PANDEMIA

No hizo 14 días de cuarentena por COVID-19, pero tuvo alta médica

La autorizaron a trabajar una semana después de consultar por los primeros síntomas de coronavirus.

Licencia por enfermedad: desde el BPS no se chequean los días. Foto: Shutterstock
Licencia por enfermedad: desde el BPS no se chequean los días. Foto: Shutterstock

Según las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública (MSP) una persona positiva de COVID-19 debe permanecer 14 días en aislamiento (a partir de los síntomas) o 10 en cuarentena si es asintomático (desde que el hisopado demuestra la infección). Sin embargo, los plazos no siempre se cumplen, quedan a criterio del médico tratante y no son controlados por nadie.

La diferencia entre comenzar a aislarse desde el resultado positivo, o a partir de la fecha en que comienzan los síntomas, parece algo menor, pero en la práctica genera confusiones. Por ejemplo, le sucedió a una trabajadora doméstica que empezó a mostrar las primeras señales de la enfermedad el pasado jueves 6 de mayo. Se hizo el hisopado al día siguiente y el domingo 9 le confirmaron que tenía la infección.

Puede parecer llamativo, pero solo cuatro días después (el jueves 14) ya tenía el alta médica, de acuerdo al certificado de licencia por enfermedad realizado por su médica para presentar al Banco de Previsión Social.

¿Qué pasó? ¿La mujer pudo haber dicho a su médica que comenzó con síntomas varios días antes? Sí. Sin embargo, no se puede precisar exactamente lo sucedido, ya que el certificado es lo único que aporta datos concretos. Al ver la fecha del alta, la trabajadora doméstica avisó a su jefa que se reintegraría a sus tareas el viernes 14. Es decir una semana y un día después de realizada la consulta.

Su jefa decidió acudir a su médico personal, que le hizo otra recomendación diferente. “Por protocolo, le dije que prefería que no venga hasta después de los 14 días de los síntomas porque me dijeron que ella a los seis días tendría que seguir aislada”, contó la empleadora a El País.

Por lo tanto, la mujer cobró los días en los que su jefa le solicitó que no fuera. Esto, porque su certificado médico constataba que estaba habilitada para ir a trabajar. Se trata de un caso aislado, pero, a pesar de las indicaciones por parte del MSP, aquí no se cumplieron los plazos establecidos para las cuarentenas por coronavirus.

El gerente general de ASSE, Eduardo Henderson, dijo a El País que “definitivamente hay un problema”, porque no hay manera de comprobar que el médico prescriba 14 días de aislamiento -cuando hay síntomas de por medio- y no menos. En este sentido, explicó que no quedan registros ni en el BPS (que recibe la licencia por enfermedad) ni en el prestador de salud, sea público o privado.

Desde el BPS no tienen “la potestad de chequear” los plazos de las altas por COVID-19 en una licencia por enfermedad, según dijeron fuentes del organismo. Cuando un trabajador resulta positivo cobra un subsidio por enfermedad del 100% de su sueldo (es el 70% cuando se encuentra en cuarentena a la espera de un hisopado).

El vocero de la Coordinadora de Instituciones de Asistencia Médica, Carlos Cardoso, dijo a El País que desde las mutualistas “se controla con el nombre de la persona para hacer el seguimiento correspondiente y lo mismo para BPS”, pero “los días de tratamiento son dispuestos a criterio del especialista que trate al paciente”.

Síntomas

Fuentes del Ministerio de Salud consultadas por El País confirmaron que “no hay ningún tipo de control” -sobre los días de cuarentena que se disponen en cada positivo- porque si fuera así, se deberían chequear los plazos de licencia que se otorgan para cada enfermedad y eso está asociado “a las indicaciones de los médicos”.

Además, señalaron que adoptar el comienzo de los síntomas para el inicio del aislamiento, y no el resultado positivo, es un “criterio establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que comparte el MSP”. Lo mismo con los pacientes sin síntomas que dan positivo y deben realizar una cuarentena de 10 días en lugar de 14.

El director general de Salud del MSP, Miguel Asqueta, consideró que en este caso, lo “correcto” hubiera sido darle a la paciente 12 o 13 días desde el resultado positivo. Según dijo, “se establecen aproximadamente 30.000 o 40.000 licencias por enfermedad cada día en Uruguay” y el ministerio “no controla absolutamente nada”.

ASSE y BPS cruzan los datos por subsidios

La Administración de Servicios de la Salud (ASSE) firmó el año pasado un convenio con el Banco de Previsión Social (BPS) para llevar un control de los certificados de quienes también trabajan en el sector privado. A partir de esto, ASSE puede enviar y recibir información de cuarentenas o aislamientos en sus funcionarios, ya que es “muy común el multiempleo” en el personal de la salud, según Eduardo Henderson. Antes, podía ocurrir que alguien fuera a trabajar a un lugar sí y al otro no. El convenio se firmó únicamente con ASSE y no con mutualistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados