pusieron sus cargos a disposición.

-Eso fue una movida política pura. Eso fue política.

-¿Directores de hospitales que respondían al Frente Amplio?

-Lo digo y me hago responsable de mis comentarios, eran directores políticamente activos los que firmaron. Si será político que el propio (Javier) Miranda vino el día anterior a que se hiciera público a comentarme lo que iba a pasar. Esto se gestó adentro del propio Frente Amplio.

-¿Cuál es la situación económico-financiera de la institución?

-Mala. Fue una situación económico-financiera no mala, muy mala. Cuando entramos nos encontramos con unos $ 3.200.000.000 de déficit, y te estoy redondeando.

-¿Y ha podido estudiar a qué se debe?

-Hicimos un cambio en la Gerencia Administrativa, nosotros creemos que la Gerencia no solo tiene que ir contabilizando lo que se va gastando, sino que tenemos que generar más lo que viene a ser una gerencia de gestión. Estamos convencidos que si nosotros logramos gestionar mejor todos los cargos de confianza, vamos a hacer una redistribución del organigrama de la institución: 396 cargos de confianza directos no es correcto.

-¿Se van a suprimir?

-Sí, claro.

-¿A cuánto?

-Tenemos que hacer los cálculos y a la vez queremos trabajar en ir preparando los concursos para los cargos que tienen que ser en realidad concursables, que son los verdaderos cargos de gestión. Hoy en día compra la estructura central, pero compra también cada unidad ejecutora por separado. Nosotros pensamos hacer un centro logístico de compras y negociación que permitirá mayor capacidad de negociación. Después, comenzar a mejorar todos los procesos para la paraclínica, para los traslados y para hacer los procedimientos médicos. Hoy en día cada unidad ejecutora tiene independencia de derivar donde ellos quieren.

La frontera “nos ocupa” y “preocupa”

-¿A ASSE le preocupa la situación de la frontera por la posible propagación del coronavirus desde territorio brasileño?

-Estamos preocupados y ocupados. El más preocupado por la frontera es el propio presidente que nos citó muchísimo tiempo antes a que surgieran los brotes en Livramento. Sabemos que los brasileños vienen a comprar, se sabe que vienen en ómnibus y se bajan en transfer. Es uno de los lugares que me tienen preocupado.

-¿Ya está definido cómo será el hisopado a quienes ingresen por migraciones en Rivera?

-Yo le dije al ministro (Daniel Salinas) que estamos a las órdenes.

-¿ASSE está en condiciones de hisopar entonces?

- ASSE tiene todas las condiciones para poder hisopar. Nosotros, el gran cuello de botella iban a ser los reactivos para poder hacer el PCR. Si hubiéramos empezado a comprar eso en el extranjero, hubiera sido un costo. En primer lugar, no habría porque somos un país al que no nos hubieran entregado y el costo no lo hubiéramos soportado. El Instituto Pasteur logró durante estos últimos meses alcanzar una producción a un bajo costo, accesible y en una producción importante. Podemos hacer 1.000 tests diarios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error