GRAVE DENUNCIA EN EL INAU

INAU separó a funcionarios por serie de graves denuncias

Adolescentes dormían en colchones en el piso y en pésimas condiciones

El Tribal: las autoridades del INAU resolvieron alejar a los responsables del centro de adolescentes. Foto: Darwin Borrelli
El Tribal: las autoridades del INAU resolvieron alejar a los responsables del centro de adolescentes. Foto: Darwin Borrelli

Conviven con ratas, duermen sobre colchones colocados en el piso porque no hay camas suficientes y tienen que compartir los dos baños que hay disponibles entre 100 personas. Los 51 adolescentes que viven en el centro de protección de 24 horas El Tribal en Montevideo, pasan su juventud en condiciones infrahumanas, entre penurias e incertidumbre.

Es que luego de un muy duro informe elaborado por el Mecanismo Nacional de Prevención (MNP) del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo sobre las condiciones del centro, el propio Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) definió intervenirlo y separar provisoriamente a la Dirección y a dos de sus funcionarios.

Según el informe del Instituto al que accedió El País, se constató que "51 adolescentes residían en el centro, lo que superaba ampliamente las camas disponibles", por eso "durante la noche se colocaban colchones en el piso del espacio en común" destinado para los varones y para las mujeres.

"Humedades en los techos, filtraciones de las graseras y baños en estado de deterioro", son apenas algunas de las irregularidades detectadas por el informe que refleja también que los adolescentes debían calentar agua en un latón para poder bañarse. Al ser consultado uno de los adolescentes, señaló que "los gurises se hacen pichí del frío" y que les falta abrigo para pasar las noches.

En la parte de atrás del centro hay una vivienda en la que antiguamente funcionaba una policlínica del Ministerio de Salud Pública que está deshabitada: "como consecuencia del abandono de ese espacio, se acumuló basura, se inundó esa planta, lo que ocasionó la proliferación de roedores", agrega la evaluación que recomienda "a mediano plazo, el traslado del centro Tribal a una casa que brinde condiciones dignas para los adolescentes así como para los funcionarios a cargo del cuidado".

El viernes pasado, una vez conocido el informe, la Inspección General del Trabajo y Seguridad Social realizó una visita de urgencia al centro, instancia en la que intimó al INAU a resolver la situación en 48 horas. Hasta ayer un grupo de electricistas, albañiles, pintores y carpinteros trabajaron para solucionar la situación. El presidente del Sindicato del INAU, José Lorenzo López, indicó a El País que "todo lo que se venía planteando y que consta que la dirección lo planteó, nunca se lo dieron" pero sí ocurrió una vez conocido el informe, enfatizó.

Entre las medidas dispuestas por la Institución, está que "se realicen, de inmediato, las gestiones necesarias para limpiar y desratizar el subsuelo donde se localiza el centro y se generen las condiciones mínimas de salubridad y que se provea de inmediato de camas suficientes" para evitar que los adolescentes sigan durmiendo en el piso. Ayer el INAU informó de la activación de un plan de acciones de urgencia que entre varias medidas, dispone no solo la intervención del centro sino la realización de un control de plagas, limpiar y retirar los residuos del subsuelo, así como el arreglo de la instalación eléctrica, la incorporación de mobiliario y la desobstrucción de cañerías.

López señaló que desconocía las razones por las que se separó a la directora del centro: "No sé a que se debe la separación de la directora, esto era una situación complicada desde hace más de 10 años, en realidad ese centro no había sido construido para albergar gurises sino que ahí funcionaban oficinas, y lo adecuaron para llevar gurises para ahí". Agregó que "tenemos un montón de carencias, los baños eran absolutamente insuficientes, ya hace un año y medio que venimos en conflicto con las autoridades", agregó el sindicalista.

Esta semana, representantes del sindicato mantendrán una reunión con las autoridades del INAU para definir las condiciones y el futuro a mediano y largo plazo del centro. "Hace más de dos meses que venimos en conflictos, ya nos juntamos con el director del área de 24 horas, con el director departamental, fuimos a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, a la Inspección General de Trabajo, estuvimos reunidos con la Institución de Derechos Humanos", indicó Lorenzo.

El centro ubicado en la calle Cerro Largo y Fernández Crespo es la única puerta de entrada al sistema del INAU en Montevideo pero también por él acceden adolescentes de Canelones. En realidad, fueron espacios pensados para que los niños y adolescentes permanecieran 45 días para luego ser derivados a alguna otra dependencia. Según el INAU, son centros concebidos como espacios de estadía transitoria para niños y adolescentes que ingresan al sistema de protección de 24 horas luego de la disposición de separación familiar establecida por el Poder Judicial.

El informe realizado por la Institución se basa además de la observación y diálogo con funcionarios en unas 14 entrevistas realizadas a los jóvenes. "Los adolescentes fueron enfáticos en cuánto a la situación de encierro que viven les provoca angustia y contaron que frente a crisis emocionales que han tenido se les dice, por parte de los educadores que serán trasladados a una API o al Vilardebó. "Nos cortamos, no para ir al Vilardebó o a una API, nos cortamos porque estamos mal, queremos salir", cita a los jóvenes el documento.

Al parlamento.

La diputada del Partido Nacional, Gloria Rodríguez, convocará a la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados para conocer la situación del centro El Tribal. En la red Twitter, la legisladora escribió: "Debido a los últimos acontecimientos públicos y lamentables es de urgencia que la ministra Arismendi concurra a la Comisión y presente un cuadro de acción y políticas reales de aplicación inmediata. Reiteraremos la convocatoria". Más tarde escribió: "¿Alguien puede creer que las humillantes condiciones sanitarias y de infraestructura del "Hogar Tribal" se generaron en los últimos 15 días? Hace años que internos y funcionarios las vienen padeciendo. Fallaron todos los mandos responsables. El gobierno sigue aplicando secretismo", dijo. "Es un milagro que no hayamos lamentado ninguna pérdida humana en un centro como el Tribal. El Mides y el INAU deben asumir sus responsabilidades. Es de urgencia que la ministra se presente ante la Comisión de DDHH de la Cámara de Representantes", agregó Rodríguez. Y enfatizó que "ahora que se hace público salen a hacer puestas en escena".

Lindner dijo que hay "un plan crítico" en el centro

La presidenta del INAU, Marisa Lindner, dijo a Teledía que "se ha generado una intervención del Tribal con el retiro provisorio de la dirección y dos funcionarios y asumieron dos directoras". "Estamos con un plan crítico de emergencia mientras se garantizan los derechos de los chiquilines", agregó. La directora removida de forma provisoria es funcionaria de carrera, explicaron fuentes a El País. Se trata de una persona "que trabaja desde hace muchos años y merece el reconocimiento y el respeto", señaló la presidenta de la institución.

Separan a una funcionaria denunciada por abuso

Las autoridades del INAU iniciaron una investigación administrativa a una funcionaria que fue denunciada por una adolescente por ofrecerle hospedaje a cambio de mantener relaciones sexuales. Mientras dure el proceso, la funcionaria implicada estará separada del cargo. Lindner confirmó a El País que le dieron licencia a la funcionaria hasta que se conozcan los resultados de la investigación, "como medida precautoria". Agregó que "se está terminando en estas horas la investigación de urgencia sobre la denuncia" y "para ello se están tomando actas a funcionarios y adolescentes del centro en el que residió la joven hace un tiempo", dijo a El País. Lindner agregó que "a partir de la intervención de Jurídica y sobre la base de información reservada se van a tomar las medidas que correspondan. De confirmarse, es un caso grave". La investigación comenzó luego de que una interna denunciase que una funcionaria había abusado de ella. La joven comenzó a vivir en un hogar del INAU cuando tenía 15 años y dijo que desde entonces "la mujer permanentemente le insinuaba que quería acostarse con ella", según revelaron fuentes del caso a Montevideo Portal. Luego de estar temporalmente en uno de los hogares, la joven no quiso regresar con su madre y por eso, contó luego que la funcionaria le ofreció alojamiento en su casa, pero a cambio de mantener relaciones sexuales. La adolescente dijo que sí, ya que no tenía dónde ir, pero luego de aceptar intimar con la mujer se arrepintió y dijo que mostraría los mensajes de texto que le había mandado y que iba a contar lo que había pasado. La funcionaria, según el relato de la joven, amenazó con quitarse la vida si hacía eso. La víctima indicó que los acosos de la funcionaria ocurrieron desde que ingresó al centro, es decir cuando ella tenía 15 años. Por su parte, en el sindicato del INAU señalaron que el gremio no cuenta con información sobre este caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)