DÍA MUNDIAL

El Hospital Pereira Rossell tuvo un leve aumento de prematuros

Los neonatólogos empiezan a observar que la llegada de prematuros es cada vez más frecuente, aunque la tendencia puede pasar desapercibida por la baja cantidad de nacimientos en general.

Hospital Pereira Rossell. Foto: Leonardo Mainé
Hospital Pereira Rossell. Foto: Leonardo Mainé

En el Centro Hospitalario Pereira Rossell el nacimiento de un bebé prematuro es casi tan frecuente como la vuelta completa de la aguja a un reloj. Porque cada 11 ó 12 horas, en promedio, en el hospital de referencia nace un niño o una niña que no ha pasado siquiera 37 semanas dentro del útero. Los neonatólogos empiezan a observar que la llegada de prematuros es cada vez más frecuente, aunque la tendencia puede pasar desapercibida por la baja cantidad de nacimientos en general que registra el país.

En el Pereira, por ejemplo, se registraron 2.978 nacidos vivos en el primer semestre de este año. El 13% nació antes de término. El año pasado había sido el 12,6%; en 2019, 12,2%; en 2018, 11,8%.

Ayer, con motivo del Día Mundial del Niño Prematuro, los médicos y enfermeros uruguayos estuvieron analizando los desafíos en el trabajo de esta temática. Porque la prematurez es -junto con las patologías congénitas- uno de los obstáculos más desafiantes para que Uruguay continúe reduciendo la mortalidad infantil.

No solo eso: un bebé prematuro tiene más chances de padecer secuelas en el desarrollo y más chances de fracaso escolar -tal como confirma un reciente estudio de la propia cátedra de Neonatología en el único CTI neonatal de San José.

El neonatólogo Daniel Borbonet explicó que no existe una única causa detrás del leve aumento de nacimientos prematuros que registra el Pereira Rossell, hospital que asiste a dos de cada 10 bebés nacidos antes de término. Entre los posibles motivos analizados ayer en una actividad académica, está la caída de los controles en el embarazo y la detección más tardía de la gestación.

En concreto: el 76% de las madres que dieron a luz en el Pereira el primer semestre de 2021 (plena pandemia) asistieron a seis o más controles del embarazo, como recomiendan las sociedades de Ginecología. Sin embargo, un año antes había sido el 77%, antes el 78% y antes el 79%.

En este contexto, los neonatólogos insistieron en la relevancia de potenciar el desarrollo de los niños, en proteger la lactancia materna y permitirles a los padres acompañar al bebé en el CTI todo el tiempo que deseen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados