INFORME DEL MSP

Aumentan casos de COVID-19 en menores de 15; contagios "se van desplazando a la población no vacunada”

El infectólogo Álvaro Galiana explicó que está ocurriendo en Uruguay lo que sucede en todo el mundo con la llegada de la cepa Delta y dio su opinión sobre la vacunación de niños desde los tres años.

Niños con tapaboca en clase. Foto: Unsplash
Niños con tapaboca en clase. Foto: Unsplash

El Ministerio de Salud Pública (MSP) dio a conocer este miércoles el último informe sobre el impacto del COVID-19 en menores de 15 años en Uruguay y un dato se destacó en la comparación con la anterior medición: el 7 de setiembre había 13 casos activos en esa franja etaria y el 30 de ese mes se registraban 268. “Es importante el aumento, y es lo que está pasando en el mundo”, dijo a El País el infectólogo y director del Hospital Pereira Rossell, Álvaro Galiana.

“Lo que estamos viendo es que los porcentajes de infectados son mayores en los menores de edad (de 15 o de 18 años). Paulatinamente, se va desplazando hacia un aumento de casos en menores de 12, que es la población no vacunada. Cuando se mira en porcentaje se ve que está aumentando”, explicó.

Además, Galiana recalcó que preocupa que el contagio de menores aumenta en números absolutos: “Empiezan a dar positivo los chiquilines en la medida en que los adultos no se infectan tanto. Aumentan más los casos de los menores, porque en general son los no vacunados”.

El especialista resaltó que, afortunadamente, no se ve un aumento sustancial de casos graves en niños que requieran pase a CTI y, de hecho, señaló que no tiene noticias de que actualmente en Uruguay haya niños en esa situación. De todos modos, remarcó que “sigue siendo un problema, porque en la medida en que aumentan los casos de niños y adolescentes infectados, las excepciones, que son los casos graves, pueden crecer también”.

Galiana enfatizó en la importancia de la llegada de la cepa Delta, que tiene una carga viral mucho mayor (más de 1.000 veces superior a las otras cepas) en el individuo que porta el virus, “por lo que la posibilidad de difundir e infectar a otras personas es mayor”. “Y si se infecta a otras personas vacunadas, en general será una enfermedad leve o asintomática, pero si es a personas no vacunadas entramos en zona de riesgo”, apuntó.

La nueva variante del coronavirus cambió una creencia que se tenía arraigada al comienzo de la pandemia, que era que “los niños no contagiaban tanto”. “Con la Delta eso quedó en discusión”, dijo el infectólogo, y señaló que “la capacidad de reproducción del virus en las vías aéreas del niño o adolescente es más elevada y la eliminación del virus que tienen es mayor”.

“Estas son cosas que se van constatando con los cambios epidemiológicos, no es algo fijo. No es que se estuviera equivocado cuando se decía que los niños infectaban menos, es que fue variando”, explicó.

Actualmente, de hecho, en Estados Unidos y en el Reino Unido, también está aumentando el porcentaje de niños y adolescentes infectados, “y la capacidad de contagiar unos a otros es mayor porque predomina la cepa Delta”.

“Esperemos que acá no llegue eso”, dijo Galiana, y remarcó que para evitarlo hay dos puntos clave: la vacunación y mantener (en particular con la cepa delta) en áreas cerradas una buena ventilación, circulación de aire y uso de tapaboca.

Consultado sobre la posibilidad de que Uruguay vacune a niños desde los dos o tres años, como se hace en otros países, dijo que “es una muy interesante experiencia que se está haciendo en países como Chile” y se está evaluando. “Si me preguntan hoy, terminando las clases y empezando los calores, diría que no es la prioridad 1. Vamos a ver qué pasa para marzo o abril del año que viene, que es la problemática que están teniendo en Estados Unidos, porque empieza el frío, tienen que estar en lugares cerrados y empiezan las clases”, afirmó.

Ahora, en Uruguay, se puede pedir que en los salones de clases tengan las puertas abiertas o que los niños un poco más grandes usen tapaboca cuando están dentro del salón, dijo el especialista.

Informe del MSP

El documento dado a conocer este miércoles indica que en menores de 15 años se registraron tres muertes desde que se identificaron los primeros contagios, en marzo de 2020. De un total de 57.315 casos (736 más que el penúltimo informe), 490 requirieron internación y, de ellos, 73 ingresaron a cuidados intensivos (tres más que en la medición anterior).

Montevideo registra la mayor cantidad de casos confirmados de COVID-19 hasta esa fecha de setiembre (25.361), mientras que Canelones se ubica en segundo lugar con 8.592 casos y en tercer lugar se encuentra Maldonado, con 2.650 casos en toda la pandemia. Flores fue el departamento que registró menos casos confirmados en menores de 15 años (287).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados