INN CONTENT HOSPITAL BRITÁNICO 

Hospital Británico consolida universalización de política enfocada en seguridad del paciente

Se caracteriza por la adopción de estándares internacionales en todos los sectores de la institución

Hospital Británico
Hospital Británico

Conjuntamente con las medidas específicas adoptadas con éxito en función de la pandemia de Covid 19, el Hospital Británico desarrolla desde hace 15 años un enfoque integral de la seguridad del paciente caracterizado por la adopción de estándares internacionales en todos los sectores de la institución.

El Covid-19 halló al Hospital Británico con un proceso de universalización de la cultura de la seguridad muy avanzado, producto de un enfoque sistémico, que involucra a todos quienes trabajan en la organización.

"Promovemos una cultura de la seguridad, que todo el personal sepa y entienda de qué se trata, se involucre y trabaje en ella. Mas de las dos terceras partes de nuestro personal recibió capacitación en seguridad y esto incluye al 100% de la enfermería”, resumió el doctor Diego Estol, director técnico del Hospital Británico.

El desafío es el desarrollo continuo de prácticas seguras basadas en evidencia científica, como barreras para evitar el error en un proceso asistencial que es cada vez más complejo y de alto riesgo.

Los seguridad de los procedimientos quirúrgicos, la prevención de infecciones intrahospitalarias, el manejo de la información y la comunicación efectiva, son sólo algunos de los aspectos de la política integral en materia de seguridad del paciente impulsada por la dirección del hospital.

La Seguridad del Paciente es una prioridad de la atención en salud. La consolidación de la cultura requiere integrar los conocimientos teóricos, desarrollar tareas definidas y lograr los objetivos propuestos. A medida que los distintos sectores fueron alcanzando las metas, éstas se fueron extendiendo al resto de la organización. La medición de los resultados y el alto cumplimiento de los objetivos, facilitaron su universalización. El Hospital Británico fue pionero en Uruguay al instalar en 2005 su propio Comité de Seguridad del Paciente y comenzar a realizar sus propias mediciones con el apoyo de un auditor externo, el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria de Argentina.

Entre las medidas adoptadas se cuenta la correcta identificación del paciente, mediante el uso de pulseras con un código internacional, y el uso seguro de la medicación, mediante el guardado e identificación adecuados de la medicación de alto riesgo. A ello se suma el “check list” o lista de verificación quirúrgica, para anticipar y resolver problemas que se presenten previo a una cirugía.

El control de infecciones es otro de los desafíos y está internalizado a todos los niveles el procedimiento para el lavado correcto de manos, así como las precauciones en caso de aislamiento y el cuidado adecuado de heridas quirúrgicas y en maniobras invasivas.

El Hospital Británico presenta año tras año niveles de infección intrahospitalaria muy por debajo de la media del sector salud en Uruguay, en general, y también por subsectores, como puede ser el CTI.

“Para el Hospital Británico el paciente es el centro de atención, siempre. Lo que estamos viviendo con la pandemia es una gran prueba de estrés para nuestra institución y su cultura de seguridad del paciente. Al mismo tiempo, pone en valor el esfuerzo que venimos haciendo desde hace tiempo y de cuyos frutos se benefician hoy nuestros socios y usuarios”, valoró Estol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados