SALUD

Cepa brasileña de coronavirus entró a Uruguay en marzo

Antes que este país ingresara al triste podio de quienes gestionaron peor la crisis, el virus que circulaba allí ya se había introducido en Uruguay.

Científico mirando por el microscopio. Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Brasil registra más de un millón de infectados y 54.000 muertos por COVID-19. Pero antes que este país ingresara al triste podio de quienes gestionaron peor la crisis, el virus que circulaba allí ya se había introducido en Uruguay.

A fines de marzo, en concreto, habría llegado a Montevideo. Pero a diferencia de lo que ocurrió en Rivera, donde también se trató de cepas provenientes de Brasil, en la capital no se ocasionó un brote.

En mayo, cuando se produjo el brote en Rivera, el ministro de Salud, Daniel Salinas, pidió la colaboración de los científicos uruguayos para que, mediante la secuenciación del genoma del SARSCoV-2, averiguasen si se trataba de cepas de circulación local o introducidas desde Brasil.

Tras el análisis de 14 muestras obtenidas de la ciudad de Rivera, en las que se secuenció el genoma del virus, los investigadores concluyeron que se trataba del linaje B.1.1.BR, de alta prevalencia en Brasil, y cuya introducción en el departamento norteño “ocurrió probablemente desde Brasil a finales de abril o inicios de mayo y generó el brote epidémico observado”.

Pese a ser una derivación del virus que circula en Brasil, “la mayoría de las secuencias virales detectadas en Rivera se caracterizan por tener cuatro nuevas mutaciones”. Esto, a priori, no significa que sea más o menos virulento. De hecho, esa cepa de Brasil procedería de Europa, habiendo pasado unas cinco mutaciones, y antes de Asia, a la que habría que sumarle otras diez modificaciones.

En el informe que los científicos presentaron al Grupo Asesor de Presidencia, explican: “Si bien los actuales test moleculares diagnósticos disponibles en el país detectan de manera adecuada las cepas procedentes de Brasil, será importante el monitoreo continuo de las mutaciones que ocurran en el genoma del virus como forma de ajustar los métodos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados