PANDEMIA 

El gráfico de un experto que muestra por qué la tercera dosis contra el COVID es necesaria

Tres dosis de una vacuna de ARN mensajero podría ser la respuesta final para lograr una inmunidad a largo plazo según el especialista Peter Hotez. 

Vacuna de Moderna contra el coronavirus. Foto: AFP
Vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP

Son varios los países que comenzaron ya a aplicar una dosis de refuerzo al esquema inicial de vacunación contra el coronavirus. En Estados Unidos e Israel, países en donde la variante Delta provocó un aumento de casos sostenido, estudios preliminares demostraron las ventajas de una tercera dosis de refuerzo. En estos dos países, el esquema inicial fue con vacunas de ARN mensajero mientras que en Uruguay en algunos casos la dosis de refuerzo es para los vacunados con Coronavac (vacuna de virus inactivo). 

Peter Hotez es científico, profesor de virología molecular y pediatra en el Texas Children Hospital. Es decano de la escuela de Medicina Tropical de la universidad Baylor, en Houston (Texas) y defensor de la vacunación global y ha trabajado a lo largo de su carrera en el control de enfermedades tropicales desatendidas. Es además uno de los pioneros en la investigación de las vacunas contra el coronavirus mucho antes de la pandemia actual. 

El experto explicó en un hilo de Twitter, con un gráfico muy sencillo por qué un refuerzo con la vacuna de ARN mensajero es tan necesario. Según Hotez, las primeras dos dosis de vacunas tipo ARN mensajero (Pfizer o Moderna) se espaciaron en el tiempo y lograron una inmunidad primaria muy efectiva  para salvar vidas.  Pero con el paso de los meses y la llegada de nuevas variantes, la eficacia de esas vacunas sería menor  a la hora de contraer COVID y es momento de una tercera dosis para una inmunidad a largo plazo. Esa tercera dosis lograría una mayor respuesta inmunitaria y además a largo plazo. 

“Se necesita una tercera dosis. Y la esperanza es que esta dosis de refuerzo (tres de ARN mensajero) sea la última y no se necesiten más por un buen tiempo sin refuerzos anuales”, escribió.

El científico estadounidense aclaró que su gráfico es ilustrativo y no quiere decir que luego de las dos dosis iniciales se pierdan todos los anticuerpos pasados unos meses  “Mi gráfico es una simplificación. La inmunidad no cae a cero con los meses después de  las primeras dos vacunas de ARNm. Siguen siendo respuestas inmunes muy robustas pero deja en claro los beneficios potenciales de la dosis de refuerzo”, aclara. 

El científico español Gorka Orive hizo una adaptación del gráfico de Hotez al español. 

Hotez recuerda que hay otras vacunas que requieren de tres dosis como por ejemplo la difteria, el tétano, la polio, la tos ferina y la influenza B, entre otras, así que esta tercera dosis no sería algo inusual. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados