Emergencia sanitaria

Detectan leishmaniasis en más perros de Salto

Niña infectada fue dada de alta y el MSP fumigará su casa.

Algunas familias de los perros con leishmaniasis rechazan la medida del MSP. Foto: L. Pérez
Algunas familias de los perros con leishmaniasis rechazan la medida del MSP. Foto: L. Pérez

¿Qué haría usted si de la noche a la mañana se entera que debe sacrificar a su perro porque fue diagnosticado con leishmaniasis? La enfermedad infecciosa causada por un parásito y que puede ser mortal, genera gran incertidumbre en al menos una docena de propietarios de mascotas de Salto que ayer fueron notificados que sus perros tenían la enfermedad.

Mientras tanto, este lunes fue dada de alta la niña de 4 años, oriunda de Salto, que había sido infectada tras permanecer una semana internada en el Hospital Pediátrico del Pereira Rossell. Se trató del primer caso de una persona contagiada en Uruguay y determinó que las autoridades activaran nuevamente los protocolos sani- tarios.

Según informó el subsecretario de Salud Pública Jorge Quian ayer en una rueda de prensa, se dispuso la fumigación de la vivienda y de las cercanías. Por otro lado, ayer por la mañana, un equipo que realiza los análisis en los perros para encontrar el parásito, lo detectó en por lo menos una docena de canes. Según constató El País, el único equipo de Zoonosis que trabaja en la ciudad recorrió ayer cuatro cuadras y detectó en solo ese trayecto que 12 perros eran portadores de la enfermedad.

Quian admitió ayer en una rueda de prensa que "el MSP no ha sido lo suficientemente claro en las indicaciones" y que la leishmaniasis "es algo que queríamos evitar pero que en la experiencia mundial es muy complicado y difícil de hacer".

Si bien el insecto vector de la leishmaniasis, conocido como flebótomo, está en Salto y Artigas desde 2010, hasta ahora no se habían registrado casos en humanos.

En 2015, se constataron los primeros episodios de perros con esta enfermedad en la localidad de Arenitas Blancas, en Salto. En este sentido, los servicios de salud trabajan con el Sistema Nacional de Emergencias y los comités de emergencia departamentales en el seguimiento y control de los perros afectados, lo cual implicó sacrificar a alrededor de 800 animales.

"Se sabe que los perros infectados son los transmisores y por lo tanto la conducta es el sacrificio de los animales infectados. La población de Salto y Artigas ha respondido de manera inmediata, tenemos más del 90% de los perros positivos sacrificados pero obviamente queremos llegar al 100%", señaló Quian.

Paralelamente, el diputado del Partido Nacional Gastón Cossia, que es veterinario, convocó ayer a la Comisión de Salud al ministro Jorge Basso, porque considera que hay omisiones y se deben buscar responsables por el contagio de la niña de 4 años. La diputada por el Partido Colorado Cecilia Eguiluz también solicitará la comparecencia del secretario de Estado en dicha comisión. Según informó el propio ministerio, los síntomas de la enfermedad son: cuadro febril de más de 15 días sin otro factor que lo explique, adelgazamiento y anemia. En el examen físico se constata una hepato o esplenomegalia, es decir, el agrandamiento del hígado o del bazo y, con los exámenes paraclínicos, se concreta el diagnóstico.

Preocupación.

Fuentes médicas indicaron a El País que "no hay barreras sanitarias" para controlar el ingreso de perros con leshmaniasis al país. El año pasado, un can que vino desde España, fue diagnosticado con la enfermedad en Piriápolis, en Maldonado, una situación que activó todas las alarmas sanitarias.

Incertidumbre en familias que deben sacrificar a sus mascotas

Julio es el propietario de un perro en el barrio Cerro de Salto y contó a El País que la noticia de que su mascota debía ser sacrificada "fue un golpe muy duro". Explicó que "es un animalito muy querido por todos nosotros y es parte de la familia". Según supo El País, hay muchas familias que no están dispuestas a sacrificar a sus perros. Por eso, ya está establecido que en esos casos, actuará directamente la Justicia. Ayer, las autoridades reclamaron celeridad en el tratamiento de este tipo de casos. Julio dijo que empezó a notar que su perro tenía un comportamiento extraño, tenía las uñas largas con infección y cuando consultó a un veterinario, el profesional le sugirió que debía sacrificarlo.

En la Comisión Nacional Honoraria de Zoonosis, informaron a El País que en los últimos años se analizaron 15.000 perros en Artigas y Salto y unos 800 resultaron positivos tras los análisis de sangre. El punto crítico se encuentra en la zona noroeste de la ciudad de Salto a unos 500 metros del Río Uruguay, cerca del Parque Indígena, donde existe mucha maleza y hornos de ladrillos en plena planta urbana, constató El País. La semana pasada, la directora departamental de Salud, Cristina González, confirmó que el lugar en el cual la niña se contagió es una zona en la que se habían detectado varios perros positivos con leishmaniasis. Además, aseguró que la enfermedad ya se estaba diseminando por distintas zonas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)