Salud

El gobierno resta validez a informe de hepatitis E en cerdos

El MSP identificó que 21 personas tuvieron la enfermedad.

Eduardo Barre: el director de Servicios Ganaderos en la conferencia. Foto: Marcelo Bonjour.
Eduardo Barre: el director de Servicios Ganaderos en la conferencia. Foto: Marcelo Bonjour.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) y el de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) no tienen forma de comprobar los resultados de una investigación académica que identificó que el 46,8% de los cerdos de granja relevados portan el virus de la hepatitis E (VHE) que se transmite a los humanos. Tampoco tienen previsto en su agenda relevar aleatoriamente a estos animales para identificar aquellos que eventualmente puedan portar la enfermedad.

En la edición de ayer, El País informó sobre una investigación solicitada por la Cátedra de Enfermedades Infecciosas a tres médicos, denominada "Hepatitis E: una zoonosis emergente de creciente impacto en la salud" en la que tras relevar cerdos de granjas de todo el país, se identificó que el 46,8% de los animales portaban el virus y que el 16,6% de las muestras destinadas al comercio o manufactura de productos obtenidos de hígados de cerdos de mataderos de la zona sur del país estaban contaminados con VHE por genotipo 3, para el que no existe aún una vacuna, indicaron sus autores.

El director de la Dirección de Servicios Ganaderos del MGAP, Eduardo Barre, explicó ayer tras convocar a una conferencia de prensa que no puede confirmar los datos ya que no son representativos con el total de cerdos que existe en el país. El informe se realizó de forma aleatoria y en granjas de todo el país. "Nuestro ministerio no hizo un estudio de la prevalencia de la enfermedad. Se muestreó cierta cantidad de animales, no tienen un estudio para decir que el 50% de la producción suina tenga presencia de virus", apuntó.

Por su parte, en el MSP informaron que desde 2010 en Uruguay se registraron 21 casos. Se trata de una enfermedad poco frecuente en el Uruguay, notificada a raíz de trabajos realizados en la Facultad de Ciencias. El MSP señaló en un comunicado que "no existe un tratamiento específico de la hepatitis E, la que habitualmente mejora espontáneamente, con manejo de los síntomas únicamente".

Añadió que "la medida de prevención principal consiste en mantener una adecuada higiene de manos y evitar consumir carne de cerdo cruda o poco cocida". En el peor de los casos puede derivar en casos de pacientes con falla hepática fulminante y también hepatitis crónicas.

Salud Pública señaló que la hepatitis E debe ser diagnosticada "mediante estudios de laboratorio. El Departamento de Laboratorios de Salud Pública realiza, en forma gratuita, el diagnóstico de la infección por esta variedad de virus. Para ello, el médico tratante debe sospechar su ocurrencia y descartarla".

Por otro lado, Barre señaló que la hepatitis E "no es una enfermedad de campaña sanitaria para el MGAP", por ese motivo es que no se activan los protocolos habituales para su búsqueda". Según supo El País, varios empresarios de chacinería mantuvieron comunicación con MGAP para informarse sobre las conclusiones del informe. El jerarca indicó que "no hay denuncias en ningún frigorífico con operarios enfermos por hepatitis".

Por otro lado, no se descartó que el agua contaminada pueda ser un eventual foco de contagio de los animales. Justamente, el estudio reveló que el 15% de los jabalíes revisados presentaba evidencias de infección por el virus de la hepatitis E y detectó "recientemente la circulación de VHE genotipo 1 en matrices acuáticas en aguas en el departamento de Canelones".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)