ENCUESTA DE PREVALENCIA

Consultas médicas evidencian violencia

El 27,7% de las mujeres que consulta, sufre violencia doméstica.

Solo el 2% de los adultos dice que cambia de médico porque no queda satisfecho. Foto: M. Bonjour
Foto: M. Bonjour

El 27,7 % de las mujeres mayores de 15 años (casi 1 de 3) que se acercan a los servicios de salud para un control de embarazo, para tomarse la presión o por accidentes, entre otros motivos, sufrió algún tipo de violencia doméstica en el último año. El dato se conoció ayer a partir de la encuesta de prevalencia de 2013 que todavía está en vigencia, en el marco de la presentación del Manual Clínico de Atención de Salud para las mujeres que sufrieron violencia de pareja o sexual. Por otro lado, se conoció también que el 6,7% sufrió violencia sexual en el último año. A su vez, durante 2017, se atendieron más de 1.600 situaciones de riesgo en la salud.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, dijo que "el desafío es insistir en la formación y capacitación del equipo de salud además de en el cuidado a los equipos que hoy funcionan para atender los casos de violencia". Agregó que "el equipo intersectorial tiene el trabajo de insistir y reiterar para producir cambios ya que hacen que se instalen estás temáticas -violencia de género y de otro tipo- para establecer políticas que perduren".

Por su parte, Giovanni Escalante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), indicó que "tenemos que evitar todas las formas de violencia, en particular la violencia sexual". "Este manual es una de las herramientas para que los profesionales de salud estén más capacitados para detectar y combatir estas situaciones", señaló.

"Siendo el Derecho a la Salud un derecho inclusivo, la obligación del Estado no se circunscribe a la atención sanitaria, sino que incluye a los factores que contribuyen a que las personas puedan tener una vida saludable", indica el prólogo de la investigación que fue escrito por Basso. El secretario de Estado consideró que "la violencia en las relaciones de pareja y la violencia sexual, repercuten de forma directa y negativa sobre la salud y el bienestar de las personas". Su magnitud y relevancia en la realidad nacional así como los compromisos internacionales asumidos por el país determinan su integración en el plan de gobierno", agregó.

El manual está dirigido a integrantes del equipo de salud y busca"ayudar a brindar atención a las mujeres que han sufrido violencia; dicha violencia puede ser física, sexual o psicológica, infligida por una pareja u otra persona de su entorno".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º