LOGÍSTICA

Contratación masiva de vacunadores trae tensiones con MSP

Desde la Chlaep hubo algunos roces con el MSP por la voluntad de las autoridades sanitarias de realizar una logística vacunal muy distinta a la que se lleva adelante con otras infecciones.

Enfermera prepara una dosis de vacuna. Foto: Archivo El País
Enfermera prepara una dosis de vacuna. Foto: Archivo El País

La Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa (Chlaep) es desde hace más de 30 años el organismo encargado de toda la logística vinculada a las vacunas que se administran en Uruguay. Es por eso que esta institución público-privada viene trabajando codo a codo con el Ministerio de Salud Pública (MSP) en el plan de inmunización contra el COVID-19.

En el caso del nuevo virus, desde la Chlaep hubo algunos roces con el MSP por la voluntad de las autoridades sanitarias de realizar una logística vacunal muy distinta a la que se lleva adelante con otras infecciones. Según supo El País, esto se vio reflejado principalmente en la contratación masiva de vacunadores.

La estrategia del MSP mutó en abril cuando se intentó abrir todos los vacunatorios que fuera posible, sin importar la capacidad ociosa que se generase. Una fuente de la Chlaep dijo a El País que desde el organismo se dijo expresamente que estaban “en contra” de esa manera de operar, pues “no se solía trabajar de ese modo”. Entonces, cuando comenzó el plan de vacunación la Chlaep trabajaba con los 180 vacunadores que dependen del organismo y cobran un sueldo allí. Pasaron de trabajar seis horas diarias a 12. A su vez, la Chlaep ejerció el control sobre 1.400 vacunadores más que fueron contratados por el MSP a partir de abril y que cobran su sueldo a través del Fondo Coronavirus.

“Nosotros controlamos a todos los que el MSP quiso contratar. Si lo hacemos mal, los reclamos vienen para nosotros”, dijo la fuente en referencia a la dificultad de vigilar si una persona trabajó más o menos horas en un vacunatorio con capacidad ociosa.

Sumado al control de los vacunadores contratados para la vacunación contra el COVID-19, la Chlaep deberá pagar con fondos propios el sueldo de sus 180 vacunadores multiplicado por dos. En este sentido, seguramente se produzca un “atraso en la pago”, advirtieron desde la comisión, y ya se prevé que en octubre la institución pedirá una asistencia financiera adicional al MSP “porque con lo que hay no alcanza y tampoco hubo presupuesto adicional” para ellos este año.

Unos 500 de los 1.400 contratados adicionalmente en marzo ya no están trabajando debido al avance de la campaña de vacunación y al hecho de que más del 60% de la población uruguaya ya cuenta con las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19.

El total de vacunadores en el país, sin embargo, no se centraliza únicamente en la Chlaep ni el ministerio; muchos dependen de prestadores privados o de ASSE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados