REBROTE EN EL NORTE DEL PAÍS

Endurecen las medidas sanitarias en Rivera ante 8 focos de coronavirus

El gobierno endureció las medidas sanitarias en Rivera tras detectar ocho nuevos focos de COVID-19 a menos de una semana de las elecciones departamentales.

ASSE realizará más de 300 hisopados; ayer hizo 135 y hoy seguirá con los locales comerciales. Foto: Mateo Vázquez
ASSE realizará más de 300 hisopados; ayer hizo 135 y hoy seguirá con los locales comerciales. Foto: Mateo Vázquez

La imagen se repite cada fin de semana: decenas de ómnibus con turistas llegan de compras a Rivera desde Brasil. La situación preocupa en el gobierno y ayer se anunció un endurecimiento de las medidas para evitar los contagios de coronavirus. Las mismas comprenden desde la realización de más de 300 hisopados aleatorios, hasta nuevas inspecciones que pueden incluir abultadas multas e incluso el cierre de locales.

Sin embargo, el ingreso de turistas a Uruguay no es la única situación que pone en alerta al Poder Ejecutivo. Las autoridades también encontraron que en Rivera hay distintos focos de COVID-19 vinculados a bailes en locales comerciales, a reuniones familiares y también a fiestas clandestinas.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) detectó ayer ocho focos de coronavirus en la ciudad de Rivera. Uno de ellos se registró en una confitería, otro en una escuela y otro en una iglesia, según sostuvieron fuentes políticas a El País.

Al día de hoy en Rivera hay 66 casos de coronavirus activos. Desde que comenzó la pandemia, en el departamento hubo 183 casos confirmados y dos muertos.

Frenar los contagios.

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, dijo ayer en conferencia de prensa que “hay un foco que se fue desmadrando”. Y dijo que lo que el gobierno quiere es “encapsularlo para que no siga creciendo”.

Tras encabezar un acto en el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed) de Rivera -en el que también participaron las autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), la intendenta Alma Galup y los legisladores colorados, Tabaré Viera y Marne Osorio-, Delgado que “el gobierno va a actuar con todo el peso de la ley en este caso” y que el principal objetivo es “cuidar a la gente”.

“No podemos por algunos irresponsables, o algunas situaciones de riesgo que no miden la capacidad de contagio, perder todo lo que fuimos ganando durante tanto tiempo”, insistió el secretario de Presidencia.

Delgado advirtió que “no hay ninguna situación ganada” y que Rivera tiene “una cantidad de focos por encima de lo normal que preocupan, y que deberían preocuparle a todos los habitantes de la ciudad”.

Quien también viajó a Rivera fue el ministro de Defensa, Javier García, que anunció que el Ejército brindará “apoyo comunitario” para ayudar sobre todo “en la tarea educativa y de prevención que es fundamental para contener la diseminación y eliminar” la propagación.

En paralelo, el Poder Ejecutivo se apresta por estas horas a comunicarse con el gobierno de Brasil para intentar desactivar la llegada de personas que cruzan para comprar en los comercios uruguayos.

Este fin de semana vinieron más de 1.500 personas en 76 ómnibus -con la mitad del aforo ocupado-, según datos de la Intendencia de Rivera a los que accedió El País.

Galup había señalado el sábado tras conocerse esta situación que la mayoría “llega a las cinco o seis de la mañana y se va sobre el mediodía. Vienen con el aforo disminuido, por eso son tantos ómnibus. Vienen a la mitad de la capacidad desde Brasil”.

Incluso contó que la llegada de brasileños se frenó cuando en el vecino país se solicitaba un comprobante de COVID-19 negativo y que a fines de agosto, tras levantarse esta medida, lo que sucedió “fue como una eclosión y una invasión de brasileños”.

Entre las medidas dispuestas por el gobierno, las autoridades anunciaron ayer que se pretende realizar más de 300 hisopados aleatorios -135 se hicieron ayer- “sobre todo en los lugares de mayor riesgo”, por ejemplo, en locales comerciales. “Yo sé que no es simpático pero es necesario, es imprescindible más que necesario”, remató Delgado.

ASSE realizará más de 300 hisopados; ayer hizo 135 y hoy seguirá con los locales comerciales. Foto: Mateo Vázquez
Foto: Mateo Vázquez

En caso de detectar irregularidades, el gobierno no descarta aplicar multas “que pueden ser muy gravosas”, cerrar establecimientos e incluso denunciar los casos en la Justicia.

“Hablamos con el fiscal de Corte para generar las acciones correspondientes a nivel de la Justicia”, comentó el secretario de la Presidencia.

Acuerdo con políticos.

Los nuevos focos de coronavirus ocurren a días de las elecciones departamentales del domingo. Para el diputado colorado y exintendente, Marne Osorio, esto podría afectar de alguna manera los comicios, dado que menos personas podrían estar dispuestas a concurrir a los circuitos electorales. Rivera es el único departamento en el que el Partido Colorado es favorito.

Mientras tanto, las autoridades departamentales y Salud Pública acordaron un protocolo sanitario que busca prevenir los contagios de coronavirus durante la elección. Entre las medidas adoptadas se dispuso “disminuir el número de personas que concurran a los comités políticos y solicitarles que las reuniones se realicen al aire libre y con uso obligatorio de tapabocas”.

También se dispuso evitar actos políticos con concurrencia masiva de público y se instó a que cada votante lleve su lista al cuarto de votación. Esta medida busca, sobre todo, agilizar los tiempos.

El plan también comprende a los vehículos que el domingo trasladarán votantes a cada uno de los circuitos. Entre ellas, se solicita extremar la higiene en las unidades, utilizar obligatoriamente los asientos traseros y llevar los vidrios bajos.

Delgado también dedicó unos minutos de la conferencia a las elecciones y llamó a los riverenses a “no transformar el día de celebración democrática en un día de aumento de contagios”.

El primer brote en Rivera fue en el mes de mayo. En junio el departamento superó a Montevideo en cantidad de infectados. Y en agosto hubo un nuevo brote. La cercanía con Brasil es la principal causa de que la situación se descontrole.

La temporada de verano, una prioridad de Lacalle

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, señaló que en poco tiempo el gobierno debe decidir qué hacer con la próxima temporada de verano.

“Se nos viene una decisión bien difícil, que atenta directamente contra una base económica importante del país como es el turismo”, dijo el mandatario en el marco del “Foro ABC España-Uruguay. Mirando el futuro”, a través de una videoconferencia en la que fue entrevistado por el director del diario español ABC, Julián Quirós.

El presidente explicó que no existen “las condiciones” para “asegurar” que cuando empiecen los meses de la temporada “se van a tener las fronteras abiertas con Argentina y con Brasil”.

En paralelo, anunció que el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) trabaja en el “Plan Verano” para evaluar “algún tipo de ingreso de turistas para que la temporada no sea un fracaso”.

Lacalle Pou explicó lo mismo que dijo la semana pasada: en caso de que la vacuna no esté lista para el verano, se estudiará si la apertura de hace por país, por región, o por países y regiones. También se estudiará si se pedirá que la gente se haga un test 72 horas antes de llegar al Uruguay y si además de esto se les pedirá que hagan una cuarentena.

El mandatario consideró que el sector turístico “ha quedado asfixiado” tras la irrupción de la pandemia de coronavirus.

Solo 12 infectados usaron la aplicación
Joven usando un celular. Foto: Shutterstock

Una de las primeras medidas tomadas por el gobierno de Luis Lacalle Pou una vez que la pandemia del coronavirus se instaló en Uruguay, fue la creación de una aplicación que permitiese llevar adelante un monitoreo de los casos, donde los usuarios pudieran avisar a su prestador si tienen síntomas y se enterasen de los pormenores de la enfermedad.

Poco después se agregó otra herramienta, una georreferenciación por la cual una persona puede ser avisada en caso de estar cerca de otra que tenga COVID-19.

Según datos a los que accedió El País, 573.311 usuarios descargaron la aplicación, llamada Coronavirus UY. Y de estos, 324.649 tienen activadas las alertas de exposición, para lo que se debe tener encendido el Bluetooth.

Sin embargo, según advirtieron fuentes del Poder Ejecutivo, solo 12 de los infectados con coronavirus compartieron su ubicación desde la aplicación.

Desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) sostuvieron a El País que esta cifra “es preocupante”, e instaron “a todos los que sean diagnosticados con la enfermedad a encender la alerta de exposición”. Además, señalaron que en los próximos días se hará un anuncio en este sentido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados