LA EVOLUCIÓN DE LAS CEPAS

Los especialistas esperan menos casos graves si la variante ómicron desplaza a la delta

Todavía no hay consenso sobre si la nueva cepa del covid-19 expulsará a la de origen indio.

Muestras científicas. Foto: AFP.
Muestras científicas. Foto: AFP.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Los datos preliminares de un análisis realizado a pacientes del CTI del Hospital Español dieron a conocer que más del 50% está infectado con la variante delta y no con la ómicron, a pesar de que esta última es la que causa la ola de casos actual. Con la convivencia de las dos variantes de covid-19, los especialistas creen que a medida que la nueva cepa desplace a la delta, los casos graves dejarán de aumentar en Uruguay.

“Ómicron va ganando lugar y, a la larga, eso va a llevar a que la cantidad de pacientes graves forme una meseta y empiecen a descender porque delta va perdiendo potencia. Cuando la dispersión de ómicron aumenta, tener la variante delta se va haciendo cada vez menos frecuente”, explicó el presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), Julio Pontet. Según el intensivista, es una “buena noticia” que “en un escenario teórico en donde la circulación de ómicron sea del 100%” los casos graves de covid-19 “sean menos”.

La competencia entre las variantes sucede cada vez que se introduce una con mayor potencia de contagio que otra y, tal como sucedió entre la p.1 y la delta, ahora la variante india tiene un competidor mucho más fuerte porque la ómicron procesó más de 50 modificaciones con respecto a la forma original del virus. Por eso es tanto más contagiosa, a pesar de que su comportamiento parecería no ser tan grave.

“El desplazamiento depende de muchas cosas, pero lo más importante es la situación inmunológica que tienen las personas”, dijo al respecto el director del laboratorio de genómica microbiana del Instituto Pasteur, Gregorio Iraola. La variante p.1 logró consolidarse como la dominante en Uruguay rápidamente “porque se encontró con población muy vulnerable y sin vacunación, o con muy poco porcentaje de dosis administradas”, pero en el caso de ómicron la cepa ingresó al país en diciembre cuando había “más barreras a superar como las vacunas y la inmunidad adquirida naturalmente”, explicó Iraola.

En este sentido, el científico dijo que “no es fácil de predecir” cuándo la nueva variante ganará esa competencia, pero “eventualmente todo será ómicron”.

Sin embargo, el virólogo Santiago Mirazo opinó que no está “tan seguro” de que ómicron logrará desplazar a delta en su totalidad porque las características que diferencian a las variantes podrían indicar que tienen capacidad de convivencia. “Sí se volverá dominante, pero no creo que llegue a tapar a delta por completo”, explicó. Según Mirazo, ómicron genera “nichos biológicos” para delta porque, a pesar de que se trata del mismo virus, delta tiene características que atacan más a la parte pulmonar y respiratoria. “Es como que dos animales se alimentaran de cosas distintas en un mismo lugar”, graficó el virólogo.

Con la confirmación de que las dos formas del covid-19 están circulando en Uruguay, es posible que una persona se reinfecte con mayor facilidad a causa de las diferentes variantes. Sin embargo, los especialistas consultados estuvieron de acuerdo en que es más probable tener una reinfección con ómicron después de haberse contagiado de delta y no en el sentido contrario. “La nueva cepa tiene mayor capacidad de evadir la respuesta inmune y pasar por encima de infecciones anteriores, entonces es probable reinfectarse con ómicron. Y, a su vez, la respuesta inmune causada por la variante protege contra delta, pero delta no tiene esa capacidad”, señaló Mirazo al respecto.

En cuanto a la inmunidad que genera ómicron frente otras variantes anteriores, el presidente de la SUMI dijo que ese es “uno de los principales argumentos de quienes piensan que vamos hacia la endemia del covid-19 durante este año” porque “si se logra dispersar en todo el mundo con una forma leve y además protege a las personas de las formas anteriores, se lograría una buena inmunidad colectiva”. En este sentido, Pontet señaló que “la gran pregunta” es cuándo y a qué costo biológico se dará esa situación endémica “por la cantidad de muertos y todos los que quedarán con secuelas características del poscovid” al infectarse.

Porcentajes en CTI.

Por su parte, Gregorio Iraola dijo que, más allá de los resultados preliminares de los pacientes del Hospital Español, una de las principales preguntas por responder es si el porcentaje de pacientes con delta en cuidados intensivos se corresponde con el porcentaje de circulación comunitaria de la variante, “porque un disbalance podría indicar que delta causa buena parte de los casos graves”. Aún no es posible profundizar en eso porque los científicos no han culminado su estudio referido a las variantes que están circulando en Uruguay hoy.

Más allá de que ambas formas del virus están presentes en el país actualmente, Iraola señaló que “está claro” que la ola de contagios es causada por la variante ómicron y no por la delta, que ingresó al país tras las vacaciones de julio de 2021.

Ómicron no circula 100% en ningún continente

Según la última actualización del monitor de la página Our World in Data, la variante ómicron no es la dominante en el 100% de los casos de covid-19 en ningún continente.

África es el lugar en donde circula la ómicron con mayor frecuencia y allí explica el 89% de los casos, mientras que el restante corresponde a delta. En el caso de Europa, el 63% de los contagios son por ómicron, un 34% por delta y un 3% por alpha.

Sudamérica es el continente que tiene la mayor variedad de cepas, según el monitor. En este continente ómicron aún no es dominante debido a que el 55% de los casos son causados por la delta. También hay ómicron, alpha y gamma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados