INN CONTENT PARA HOSPITAL BRITÁNICO 

Hospital Británico: el arte de saber estar

El doctor Pierre Kleist habla de las preocupaciones de sus pacientes en la pandemia y los desafíos de la profesión

Pierre Kleist, médico del Hospital Británico
Pierre Kleist, médico del Hospital Británico.

El doctor Pierre Kleist integra el Senior Medical Staff del Hospital Británico, distinción a la que acceden aquellos profesionales con más de 25 años de trayectoria en la institución.

Es muy querido por sus pacientes, muchos de los cuales se atienden con él desde hace décadas y con los que ha forjado una verdadera relación de confianza y hasta de amistad.

Sin renegar de su rol de ‘médico de cabecera’, Kleist no duda en otorgar el crédito durante la pandemia a sus colegas que estuvieron en la primera línea de atención por el COVID-19. ‘’La peor parte se la llevaron los intensivistas’’, afirma y recuerda los ‘’momentos de stress’’ que vivió el sistema de salud.

Se precia de haber mantenido el contacto con sus pacientes por todos los medios posibles -videoconsulta, consulta telefónica, a través de un mecanismo dispuesto para recibir las consultas de los socios y hacerlas llegar a los médicos, consulta presencial, e incluso a través de su celular personal- y sostiene que eso le permitió tanto acompañarlos en un momento difícil como seguir ejerciendo su rol de médico de cabecera. ‘’El contacto nunca se perdió’’, recalca.

Las preocupaciones de sus pacientes migraron de saber cuáles eran o debían ser los síntomas, a la determinación de eventuales contactos y su seguimiento, y finalmente a la existencia, eficacia y llegada de las vacunas.
Asimismo, consultaban ‘’si tenían tal o cual patología cuáles debían ser los cuidados’’ y ‘’tenían mucho miedo por los viejitos’’, contó el especialista. En este sentido, Kleist considera inminente la aplicación de una tercera dosis de las vacunas a los grupos con determinadas afecciones.

Kleist estuvo también en contacto con las familias de algunos de los pacientes que padecieron COVID-19.

‘’Se trató de apoyar a la gente en una situación tan dura, el paciente recibió la mejor atención posible y nosotros estuvimos a disposición, en contacto con la familia que así lo quisiera’’, resume.

El experimentando médico no oculta su preocupación por una de las secuelas no físicas: ‘’creo que la salud mental en general ha tenido una afectación por la pandemia’’ advierte y apunta a ‘’la situación de aislamiento’’ en la que viven muchas personas y que ‘’en un cuadro como el que tuvimos se exacerba’’.

‘’A los pacientes se les caen las lágrimas cuando cuentan que hace tanto tiempo que no ven a sus familiares o a sus hijos y nietos que viven en el exterior’’, sostiene el médico del Hospital Británico.

Pero no todo es negativo. Kleist opina que se incrementó la conciencia de que los hábitos saludables contribuyen a una mejor calidad de vida y hasta ayudan como ‘’protección frente a determinadas enfermedades’’.

Y no puede ocultar su satisfacción por el retorno progresivo de las consultas médicas presenciales, herramienta privilegiada para el ejercicio de la medicina preventiva.

En este sentido, el Hospital Británico viene invitando a sus socios a retomar el contacto con su médico de referencia, así como informándolos del tiempo transcurrido desde la realización de sus últimos análisis clínicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados