SALUD

Cayó la cifra de donantes de tejidos durante 2017

Hubo leve aumento de trasplantes de órganos en ese año

Pacientes donan sus órganos. Foto: Gerardo Pérez
Pacientes donan sus órganos. Foto: Gerardo Pérez

Desde 2013 todos los uruguayos somos donantes de tejidos y órganos, salvo que se exprese lo contrario. De todos modos, la donación de tejidos cayó un 5% durante 2017, un dato que preocupa a las autoridades de la salud.

Según un informe denominado "Logros 2017 por objetivos definido para el período 2015-2020" del Instituto Nacional de Donación y Trasplante (INDT), 533 pacientes recibieron el año pasado injertos de tejidos, cifra que representa un 5% menos con respecto a 2016.

De acuerdo al informe, en lo estrictamente asistencial, se debe "aumentar en cantidad y calidad el número de prestaciones para atender las necesidades crecientes de trasplante de órganos, tejidos, células y medicina regenerativa".

Por otro lado, mejoró "levemente" la procuración de órganos en general. Es que 169 pacientes recibieron trasplantes de órganos, lo que representa un incremento de 11% con respecto a 2016.

En este sentido, el informe del instituto destaca que se registró un incremento de 100% con respecto a los trasplantes pulmonares: seis pacientes, en la mayoría de los casos con donación bipulmonar, informó a El País la directora del INDT, Milka Bengochea. A su vez, hubo un aumento en la cantidad de trasplantes de progenitores hematopoyéticos, es decir de células madre que generan distintos tipos de células sanguíneas: glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

En 2017 hubo seis trasplantes de progenitores con donante no emparentados de Bone Marrow Donor Worldwide (Red mundial de Donantes de Médula Ósea) mientras que el año anterior, se realizaron tan solo cuatro.

Actualmente hay 443 pacientes en lista de espera y durante este año ya hubo 27 trasplantados de los cuales 12 requerían un riñón. Bengochea explicó que desde la implementación de la ley de 2013 se registraron avances con respecto a la importancia de la donación de órganos; "cambia la forma de trabajar ya que ahora nos preparamos con mucho más tiempo para una donación", explicó.

Los tiempos de espera de cada paciente dependen del tipo de órgano que se busca; por ejemplo, explicó que el tamaño de un corazón es vital para ser recibido por un niño. Bengochea dijo que actualmente hay tres pacientes pediátricos que esperan por un corazón y que "es diferente si el niño tiene cinco años o más ya que estos últimos se comportan como adultos por la correspondencia de tamaño".

En todos estos casos la correspondencia del tamaño del órgano es de vital importancia; no así en los trasplantes renales ya que "se puede utilizar un riñón de un adulto en un cuerpo de un niño". Los médicos entienden que en todos aquellos casos de trasplantes cardíacos, la diferencia entre un órgano y otro no puede superar el 25%.

A partir de un análisis de los especialistas desde 2008 a la actualidad, 21 niños estuvieron en lista de espera; de ellos, 13 eran más pequeños y ocho de más de cinco. Según se informó, de estos últimos se trasplantaron un 75%.

El INDT es el que se encarga de llevar a cabo la coordinación necesaria para que una persona sea trasplantada en menos de 12 horas, luego de que el donante falleció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)