Salud

Cambios en policlínicas indignan a los usuarios

ASSE prepara plan para “reorganizar” centros en Montevideo.

Reforma: la Red de Atención Primaria (RAP) de ASSE relocalizará algunas policlínicas barriales en Montevideo. Foto: Ariel  Colmegna.
Reforma: la Red de Atención Primaria (RAP) de ASSE relocalizará algunas policlínicas barriales en Montevideo. Foto: Ariel Colmegna.

Lucía, su madre, sus hijos y ahora sus nietos tendrán que recorrer unas 18 cuadras para poder visitar a un médico o a un dentista en la policlínica más cercana. Es que la decisión de la Red de Atención Primaria (RAP) de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) de cerrar la policlínica de Carrasco Norte en un plan para reorganizar las policlínicas en algunos barrios de Montevideo, indigna a los más de 200 usuarios que solían atenderse allí.

La situación no es aislada. También ocurrieron casos similares en otros centros de atención pública en la capital. Sin embargo, la directora de la Regional Sur de ASSE, Virginia Longo, explicó a El País que el directorio evalúa la "reorganización de servicios" de policlínicas y centros periféricos pero "no implica un cierre" de los mismos, sino un reagrupamiento según las necesidades de los usuarios. Según supo ayer El País, el proyecto está a estudio del directorio de ASSE.

La RAP tiene 14 centros de salud, seis de ellos con servicio de urgencia y 95 policlínicas distribuidas en diferentes barrios de Montevideo. Por otro lado, hay 21 policlínicas que dependen de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) en cogestión con ASSE. Actualmente en la RAP trabajan 552 médicos especializados en las más diversas áreas como pediatría, ginecología, odontología, generales o de Medicina Familiar y Comunitaria. El proyecto forma parte del objetivo de la reforma de la salud que busca "cambiar el modelo de atención" para que los usuarios ingresen al sistema a través del primer nivel de atención y no concurran directamente a las puertas de emergencia o urgencia.

En este modelo, el médico cumple un rol fundamental ya que es quien acompaña a la familia durante toda su vida. "Para mí es horrible, significa un cambio horrible, mucha gente que tiene niños y gente mayor, ahora tiene que movilizarse", dijo Lucía a El País antes de participar de un intercambio entre vecinos de Carrasco Norte que buscan ser recibidos por el presidente del directorio del organismo, Marcos Carámbula.

"En los lugares que no es necesario, no habrá policlínicas (...) nos podemos equivocar", apuntó Longo. Añadió que no es que se cierren policlínicas y se abran otras sustitutivas a metros de distancia, sino que en muchas ocasiones se "potencian" para brindarle más servicios a los usuarios. Por ejemplo, la RAP decidió descentralizar la gestión en el centro de salud de Cerro y otorgarle más recursos a la policlínica periférica de Paso de la Arena.

La RAP ya cuenta con los 50 millones de pesos necesarios para llevar adelante su plan de obras para el período 2018-2019. La directora señaló que se remodelará el centro de salud del Cerro, se refaccionará el centro de salud de Paso de la Arena, la ampliación del centro de salud "Dr. Antonio Giordano" en el Cerrito, se construirán nuevas policlínicas y se mejorará el centro de salud "Monterrey" en la Barra de Carrasco.

Caso Carrasco.

Luego de 60 años de servicio, el 8 de junio cerró sus puertas la policlínica Lancasteriana de Carrasco Norte ubicada en la calle Máximo Tajes, entre Lancasteriana y Capri. La RAP fue cerrando paulatinamente los servicios, primero fue la farmacia, luego el centro vacunatorio y más tarde odontología. El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) manifestó su preocupación por la situación. En un comunicado, el gremio médico señaló su "disconformidad con la forma en que se operan estos cambios sin participar a los actores involucrados, más teniendo en cuenta las gestiones que estábamos haciendo para mejorar la atención de esa policlínica".

La segunda reforma de la salud que impulsa el gobierno tiene como principal objetivo la atención de los usuarios en el primer nivel de atención. Se pretende realizar un acompañamiento de todos los pacientes para lo que es sustancial la "territorialización" que según entienden permita alcanzar a los usuarios.

Rechazan "plan de cierre" de instituciones

El diputado del Partido Nacional, Juan José Olaizola dijo a El País que "el cierre de la policlínica de Carrasco se enmarca en un programa de ASSE para cerrar policlínicas periféricas y consultorios comunitarios". Según señaló: "De esta forma, casi 200 vecinos dejarán de contar con una profesional especializada en Medicina Familiar y Comunitaria, que atendió cuatro generaciones de vecinos en esa zona, en casi 30 años de servicio. Dichos usuarios contaban con una verdadera médica de cabecera, que conocía sus historias clínicas, y que atendía a sus pacientes en el día o al día siguiente en casos que lo ameritaran". El legislador indicó que la decisión "es un notorio retroceso, y redunda en una pérdida de calidad de atención para esos usuarios, a quienes se les obliga a trasladarse a una zona distante de sus hogares, donde no podrán acceder a los servicios médicos que usufructuaron hasta el momento con la misma rápidez". Por otro lado, el legislador rechaza la opción dipuesta por ASSE para que los usuarios se trasladen a la policlínica Arroyo Carrasco, ubicada en Acosta y Lara, recientemente inaugurada. "Esta nueva policlínica no está preparada para recibir este volumen de usuarios, quienes de optar por atenderse allí, obligarían a crear listas de espera, perjudicando a los usuarios que al día de hoy se atienden en ese centro de salud", añadió.

"El motivo económico, el único elemento que ha trascendido como razón para el cierre de esta policlínica, no sería de recibo en este caso", apuntó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)