ACCESO A LA SALUD

Financiación de remedios caros: resistencia por artículo en ley de urgente consideración

El gobierno introdujo dos artículos en la LUC que la semana anterior pasaron al plenario de Diputados. Uno de ellos genera particular resistencia en la oposición y en el sindicalismo.

Los juicios para que Salud Pública provea a ciertos pacientes de medicamentos de alto costo no han parado de crecer. Foto: AFP
Los juicios para que Salud Pública provea a ciertos pacientes de medicamentos de alto costo no han parado de crecer. Foto: AFP

En 2019 el Ministerio de Salud Pública (MSP) pagó más de US$ 20 millones en juicios por recursos de amparo que perdió contra pacientes que buscaban acceder a medicamentos o artículos médicos que son considerados de alto costo.

Hoy, el gobierno busca evitar esa situación de modo que los pacientes puedan acceder a nuevas formas de tratamiento médico financiados por el Fondo Nacional de Recursos (FNR). Para ello, introdujo dos artículos en la ley de urgente consideración (LUC) que la semana anterior pasaron al plenario de Diputados tras discutirse en la comisión que estudia la LUC. Uno de ellos, genera particular resistencia en la oposición y en el sindicalismo.

El artículo 405 o “Teletón” como lo denominan los legisladores, presentado en 2016 por el diputado del Partido Nacional Martín Lema, propone que el FNR sea incluido entre los organismos que puedan recibir “donaciones especiales” de empresas a cambio de exoneraciones tributarias para financiar prestaciones y medicamentos caros no incluidos en el Plan Integral de Atención en Salud (PIAS).

En el mismo sentido, el 406, que fue presentado en 2018 por el diputado colorado Conrado Rodríguez, propone transferir el 25% del valor de los activos del Fondo de Bienes Decomisados de la Junta Nacional de Drogas y el 25% del valor de los bienes decomisados por la ley de lavados de activos al financiamiento de procedimientos de medicina altamente especializada y medicamentos de alto precio.

Sin embargo, el primer artículo no cayó nada bien en la oposición ni en el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) que considera que de aprobarse tal como está, “puede comprometer la estabilidad financiera del sistema”, señaló su presidente, Gustavo Grecco en la subcomisión de diputados que tiene a su estudio los artículos de la LUC que están relacionados a la salud.

Es que si bien el SMU manifestó su conformidad con el artículo 406, no hizo lo mismo con el que lo precede. “El hecho de crear un fondo específico a través de este mecanismo para financiar prestaciones y medicamentos de alto precio que no están comprendidos dentro de lo que la autoridad sanitaria del país determinó que esté dentro del PIAS es un enorme problema que puede comprometer la estabilidad financiera del sistema”, señaló Grecco ante esa comisión.

El dirigente consideró que “en un razonamiento lógico, cuando la ecuación costo-beneficio compromete la justicia distributiva y el acceso universal de prestaciones básicas a toda la población, no se puede incorporar todo al PIAS; por algo queda afuera”.

Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

Consultado por El País, Grecco señaló que así como está, el artículo “le quita capacidad y potestades al ministerio de gestionar los recursos públicos como es su responsabilidad y expone al FNR a que se desfinancie vía recursos de amparo en tratamientos de altísimo precio expuestos al poder corporativo de la industria o de grupos médicos corporativos que se beneficien económicamente”.

El SMU plantea en cambio, negociar “mejor” y “a escala” en el marco del Mercosur, evaluando el costo-beneficio y con la evidencia científica sobre la mesa.

Para el diputado Rodríguez en cambio, de convertirse en ley, las nuevas normativas “mejorarán la situación” de los pacientes que buscan acceder a ciertos remedios. Sin embargo, el colorado consideró que “no quita la posibilidad de que haya medicamentos que no se obtengan por esta vía y que la gente entienda que para preservar su derecho pueda ir a la Justicia”. El legislador indicó a El País que “permitirá financiar cosas que hasta ahora no se estaban financiando”, y que “ampliará la cantidad de medicamentos sobre todo los nuevos, que no han sido incluidos en el Formulario Terapéutico de Medicamentos (FTM) y que está comprobado de que sirven en determinadas patologías”.

Pero no solo en el SMU no cayó nada bien el artículo “Teletón”. Tampoco en el Frente Amplio fue de especial agrado. Cuando su discusión en el Senado, la oposición votó el artículo, sin embargo, el senador Daniel Olesker realizó algunas puntualizaciones.

Ahora, y en la previa a su discusión en el plenario, la diputada Cristina Lustemberg ya manifestó su “gran discrepancia” al ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, y a legisladores de la coalición. Considera que “incorporar prestaciones y financiar medicamentos que no han sido evaluados y que no están dentro del PIAS -hablar del PIAS es hablar del FTM- fragiliza pilares que son fundamentales en la sustentabilidad y equidad de un Sistema Nacional de Salud con cobertura universal”.

El Frente Amplio coincide con el SMU en que el artículo 405 así como está, “fragiliza la sustentabilidad del sistema”, comentó la exsubsecretaria en la subcomisión ante el sindicato.

Juicios al Estado aumentan cada año, según la UdelaR

Año a año aumenta la cantidad de juicios al Estado por medicamentos de alto costo. Según datos del Consultorio Jurídico de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, pasaron de 117 demandas en 2017 a 221 en 2018, y a 294 a noviembre de 2019. Se trata de juicios que entablan los pacientes o sus familias dado que en muchos casos son niños, con el objetivo de que el MSP y el FNR revean la posibilidad de otorgarles las prestaciones médicas que no están actualmente incluidas en el PIAS. El proceso judicial es largo y muchas veces, los pacientes tienen que recurrir a otras vías para acceder al medicamento. En su mayoría son reclamos para conseguir fármacos para combatir la hepatitis C, la leucemia, y otros tipo de cáncer en sangre, la esclerosis múltiple, el cáncer de ovarios, el cáncer cerebral, el de próstata y el implante coclear para personas con sordera profunda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados