gREMIOS EN CONFLICTO

Guerra de sindicatos médicos por destino de dinero de mutualistas

El Casmu intimó judicialmente al MTSS y a gremios por uso de las partidas.

Anestesistas y cirujanos van con todo contra el SMU. Foto: D. Borrelli
Anestesistas y cirujanos van con todo contra el SMU. Foto: D. Borrelli

"Al final es por plata”. Así se titula una carta escrita por médicos que circula en varios grupos de WhatsApp de cirujanos y anestesistas. Las diferencias entre el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y el Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ) siempre fueron por la representatividad en los Consejos de Salarios, sin embargo, para los quirúrgicos, también parece haber intereses económicos detrás de las divergencias.

En el SAQ cuestionan el destino que da el Sindicato Médico del Uruguay al dinero que percibe a través del Fondo para el Desarrollo Profesional Médico Continuo, un mecanismo en el que con el aporte de las mutualistas, se costean cursos y capacitaciones médicas. Cuando se creó en 2007 con el nombre “Fondo de Educación Médica Continua”, las empresas debían aportar $ 10 por mes por cada médico que haya prestado servicios en ellas. Las partidas económicas eran dirigidas al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), quien hacía de intermediario y pagaba al SMU, al SAQ y a la Federación Médica del Interior (FEMI). Pero según explicaron a El País en el SAQ, nunca recibieron ni un solo peso.

En 2015, se derogó el fondo y ya sin la presencia del SAQ en el grupo 15 de los Consejos de Salarios tras su polémica salida de las negociaciones, se creó un nuevo “Fondo de Educación Médica Continua” en el que los aportes pasaron de $ 10 por médico a $ 23. En esta ocasión solo cobraría el SMU. Pero en febrero de este año, la mutualista Casmu intimó judicialmente al Ministerio de Trabajo, al SMU, al SAQ y a la FEMI para conocer con exactitud los montos recibidos por los gremios médicos, y los destinos otorgados a los mismos.

Según el expediente judicial a disposición del Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Civil de 2º turno al que tuvo acceso El País, la mutualista solicitó que se detallen “los montos aportados por cada mutualista y en qué meses y años se realizaron los aportes”. También pidió conocer las “actividades realizadas por cada una de las instituciones” que fueron financiadas por el fondo.

Daniel Montano, integrante del SAQ, dijo a El País que el gremio nunca recibió las partidas económicas, ni siquiera entre 2012 y 2015 cuando el gremio sí integraba las negociaciones. El SAQ tiene incertidumbre sobre los motivos por los que nunca recibió los aportes y en qué gastó el SMU más de $ 9 millones. “La parte nuestra que nunca recibimos no sabemos dónde está (...) esos casi $ 11 millones que recibió el SMU, usó más de 1 millón, ¿el resto dónde está?, ¿por qué no lo usó?”, apuntó. Y añadió: “¿Por qué no hizo cursos de educación médica para los médicos? Si son gente decente, la tendrán guardada, supongo, quiero creer que no la desviaron para otro lado”. Según indicó el dirigente, el sindicato estima que lo adeudado estaría en el entorno a los US$ 200.000.

De acuerdo al expediente judicial, el SMU respondió a la intimación del Casmu que el Ministerio de Trabajo empezó a pagar las partidas recién a partir de 2014 y que desde ese año a 2018, recibió en total casi $ 11 millones. Sin embargo, aclaró que sí realizó actividades desde 2014 a 2018 con parte de ese dinero. Aclaró que financió actividades por más de $ 1 millón que tuvieron como destino el pago de honorarios profesionales, la financiación de cursos y de conferencias y hasta el pago de servicios de traducción en determinadas actividades

Según SMU: “No hay un manejo turbio, ni desvíos”

En el SMU creen que los cirujanos y anestesistas están “embarrando la cancha” con este tipo de denuncias. Su presidente, Gustavo Grecco, dijo a El País que el dinero que no se invirtió en cursos está “disponible” en la cuenta corriente del sindicato a la que tienen acceso las empresas y el propio SMU. “La intimación del Casmu no sé por qué la hacen porque el dinero está disponible, los negociadores del Casmu lo saben, y no pasó nada”, apuntó. Agregó que “no hay ningún manejo turbio, no hay ningún desvío de dinero y no hay nada que se pueda demostrar; nosotros tranquilos”. Al ser consultado sobre por qué no se transfirió al SAQ el dinero cuando sí integraba las negociaciones, Grecco señaló: “Eso no está estipulado así, va a una cuenta para todos los médicos que manejamos los representantes”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)