POLÉMICA

Tras intermediación del SMU, médico del Pereira Rossell no será sancionado por críticas en Twitter

El Sindicato Médico continúa negociando con ASSE para resolver otros seis casos similares.

Evaluación: dos nilños siguen internados en el Pereira Rossell. Foto: Archivo El País
Hospital Pereira Rossell. Foto: Archivo El País

Las autoridades del Hospital Pereira Rossell decidieron dejar sin efecto el procedimiento disciplinario que se había iniciado contra el reumatólogo Rodrigo Suárez, luego de que el 18 de febrero pasado este médico escribiera en su cuenta de Twitter que en el centro de salud no había “ni paracetamol” cuando “la ministra de Economía (Azucena Arbeleche) debe estar recibiendo felicitaciones por su excelente trabajo en ahorrar plata”.

Con la intermediación del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que asistió al Parlamento la semana pasada a denunciar esta situación –y otros seis casos similares–, el hospital llegó a un acuerdo con el profesional, por lo que no será sancionado ni destituido, que eran dos posibilidades.

“El hospital había iniciado un procedimiento que no era un sumario porque él no está presupuestado, sino un proceso sancionatorio, no necesariamente de desvinculación. Pero el doctor asumió que su conducta podía ser inapropiada y se retractó”, dijo a El País la directora general del Pereira Rossell, Victoria Lafluf.

Tanto Suárez como Lafluf se refirieron en sus cuentas de Twitter al acuerdo alcanzado, aunque sin hacer mención directa. El reumatólogo admitió que su tuit de febrero no había sido “atinado” y que no había pretendido “cuestionar la gestión” del centro. “Pertenezco a dicho hospital y me consta la receptividad de sus autoridades. Mi compromiso es canalizar a través de las vías institucionales los temas y planteos que se puedan identificar para la mejora continua en la atención de los niños”, escribió.

Lafluf citó ese tuit y acotó: “Fundamental la aclaración realizada por el Dr. Rodrigo Suárez. Sigamos apostando al trabajo conjunto que es, sin dudas, el camino para la mejora de la atención de nuestros usuarios”.

En diálogo con El País, la jerarca agregó además que la denuncia de Suárez no era veraz, y que así lo habían confirmado informes por escrito que solicitó a “los directores técnicos de la farmacia” del Pereira Rossell.

“Nosotros entendemos que podía hacer un comentario de ese tenor como ciudadano, pero en este caso él tenía las vías institucionales para hacerlo”, añadió Lafluf.

“Esto se mediatizó mucho porque se juntó con otros casos en los que se plantea la defensa de la libertad de expresión, pero acá esa no era la discusión. Se trató de una afirmación que generaba alarma pública y preocupación de padres que creyeron que no había paracetamol”, continuó la directora.

Las otras seis situaciones

Los otros casos a los que se refirió Lafluf son “reportes” que le han llegado SMU en las últimas semanas, similares al de Suárez. Situaciones de médicos sancionados o investigados administrativamente por expresarse, lo que a juicio del gremio se trata de “persecución sindical” y “violación a la libertad de expresión”, como lo expusieron en su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Laborales del Senado del jueves pasado.

Sin embargo, según informó La Diaria y confirmó El País con fuentes del SMU, el sindicato y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) llevan adelante negociaciones que se encuentran “encaminadas” para resolver los conflictos.

Ante los senadores, el presidente del SMU, Gustavo Grecco, explicó que se trataba de “médicos jóvenes y otros de mucha experiencia que, por ejemplo, sufren un hecho de violencia y reciben, como respuesta ante la descarga entendible desde el punto de vista humano, la presión desde la unidad ejecutora para que no lo comuniquen”.

Y que para entonces este asunto ya había sido planteado al directorio de ASSE. “Ellos nos respondieron que no es intención de las autoridades violentar los derechos de ningún trabajador de la institución. Para nosotros es esencial que quede meridianamente claro que las libertades en el ejercicio de la profesión y de la libertad de expresión deben ser respetadas siempre”, sostuvo el presidente del SMU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados