HAY DECENAS DE AISLADOS

El brote de COVID-19 en Tacuarembó es por mujer de Rivera que llegó a cuidar a familiar

El intendente José Omar Menéndez señaló a El País que “la situación está controlada” dado que “se siguió el hilo de todos los contactos y se esperan los resultados”.

Test de coronavirus. Foto: EFE.
Ayer había 792 personas cursando el COVID-19, y de ellas, 12 se encontraban en cuidados intensivos. Foto: EFE

Se cumplieron los pronósticos de los expertos. Uruguay superó los 100 casos diarios de coronavirus ayer. Lo hizo en el marco de un nuevo brote en Tacuarembó (con 16 personas cursando la enfermedad) y del sostenido número de infectados en Montevideo (449) y Canelones (105).

El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) notificó pasadas las 20 horas de ayer que se registraron 104 pacientes positivos. También confirmó la muerte número se 68, un hombre de 91 años de Montevideo. Del total de casos confirmados, 58 corresponden a Montevideo, 14 a Canelones, 10 a Colonia, siete a Tacuarembó, cinco a Cerro Largo, tres a Artigas, dos a Maldonado, dos a San José, uno a Rivera, uno a Salto y otro a Soriano. En total se hicieron 4.128 test.

Las autoridades de la salud confirmaron un nuevo brote del virus en Tacuarembó, el que mantiene a decenas de personas aisladas a la espera de ser hisopadas. Este se originó luego de que una mujer infectada que llegara desde Rivera a cuidar a un familiar enfermo, contagiara a parientes y a personas con las que coincidió en una iglesia evangélica. También participó de un velorio, cuyos concurrentes fueron todos aislados.

El intendente tacuaremboense, José Omar Menéndez, señaló a El País que “la situación está controlada” dado que “se siguió el hilo de todos los contactos y se esperan los resultados” de los exámenes. La Intendencia suspendió ayer todos los velatorios y las actividades protocolizadas.

Ayer había 792 personas cursando el COVID-19, y de ellas, 12 se encontraban en cuidados intensivos y una en cuidados intermedios, indicó el Sinae.

Visita presidencial.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, llegó ayer junto al secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, a Melo, capital de Cerro Largo, tras un brote del virus que mantiene a 76 personas enfermas.

Luego de encabezar el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecod), el presidente llamó a la ciudadanía a tener una “convivencia solidaria”, de modo que la enfermedad no se propague entre la población.

También realizó un llamado de atención de cara a la temporada. “Todos sabemos que se viene el verano, hay más movimiento, hay más movilidad, no solamente dentro de los departamentos, y el control siempre se dificulta, hasta ahora la libertad responsable ha tenido su relativo éxito gracias a la conducta de los uruguayos”, indicó el mandatario.

Lacalle Pou y el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, llegaron ayer a Melo tras un nuevo brote de COVID-19. Foto: El País
Lacalle Pou y el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, llegaron ayer a Melo tras un nuevo brote de COVID-19. Foto: El País

Es que más allá de haber destacado las políticas del gobierno en el control de la pandemia, Lacalle Pou reconoció la “actitud de los uruguayos”.

Mantener la presencialidad.

En relación a la enseñanza, el presidente se mostró a favor de continuar con la presencialidad y no hacer lugar al petitorio de colectivos docentes del departamento de Cerro Largo, los que le entregaron una nota en la que advirtieron que la asistencia de alumnos a clases presenciales es de entre un 10% a un 20%.

“El resto no está concurriendo a clases y tampoco recibiendo clases virtuales”, dijo a El País un profesor de la UTU de Melo, Jorge Da Rosa.

Lacalle Pou, por su parte, señaló que este “ha sido un año complejo” debido a la emergencia sanitaria y envió un mensaje a todas las familias: “Envíen a sus hijos al escuela porque hoy tenemos confianza en las autoridades sanitarias y en las autoridades educativas”.

La preocupación del presidente

Además del nuevo coronavirus, hay otro tema que inquieta al presidente de la República, Luis Lacalle Pou: la sequía. En Melo, el mandatario señaló que se acuesta mirando los números del COVID-19 y se levanta con el pronóstico del tiempo. “Hay una preocupación muy grande en el sector agropecuario por la falta de lluvias”, remató el mandatario.

El ministro Daniel Salinas pide “juntarse menos”
Daniel Salinas, ministro de Salud Pública. Foto: Darwin Borrelli.

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, pidió a la población que participe del menor número de reuniones posibles y que en caso de tener que hacerlas, las realice en “grupos reducidos” para tratar de evitar la propagación del coronavirus.

“Hoy no te hablo como ministro, sino como padre, como padre de cuatro jóvenes y adolescentes”, comienza Salinas en un video que se publicó ayer en la cuenta de Twitter el Ministerio de Salud Pública. “Nada de lo que hoy hemos conseguido en conjunto habría sido posible sin tu participación, sin tu actitud”, señala el secretario de Estado mirando a cámara.

Y en el mismo sentido apunta que “para poder seguir disfrutando del trabajo, de la educación y de la libertad solidaria”, lo ideal es juntarse menos. Llama a hacerlo en “grupos reducidos, con amigos o conocidos” y recomienda no compartir mate, botellas ni vasos. Salinas añade que de cumplirse con todas estas recomendaciones se logrará “entre todos aplanar la curva de casos y llegar de mejor forma al verano”. “Cuento contigo y muchas gracias”, remata su mensaje en un video que el retuiteó desde su propia cuenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados