LA MARCHA DE LA PANDEMIA

COVID-19: tres fallecidos diarios fue el pico durante el último mes

Expertos creen que Uruguay ya está cerca de una endemia. Para el director general de Salud eso ocurriría “en los comienzos del año 2022”.

Sala de CTI. Foto: Archivo El País
Sala de CTI. Foto: Archivo El País

Durante las últimas dos semanas, no hubo ningún día, excepto ayer, en el que más de una persona falleciera a causa del COVID-19. Yendo a lo que ocurrió en el último mes, el número máximo de fallecidos en un día fue tres. Esto ocurrió solamente en tres oportunidades: el 7 de setiembre, el 14 del mismo mes y ayer, seis de octubre.

Los números bajos de la pandemia hacen que ya no solo quede inmensa la comparación con respecto a lo que sucedía durante los primeros meses del año, sino también con respecto a otras enfermedades como la gripe, donde las muertes diarias en la época invernal superan a las que hoy tenemos por COVID-19. En este sentido, el director general de Salud del MSP, Miguel Asqueta, dijo a El País este domingo que es “esperable” que “la epidemia pase a otro estado epidemiológico que se denomina endemia” y eso ocurriría “en los comienzos del año 2022”.

Sin embargo, los expertos ya hablan de la endemia como un hecho. Según dijo a El País la infectóloga Susana Cabrera, con este tipo de virus “no hay un número concreto que determine el fin”, pero sí “se trabaja a partir de tendencias como la de las últimas semanas”. Cabrera explicó que “tendría sentido” que las autoridades dejaran de informar los casos diarios durante los próximos meses “cuando los contagios estén por debajo de 100”. “Se hará un informe para ver tendencias como con otras enfermedades, pero no es algo que ocupe el informativo central, ya pasa a tener otra importancia”, dijo.

Ese estado endémico, según Cabrera, “ya está llegando” y se define a partir de que no “se dispara la cantidad de casos ni tampoco hay olas de infección”.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Uruguay de Medicina Intensiva (SUMI), Julio Pontet, dijo a El País que en los CTI durante julio y agosto se empezó a ver un “comportamiento endémico después de la ola marzo-mayo” que se consolidó en la población general en octubre porque los casos graves dejaron de ser comunes.

“Como la prevención de la transmisión no es muy elevada, es muy difícil que el SARS-CoV-2 sea erradicado como fue la viruela y vamos a tener que ir aprendiendo a convivir con él. Para entonces, la población de no vacunados será un nicho reservorio de virus que puede llegar a determinar brotes aún en determinados grupos pequeños de personas o instituciones”, explicó Pontet.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados