Salud

Disminuyó el gasto en medicamentos

Mutualistas y ASSE destinaron menos dinero del total disponible para comprar remedios.

Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

En medio de juicios de cientos de pacientes al Ministerio de Salud Pública (MSP) o al Fondo Nacional de Recursos (FNR) porque no pueden acceder a medicamentos costosos, el Observatorio del sistema de salud del Uruguay identificó que las mutualistas y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) destinaron menos dinero para la compra de fármacos del total del gasto promedio por usuario del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) durante 2015 con respecto a 2013.

Según el informe "Composición del gasto medio por individuo en el SNIS" que explica "cómo incide la atención ambulatoria y el medicamento", el gasto en medicinas en los proveedores integrales pasó de representar 7,9% en 2013 a 7,6% en 2015. La proporción de gasto destinado a medicamentos del total del gasto promedio por individuo fue de 8,7% en 2015.

El integrante del Observatorio y especialista en administración de servicios de salud, Gustavo Mieres, dijo a El País que "otros rubros de gasto han incrementado su participación más importante en el total de la institución". Para Mieres hubo una "disminución del peso relativo del gasto de medicamentos en el gasto total de la institución y eso no quiere decir que se haya gastado menos". Añadió que en términos de valores absolutos se gastó más porque en el caso de los prestadores privados se ha incrementado el número de afiliados". Según señalaron a El País, el rubro de pago de salarios tuvo un incremento en los últimos años.

Por su parte, para el director ejecutivo de la Cámara de Especialidades Farmacéuticas y Afines (CEFA), Daniel Garat, los datos confirman "la baja incidencia que tienen los medicamentos en el presupuesto del SNIS, independientemente de que se suele mencionar que son los laboratorios los responsables de los problemas de desfinanciamiento del sistema".

Rompiendo mitos.

Por otro lado, Garat dijo que el informe logró "romper el mito" acerca de que los medicamentos de alto costo suponen un gran problema para el SNIS y que implican "el peligro de que puedan desfinanciar el sistema y de ahí su retraso en ser incorporados al Formulario Terapéutico de Medicamentos (FTM) y al Fondo Nacional de Recursos (FNR). "Estos medicamentos adquieren su máxima expresión en la atención de las mujeres de 45 a 64 años no superando en el resto de los grupos el 1,5%. Y atendiendo al gasto medio por afiliado de todo el SNIS representan solo el 1,2%", sentenció.

El informe destaca que el gasto asociado a los proveedores integrales (que figuran bajo la denominación "ASSE+IAMC (mutualistas)" constituye el 93% del gasto promedio por individuo. Su peso relativo es mayor en las mujeres (casi 95%) que en los hombres (92%).

"Las mujeres, consumen y gastan en promedio más servicios financiados por los proveedores integrales y la situación inversa se verifica en el caso de las prestaciones del FNR" agrega el documento al que accedió El País. En ambos sexos las franjas en las que es menor la incidencia del gasto relativo a los prestadores integrales son las que quedan por encima de los 44 años.

Por otro lado, el grupo de personas mayores de 74 años, tanto en mujeres como en hombres, la incidencia del gasto realizado por prestadores integrales aumenta en términos comparativos respecto a lo que sucede en los grupos de 45 a 74 años. Observatorio de salud, Gasto en medicamentos, FNR

¿Cuál es el gasto según atención?

El informe muestra la composición del gasto que tienen las mutualistas y las unidades ejecutoras de ASSE en términos reales. El 55% del gasto medio por individuo corresponde a la atención ambulatoria a nivel de los prestadores integrales y el restante 45% a servicios de internación en estas organizaciones y a las prestaciones del FNR.

El gasto es mayor en los hombres

El informe también revela que el componente de prestaciones financiadas por el FNR, que en términos generales representa 6,5% del gasto medio por individuo, es más alto en los hombres (8%) que en las mujeres (5%). Por otro lado, el gasto medio de los prestadores integrales

en términos absolutos en el año 2016 por afiliada del sexo femenino fue 30% superior al de sus pares del sexo masculino. El informe agrega que en contrapartida, el gasto medio financiado por el FNR por afiliado hombre fue casi 23% más alto que el de las mujeres.

La semana pasada Qué Pasa informó que el MSP demora en promedio dos meses en cumplir las sentencias judiciales y entregar la medicación reclamada a pacientes que necesitan este tipo de medicamentos. De los 59 recursos de amparo que en lo que va del año hizo el Consultorio Jurídico de la Facultad de Derecho de UdelaR, demandando al MSP, no hubo una sola vez que el condenado cumpliera con la sentencia en tiempo y forma. Los jueces suelen otorgar entre dos y siete días, pero el ministerio tarda, en promedio, dos meses en acatar la orden del Poder Judicial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º